add this print this page
Partido en el Campo de Fe. 
Partido en el Campo de Fe. 

Corriendo por la fe

Por Nohan Meza
August 2019
Aun a las seis de la tarde se escuchan los llamados entre los jugadores, los alaridos de la hinchada, y el fulminante grito de ¡Gol! que todo latino conoce, teme, y busca. “Parte de mi trabajo ha sido conectar personas. Conectar gente,” comenta Adelio Ramírez, Director del Torneo de la Copa de la Fe. “¡Siete a uno!” grita una voz en la tribuna después del tercer gol a favor de su equipo, evocando esa vergüenza futbolística ocurrida en el último mundial de Brasil, descargando una carcajada infecciosa entre la audiencia.
“Dicen que la fe es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve. Entonces le pusimos Campo de Fe porque las cosas que hacemos, especialmente como latinos, vienen con muchas barreras que estamos enfrentando con mucho sacrificio,” comenta Adelio sobre este torneo que inició en el campo abierto detrás de una iglesia hace cinco años entre familias del barrio y que hoy en día atrae una multitud de jóvenes a una cancha dedicada, con comida y música y gente queriendo disfrutar del buen fútbol.

El evento ocurre todos los sábados en Kingston, y desde el condado de Dutchess, incluyendo Poughkeepsie, también llegan para participar, contando ya con dieciséis equipos (llamados Atlas, Chivas, Valeriano, Dover, Catskill United, Jaguar, Hudson United, La Furia del Petén, Tigres, Monterrey, Atlético FC, Puebla, Centroamérica, CD Isidro, La “S” y Galaxy) que compiten en este torneo regional. Realmente no es difícil unirse para los que quieran divertirse: “Aquí es edad libre pero el mínimo para jugar es diecisiete años. Si tienen dieciséis los padres tienen que firmar para dar permiso. Y es libre, puedes tener cincuenta, sesenta, es hasta que puedas” explica Adelio.

Se nota, ya que en los equipos uno ve a padres de familia y a jóvenes jugando lado a lado, corriendo tras la pelota. Y esto debería inspirar, comenta Adelio: “Esos viejitos de cincuenta juegan mejor que algunos jóvenes y nos dan un ejemplo de cómo jugar. Yo tengo apenas treinta y nueve años y ya no quiero jugar. ¡Y estos viejitos a mí me están dando el ejemplo de que todavía puedo!”

La coordinación entre árbitros, equipos y cocineros hace que los horarios sean complicados, pero Adelio cree que el intercambio cultural aminora las demoras.  “Nuestra forma de vida tiene que ser como se piensa aquí. En este quinto torneo hemos superado esa barrera del tiempo. Hemos aprendido porque en esto uno nunca deja de aprender”.

Adelio mira feliz y orgulloso el progreso que han logrado. Tiene altas prospectivas para el torneo, comentando que en el futuro espera que otras culturas se unan, incluyendo a jugadores no hispanos: “El fútbol es solamente un idioma, es un lenguaje. Aquí no importa si hablan inglés o español. El fútbol es fútbol. Ese es un idioma que todos lo podemos hablar”.

Pero también existen otros impases para los jugadores, dificultades que son mucho más específicas y familiares para algunos latinos, como la inmigración: “Aquí hay jugadores que vienen de equipos profesionales, pero no tienen la oportunidad de jugar porque no tienen un papel. Me da alegría de que estén aquí, porque vinieron a un país de oportunidades, pero por otro lado me da tristeza porque nuestros países están perdiendo lo más valioso que es la juventud, el talento. Hay una historia detrás de ellos. Pero cuando vienen aquí se encuentran con la barrera del idioma y la barrera de un papel. Tristemente es así”.

Aun así, Adelio continua lleno de fe, convencido que el país en algún momento se dará cuenta de su error: “Yo creo que si los Estados Unidos no aprecia ese talento humano que está aquí, no sé qué está pensando. Como decimos en Guatemala, ¡hay que sacarles el jugo!” Hasta ese entonces, disfrutaremos de un buen partido de fútbol, hablando ese idioma que todos conocemos, uno que no necesita ser escrito en un papel y que solo requiere de la fe que existe en un par de piernas corriendo detrás de una pelota.


Para más información:
facebook.com/Campo-de-Fe-1094863270571369
 
Anuncio
¡Pasa-La-Voz!
Esta revista no es de usar y tirar. Al contrario, cuando termines de leerla, pásala a otr@ que le pueda interesar.
¡Y que siga el reciclaje!

 back to top

COPYRIGHT 2019
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.