add this print this page

Esencia de mujer

Por Dora Inés Grosso García
March 2020
Hemos querido honrar a la mujer en este mes. Este es un recorrido por la intuición y la percepción de lo que significa ser Mujer.
Recibe este mensaje, que resalta tu naturaleza de ser Mujer, eres la fuente de la comunicación. La energía femenina es pura, es alegre, dinámica, sencilla y clara.  

Mujer, traes el amor puro y la esencia espiritual, eres el espíritu de la madre tierra, cuyo propósito es dar la vida. Son las madres que enseñan, que educan, que nutren la tierra y las mujeres, tienen propósitos conjuntos: despertar a la humanidad para lograr el equilibrio, para sanarla y rescatarla desde el amor y la ternura.

A esta energía se le llama Energía sagrada femenina.

Mujer, es necesario despertar tu fuerza, liberar los temores, volver a rescatar la magia que posees, la mujer que ha logrado romper todas las barreras abriendo caminos al crecimiento y la trascendencia de la humanidad.

Mujeres somos la fuerza motivadora de cambio, de libertad, somos las integradoras de la familia, la sociedad y la cultura, somos las creadoras del amor.

La mujer es reconocida como un ser especial y único. Todos los pueblos primitivos dan especial importancia a la naturaleza femenina de la humanidad, se considera sagrada, diosa que tiene el don de portar la vida y su útero es representado como origen y final. El útero es el templo sagrado que guarda y preserva la esperanza de la vida.

Manos de Mujer

Desde la prehistoria de la humanidad, las manos de la mujer recolectaban las semillas y el alimento, ellas lo plantaban y lo cuidaban, hacían el fuego y lo mantenían, daban especial importancia al tocar y al sentir, cuidaban a su pareja, a sus hijos y a los demás miembros de su tribu, eran las sanadoras y las encargadas de nutrir a través del alimento y el afecto. 

Las mágicas manos de las mujeres recolectaban las hierbas, flores y raíces para la medicina y el placer.    Con sus manos fabricaron la cerámica que utilizaban en su vida diaria, tejieron las mantas que les proporcionaban calor. Cuando era necesario defendían a sus hijos y a su tribu, empuñaron las armas como guerreras de la tierra y del amor.

Hoy las manos de la mujer siguen siendo sanadoras y armonizadoras, también las creadoras de la historia, la tecnología y el desarrollo de todas las artes y los oficios. A la par con los hombres somos una sociedad en búsqueda del equilibrio. 

Todos somos energía masculina y femenina: ¿sabías que el equilibrio psíquico se logra cuando tus energías masculinas y femeninas están en armonía?

Concluimos esta reflexión sobre la mujer sabiendo que la fuerza de lo femenino se complementa con lo masculino. En el cerebro las dos se necesitan y se equilibran, es lo que da la identidad, es lo que permite la integridad y la fuerza de la intuición para sentir y saber lo indicado para tu bien y el de tu familia.

La humanidad es una gran familia y se complementa.

Más del 99% del código genético entre hombres y mujeres es el mismo, entre 30 mil genes que hay en el genoma humano la variación entre los géneros es de 1%. La diferencia se da en el momento en que las hormonas empiezan a activar los procesos propios de su naturaleza femenina o masculina. Sin embargo, la energía vital es igual, gira en torno a la preservación de la especie, el cuidado y la capacidad de amar.  Recordemos todos somos uno y la fuerza del amor es la que rige la vida y la posibilidad de la felicidad.

Gracias a todos por Rescatar la Energía de la mujer a través del amor, la ternura y la compasión, para hacer este mundo mejor.

*Dora Inés Grosso García es psicóloga holística y pedagoga: doraigross@hotmail.com
back to top

COPYRIGHT 2020
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.