add this print this page

ESL In The Kitchen

Aprender ingl├ęs cocinando

December 2006
Si ya tiene lugar en un curso de ESL pero quiere aprender más inglés para poder encontrar trabajo en el servicio de comida, el curso ESL In The Kitchen es perfecto para usted. Fundado por The Center of the Square, un centro de la comunidad de Poughkeepsie que ayuda mucho a los inmigrantes del mundo hispano, la clase sirve para dar lecciones de inglés y también para enseñarle a los estudiantes a cocinar unas cuantas cosas típicas de la cocina americana.

En cada clase hay un tema diferente que se enfoca en diferentes tipos de la comida que se come en este país: la comida italiana, asiática, mediterránea y también unos desayunos y postres típicos de aquí. La mejor parte es que se come todo lo que está hecho después de la lección por un precio muy bajo. Cada clase es dictada por Erica Kastel, una mexicana nativa con mucha experiencia en las artes culinarias. Ha trabajado en hoteles y, lo más importante, ha sido la directora ejecutiva para unos servicios de banquetes en México. Da clases con la ayuda de Michelle Durán, una diplomada del Culinary Institute of America, originaria de la República Dominicana, para poder pulir el inglés hablado y escrito de los estudiantes si les gustaría conseguir trabajo y también para que todo el mundo aprenda en un ambiente relajado lleno de comida fantástica.

Durante siete clases, Erica y Michelle quieren que los estudiantes salgan con un mejor conocimiento del idioma y las costumbres estadounidenses para que puedan tener el éxito que han tenido ellas en este campo del trabajo. La verdad es que se aprende mucho en este programa, no sólo de cocina, pero también porque Erica recalca la importancia de la cooperación entre grupos pequeños.

Un buen método

Tuve la oportunidad de observar una clase en octubre y verdaderamente, este hecho me impresionó. Aunque la clase empieza con una lección del vocabulario de la comida que van a hacer con todos los estudiantes juntos, todo el mundo se divide después de la primera hora para que cada uno haga una receta. Según Erica, la división de los principiantes tiene una ventaja muy importante. Lo más esencial es la interacción entre sí. Sin instrucciones para preparar la comida en la lengua castellana, cada persona se esfuerza en intentar entender las instrucciones inglesas con la ayuda de los demás compañeros. Si los que no tienen problemas con el vocabulario ayudan a los otros que no lo entienden bien, cada persona va a aprender más si la lección de Erica se repite más veces. Tiene razón.

Yo también, como Erica, fui grupo tras grupo para ver el progreso del aprendizaje. Aunque las palabras eran nuevas, todo el mundo trabajó con una gran pasión para memorizar el sentido de ellas y perfeccionar sus pronunciaciones. Si alguien tenía un problema, su compañero le ayudaba a dar una buena definición del término y en decir la pronunciación correcta y hacía que la repitiera. Me alegré de ver la mejora que hubo en cada persona a causa de practicar así y también de ver a todas las personas gozar la cena después. La merecían después del trabajo que hicieron para que fuese posible.

     Si todo eso le interesa y quiere mejorar sus habilidades de hablar el inglés de una manera diferente a todas las demás y si quiere cocinar y cenar con buena gente sobre buenísima comida, contacte a Erica Kastel al (845) 797 6451. Las clases se reúnen los martes a las 5.30 de la tarde y terminan a las 9.00 en Christ Episcopal Church entre las calles Academy y Barclay en Poughkeepsie. Atender cada clase cuesta $5 sin propósitos religiosos. 




back to top

COPYRIGHT 2006
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.