add this print this page

Buen gusto

"La verdad es la justicia", entrevista a Alba Eiragi Duarte

Por Nohan Meza
March 2021
Alba Eiragi Duarte es una poeta paraguaya indígena, perteneciente al grupo Avá- guaraní, con sangre Aché. Es docente, cantante, agricultora, trilingüe, viuda, madre, abuela, y bisabuela. También es la primera mujer indígena en formar parte de la sociedad de escritores del Paraguay. Esta entrevista explora la palabra de la mujer, la naturaleza, y el futuro de los jóvenes.
¿Cuál es el papel de la mujer en la sociedad?
Las mujeres valoramos mucho la vida, el ser, ya que somos las que traemos las familias. Y también la lengua. Porque a través de nuestra lengua nosotros nos comunicamos, nos amamos, nos reímos. Hay que valorar la palabra en sí, porque es lo que fluye en la vida y la mente y proviene de tu corazón. Yo como poeta escribo así, con mi mente y con mi corazón. Pero también sufrimos demasiada discriminación, racismo, abuso. Y llegó un momento que las mujeres, como parte de una política global, dijimos basta. Unidas decidimos levantar nuestra voz y salir adelante. Entonces tomamos juntas esta decisión firme por nuestras vidas y nuestras familias. Las mujeres somos muy sinceras y rectas. Yo digo de frente, esto está mal y es así. Por supuesto, existe todavía la discriminación, existe todavía el racismo. Pero nosotros ya no nos callamos. La verdad es la justicia.

¿Cómo afectó la pandemia a su comunidad?
Bueno, en todo realmente. El temor, el susto.... Pero como nos dicen nuestras Abuelas y Abuelos que rezan y cantan en la casa ceremonial, no se preocupen. Esta enfermedad no afecta al espíritu. Personalmente fue muy difícil la cuarentena ya que justo en febrero falleció mi marido y tuve que quedar cuatro meses encerrada en mi casa en la capital. Sufrí muchísimo. Pero gracias a la espiritualidad mía y de mi pueblo que resistí y sobreviví. Y después ya vine a mi comunidad, como escapándome, y acá estoy muy tranquila.

¿Y cómo afectó la pandemia a su arte?
Nos afectó no poder hacer ferias de libros. Yo necesito poder vender mis libros, pero por el momento no se puede hacer en Paraguay más nada. Tengo fe que esto va a pasar. Estoy escribiendo mucho sobre mi vida, sobre esta enfermedad maligna, sobre mi familia y mi esposo. Tengo que escribir por él, agradeciéndole por todo lo que me dio en 42 años de casados, por siempre demostrar buenos valores.

¿Cómo influye su cultura a la hora de escribir?
Yo tengo las historias sagradas del pueblo Avá-Guaraní. Hablo con los abuelos y ellos no te hablan de acá, de la Tierra. Ellos te hablan del más allá. Y tenés que concentrarte con todo tu respeto y tu corazón para recibir eso.
Estas historias no son inventadas. Son historias verdaderas, historias sagradas de cada pueblo. Si yo no conociera a mis abuelos, a mis abuelas, si no hubiese sido parte de la cultura, no sé qué sería de mí.

¿Cuáles cree usted que serán las adversidades más grandes que enfrentaremos en la próxima década?
Vamos a ir perdiendo mucha de nuestra cultura. La aculturación... no estamos acostumbrados a vivir con esa cultura tan pesada, de vivir como los blancos. Todo puede ser una herramienta, pero cuando uno no la utiliza bien, lo afecta físicamente, mentalmente y espiritualmente. Eso es lo que a mí me preocupa. Pero vamos a luchar por quedar plasmados en los libros. Y ojalá los jóvenes algún día puedan leer y encontrar la palabra de nuestros abuelos. Quedan muy pocos ya y si ellos ya no existen, ¿quién va a contar, ¿quién va a rezar? ¿quién va a cantar?

¿Qué le diría usted a las niñas y adolescentes interesadas en la poesía y en las artes?
Que se amen mucho. Que se respeten entre sí, todos: hombres y mujeres, niños, niñas, adolescentes y por sobre todas las cosas, que respeten y valoren las palabras de sus abuelos y sus abuelas. Que escuchen. Y que escriban. Si vas a ser poeta tenés que escribir y leer mucho, muchísimo, enterarte de muchas cosas. Y de ahí va a salir algo que puedas escribir. Amen su cultura, la naturaleza, su gente. Porque si uno no conoce su cultura, su canto, es una persona muy vacía. Y le digo a todos los jóvenes que yo también les quiero mucho, aunque no los conozca, con toda el alma.back to top

COPYRIGHT 2021
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.