add this print this page

La Navidad y las familias separadas

Por Olga Maritza Salazar
December 2021
La temporada de fiestas navideñas es una de las fechas más bonitas del año, y acostumbramos a celebrarlas en familia, pero con todas las diferentes situaciones que actualmente pasan en la sociedad se ha incrementado la separación del clan familiar. Las causas pueden ser el divorcio de los padres, la inmigración de un hijo, o la pérdida de un ser querido, por lo que tenemos que prepararnos emocionalmente y darle valor al resto de nuestra prole para enfrentar estas situaciones, según sea el caso.
 
Si una pareja está enfrentando un divorcio, debe tener en claro que la separación de ellos no ha roto el vínculo familiar y que los padres deben tener una relación respetuosa y colaborativa, de esa manera podrán organizarse para las diferentes celebraciones que están por venir. Si se decide que la nochebuena los niños pasen con la madre, entonces el día de Navidad podrían disfrutarlo con su padre, o si pasan la navidad con mamá, entonces el año nuevo les toca con papá. Lo importante es que los padres no discutan, y que sus hijos los vean conversar y preguntarles su opinión sobre alguna decisión que se va a tomar referente a los días de celebración y los planes que se hagan con los niños.

Pónganse de acuerdo en los regalos que se les va a dar a los pequeños, que ninguno de los progenitores trate de opacar al otro comprando obsequios caros. En todo momento brinden apoyo a sus hijos y gasten tiempo juntos, haciendo regalos manuales para la familia incluyendo a su expareja, así los niños puedan apreciar esos detalles de cariño familiar que siempre permanecerá en el hogar.

En el caso de que uno de los padres o uno de los hijos mayores se encuentren ausentes, las fiestas no serán las mismas. Pero el resto de la familia debe ser optimista ante él y enviarle su mejor energía, y con mayor motivo si está de inmigrante en un país lejano, extrañando el estar participando de la celebración navideña junto a sus hijos o sus padres y hermanos. Se puede programar una sesión por Zoom para que vea a toda la familia, o también crear un blog interactivo con los amigos y familiares para que participe de la reunión que se esté llevando a cabo y no se sienta tan distante. También se le puede sugerir que en el día de Navidad visite un hogar de ancianos de la zona por donde vive y colabore en alguna actividad que se lleve a cabo en ese centro. El sentirse útil con los necesitados aligera la depresión que pueda estar atravesando por la separación familiar.

El tener contacto con un grupo de compatriotas que tienen similares costumbres y comida ayuda mucho a no sentirse tan solo en el extranjero y eso puede ser otra alternativa en las fiestas navideñas.

Las navidades pueden resultar muy difíciles para las familias en las que se perdió a un ser querido, sobre todo para los niños que quedaron huérfanos de alguno de sus progenitores. En esta situación a veces es más doloroso los días previos a las fiestas, que la fecha en sí. Por todos los preparativos que conlleva, lo mismo que ver a otros niños disfrutar del amor y la atención de sus padres agudiza el sentimiento de pérdida en el niño afectado, y lo único que se le puede ofrecer es muestras de amor y cariño, además un apoyo incondicional y respeto por el proceso de su dolor.

Por todas estas situaciones mencionadas, debemos valorar mucho si se tiene a la familia unida, y que ninguno de los padres o hijos se encuentren ausente, además de gozar de buena salud y tener una casa en donde vivir, solo debemos agradecer a la vida que con todo esto ya es Navidad.
 back to top

COPYRIGHT 2021
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.