add this print this page

En búsqueda de la paz, ejercicios prácticos

Por Dora Inés Grosso García
August 2020
Recordando que la humanidad es la unidad de seres conectados por el campo físico, psicológico, mental y espiritual entre otros. Estamos viviendo en el mismo entorno y la armonía y la paz de cada uno afecta al conglomerado, al ambiente y a la naturaleza.
 
La actitud de unidad, la consciencia de paz: Se logra cuando nos cuidamos a nosotros mismos y a los que están a nuestro alrededor. Podemos crear un ambiente agradable sencillamente, con música, con colores, aromas, imágenes agradables, cuando sonreímos y hablamos positivamente de la situación que vivimos.

Respiración consciente: tomamos el aire profundamente por la nariz y lo soltamos lentamente, tomando consciencia de que estamos vivos, respirando y que siempre habrá suficiente aire para la siguiente respiración. También sentimos lo agradable que es poder respirar y ver a nuestro alrededor el entorno, nuestras manos, sentir nuestro cuerpo, a nuestras familias y a otros.

¿Sabías que respirar con consciencia inmediatamente te conecta con tus latidos del corazón y con todo tu cuerpo? Tu cerebro se armoniza al oxigenarse y viene la calma, la tranquilidad, encontramos paz.

Todo lo que elijas hacer hazlo con consciencia: si logramos que nuestras acciones y comportamientos se vuelvan una acción consciente, podremos darnos cuenta y sentir cuando estamos equivocados.  Aun situaciones que no nos agradan empiezan a tener sentido cuando nos damos cuenta ¿qué estoy aprendiendo de las experiencias?
Así podremos tomar decisiones que nos generen paz, como la labor que desarrollamos, la pareja con la que vivimos o los amigos que nos fortalecen, los lugares que frecuentamos, etc.

Disfruta de la vida, haz lo que te de paz: significa que lo que hacemos nos proporciona tranquilidad, gozo, alegría, disfrute.  Si nuestra actividad no nos hace feliz no estamos en armonía, enfermamos y no somos productivos.
Cultivar el niño interior: es ponernos en la actitud libre, espontánea del niño, cultivar la alegría, en actitud de aprendizaje, permitirnos equivocarnos y volver a empezar las veces que sean necesarias.

Visualizar y meditar: es una forma de crear en la mente lo que deseamos, es poder ver claramente las cosas, sentir que ya la estamos recibiendo. Esto nos tranquiliza, armoniza y atrae lo positivo.
Finalmente, es una responsabilidad de todos traer la paz a nuestras vidas para así irradiar paz a todo el planeta. Gracias por compartir.
 
Dora Inés Grosso García es psicóloga holística, doraigross@hotmail.com
back to top

COPYRIGHT 2020
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.