add this print this page

Recursos tras las rejas

December 2021
¿Crees que las personas en prisión tienen suficientes recursos para sobrevivir la vida de convicto y restablecerse al cumplir su condena? En Estados Unidos, específicamente en Nueva York, existen varios programas destinados a ayudar a las personas cumpliendo condena a utilizar su tiempo de una manera productiva mientras están tras las rejas.

 
Entre otras organizaciones, el programa de la universidad Bard llamado Bard Prison Initiative (BPI por sus siglas en inglés), la Iniciativa de Bard en la Prisión, ha revolucionado el sistema de encarcelamiento en Nueva York al ofrecer a los convictos educación superior gratuita que usualmente solo se ofrece a las personas más favorecidas que pueden pagar por ella.

BPI comenzó en el año 1999 por iniciativa de estudiantes de pregrado de Bard College y su primera promoción fue establecida en 2001 con 16 estudiantes inscritos. Actualmente, BPI funciona en seis prisiones de Nueva York (cinco de hombres y una de mujeres), recibe al menos 300 estudiantes al año y ofrece más de 160 cursos de los que los convictos pueden elegir una carrera. Uno de los principales objetivos de BPI es facilitar el acceso, reducir los costos y corregir las inequidades en la educación superior de los Estados Unidos. Los estudiantes de BPI describen la experiencia como un cambio de 360 grados en sus vidas. El programa no sólo los desafía intelectualmente, también les proporciona un espacio seguro en el cual pueden usar su tiempo productivamente. 

“Llegué a la prisión cuando tenía 16 años en el 2005. Un amigo mío prácticamente me obligó a
entrar al programa y francamente ese ha sido el gesto más amable y compasivo que alguien
ha hecho por mi”, Giovannie Hernández, estudiante preso inscripto en la carrera de literatura.

Las prisiones en Estados Unidos están diseñadas para reprender a todo el que haya infringido la ley. Sin embargo, BPI desafía el sistema de encarcelamiento actual al sugerir una alternativa educacional que, a largo plazo, genera un impacto positivo en las comunidades de Nueva York.

“He estado en prisión por 13 años, y de mi experiencia les puedo decir que la prisión está aquí para castigarnos. No está para rehabilitarse o para crear seres humanos productivos. Simplemente no es así”, Rodney Jones, estudiante de BPI.

Entre otros programas que ofrecen recursos a las personas encarceladas se encuentran:

Programa de libros para la prisión. (Book Prison Program)
Este programa se encarga de enviar libros a personas en prisión ya que la mayoría de las cárceles no permiten que familiares y amigos envíen libros a las prisiones. Fue creado en 1972 con la intención de generar una igualdad al acceso al desarrollo político, espiritual y educativo que los libros pueden ofrecer. Más de 10,000 convictos al año se benefician de este programa. También proporcionan diccionarios y guías de HSE (GED).

Centro de derecho abolicionista. (Abolitionist Law Center)
El ALC es un conjunto de abogados de interés público inspirado en la lucha de los prisioneros políticos y politizados, y organizado con el propósito de abolir el encarcelamiento masivo basado en la raza y la clase en los Estados Unidos. Para lograr este objetivo, el ALC entabla litigios en nombre de las personas cuyos derechos humanos han sido violados en la prisión, produce programas educativos para informar al público en general sobre los males del encarcelamiento masivo y trabaja para desarrollar un movimiento masivo contra el sistema penal estadounidense. 

Comité de acción para mujeres en prisión.
El Comité de Acción para las Mujeres en Prisiones aboga por el trato humano y compasivo de todas las mujeres encarceladas en todo el mundo y trabaja por la liberación de todas las mujeres encarceladas injustamente, incluidas las reclusas que no representan ningún peligro para la sociedad. También se esfuerzan por reducir la dependencia excesiva del encarcelamiento cambiando el enfoque del castigo a la rehabilitación y la justicia restaurativa. 


 back to top

COPYRIGHT 2021
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.