add this print this page

Buen gusto

Recomendaciones de libros

Por María Hernández
March 2019
Con la buena lectura se logra sentir, se llega al origen, al porqué del corazón. Y aunque tal vez no se pueda replicar en el habla, se plasma en la poesía. Por esto recomiendo dos obras poéticas en las que el sentir, genuino, abundante e incesable se convierte en el protagonista. Con la importante obra Veinte poemas de amor y una canción desesperada, publicado en 1924, Pablo Neruda logró comunicar lo indescriptible de la pasión. En Canción de la verdad sencilla, publicada en 1939, Julia de Burgos expone un amor grandioso, doloroso y honesto.
 
Pablo Neruda es uno de los escritores más reconocidos del mundo y su poesía ha dado vueltas por el mundo entero. Nació en Chile y cambió su nombre de Neftalí Ricardo Reyes Basoalto al conocido Pablo Neruda. Fue famoso en Chile como líder político. Ganó el premio Nobel de Literatura en 1971. Publico más de treinta obras literarias y declamó su poesía ante 70,000 personas en el Estado Nacional en Chile. En una de sus primeras obras, Veinte poemas de amor y una canción desesperada, Neruda escogió el amor, una de las emociones humanas más complejas de explicar. La narración se enfoca en un enamorado escribiéndole a su amada. El título es sencillo y directo, y la poesía conlleva gran sinceridad e imágenes cotidianas y elocuentes que nos transportan a esos momentos íntimos. El sentimiento del amor se revive en el lector; con palabras comunes logra tener un verso expresivo y un sentimiento ineludible. Las intenciones de la poesía se sienten puras e íntimas. Esta colección de poemas logra profundidad no solo a pesar de su sencillez, pero gracias a esta. Su brevedad le permite expresar su clara intención y se desenvuelve de manera rápida, aportando también a la pasión que expresa. Es una lectura entretenida, tierna, emocionante, sutil y poderosa. La historia de amor se desenvuelve de manera indirecta, a través de los sentimientos que se expresan, culminando en “La canción desesperada”, que describe el desenlace de la pasión en su punto más alto, llegando hasta la desesperación. Con un final tan intenso como doloroso, Neruda hace una exaltación memorable al abandono.

Julia de Burgos, poeta importante para Latinoamérica y el mundo, dedicó su corta vida (murió a los 39 años de edad) a la escritura, el estudio y la lucha por los derechos de su nación Puerto Rico, así como los de otros países. Fue vocal en su poesía contra la dictadura en República Dominicana, el fascismo en España y el colonialismo en Puerto Rico, entre otros. Hoy en día se la reconoce en Puerto Rico, Estados Unidos, República Dominicana y Cuba, donde su figura ha sido objeto de homenajes con placas, monumentos, parques, escuelas, un centro cultural y un refugio para víctimas de violencia doméstica que llevan su nombre. Vivió en Puerto Rico hasta 1940, cuando emigró a Nueva York. Además, vivió en varias ciudades de Cuba y Estados Unidos, hasta que murió en Nueva York en 1953. Su obra Canción de la verdad sencilla expone su madurez y sabiduría emocional. Su título nos alerta sobre la temática principal de este poemario. Se trata de la verdad sencilla de una vida con amor, dolor y todo lo que implica el ser humano. La rima casual y el vocabulario común permiten que el lector se acerque a la intimidad que emite el verso desnudo en su honestidad absoluta. Estos momentos de pasión, éxtasis, desolación, olvido y fortaleza son expresados sin interrupción o distracción, logrando una evolución emocional dentro del texto. En la búsqueda de esta torturante verdad, esta pieza brindará luz a quien la lea.
Criterios de recomendación:
  • Narración
  • Historia, desenlace
  • Ambiente y credibilidad
  • Temas interesantes que toca
  • Lo más importante, qué la hace especial
  • Disponible en bibliotecas públicas de nuestra región
back to top

COPYRIGHT 2019
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.