add this print this page

El reencuentro

Por Dora Inés Grosso García
July 2021
Este es el momento más esperado por la mayoría de las personas, después del aislamiento que tuvimos que vivir por las circunstancias del COVID-19. 

 
Es muy alentador saber que poco a poco, se ha ido abriendo la oportunidad de volver a ver a los amigos, a los familiares que están lejos, a los compañeros laborales, poder ir a eventos y a las actividades sociales que nos gustan. 

¿Sabías que estar aislado de la sociedad, afecta al cerebro y las emociones?  
Los neurobiólogos, han estudiado este fenómeno hace muchos años y recomiendan que las personas se relacionen con los demás para mejorar la capacidad intelectual, la creatividad, la capacidad de logro, entre otras.  En el campo emocional mejora la capacidad de disfrutar, potencia la alegría, la tranquilidad y la capacidad de expresar los sentimientos.

Los niños y niñas que están en contacto con más personas, además de su mamá y papá, pueden aumentar sus habilidades cognitivas y sociales, por esto es muy importante que tengan encuentros con sus pares y familiares para desarrollar el lenguaje, la memoria, la creatividad y la atención. También amplía su marco moral y ético, adquiriendo principios y valores con la socialización, entre otras potencialidades.

El reencuentro es un momento necesario y maravilloso. Es la oportunidad de apreciar a todas las personas de nuestras vidas, es la posibilidad de perdonar y liberar las discordias, y valorar a aquellos seres que nos acompañan, en nuestros entornos, las maravillosas personas que nos atienden en los supermercados, en los restaurantes, en todos los lugares por donde nos encontremos.  

Para este momento es necesario liberar el miedo, y restablecer la confianza en sí mismos y en los demás, también abrirnos a nivel espiritual, para sanar, reconciliarnos con la vida que es maravillosa, cambiar la visión aterradora del pasado y dar lugar a nuevos valores, como el amor incondicional, la unidad, la responsabilidad y el cuidado.

El reencuentro es un momento mágico de Amor pleno, es momento de dar gracias por nuestra salud y gozo, y replantearnos el presente y el futuro.  Recordemos que, si queremos que este mundo cambie, la diferencia la hacemos nosotros con una actitud amorosa y generosa.  Podemos crear una realidad de cadenas de prosperidad: es el amor que se da y recibe para prosperar.

Gracias por seguir cultivando el amor en todas partes.
*Dora Inés Grosso García es psicóloga holística, doraigross@hotmail.com back to top

COPYRIGHT 2021
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.