add this print this page

Desarraigo: Amor al terruño

Por Dora Inés Grosso García
November 2019
¿Sabías que tenemos una profunda conexión con el lugar donde geográficamente nacemos?
 
Todos amamos el lugar de origen, es un amor natural que genera arraigo a la tierra, a la casa y a las condiciones ambientales, culturales y sociales.

Al salir para radicarse en otro lugar, país o ciudad, aparece el sentimiento de desarraigo.

¿Y qué es desarraigo?
Es un sentimiento de no pertenecer al lugar donde llegamos, y se manifiesta de diferentes formas dependiendo de cada persona y de las circunstancias de su migración.

Algunas personas les cuesta más cambiar de vida, se ven afectadas tanto física, como mentalmente.

Es un periodo donde elaboramos duelos múltiples, duelo por lo que dejamos, de la tierra, la familia, entre otros.

¿Sabías que si fortaleces tu amor propio y auto cuidado podrás adaptarte más fácilmente a los cambios?

Si te amas lo suficiente y sabes lo que deseas en la vida, lograrás hacer el duelo migratorio más fácilmente.

Tenemos una profunda conexión con la tierra por naturaleza y algunos estudios han revelado que el lugar donde vivimos nos moldea y fortalece, por lo tanto, donde vayamos nos podremos acomodar y estar felices.

Volvemos a rescatar el Amor como dinamizador de esa fuerza interior que necesitamos para hacer el duelo migratorio fácil y evolutivo.

¿Te amas lo suficiente para crear una hermosa realidad dónde quiera que estés?

Si estás alerta a las señales del ambiente donde llegas, podrías encontrar fácilmente lo que es apropiado para ti y cómo superar las dificultades que trae adaptarse a un nuevo lugar.

Podemos aprovechar todo lo nuevo a nuestro favor, desde experimentar nueva comida, aprender el idioma, y hacer lo que corresponde al lugar.

Gracias a la capacidad que tenemos de superar los obstáculos y la plasticidad para adaptarnos positivamente; podemos realizarnos dónde estemos. 

Algunos elementos para tener en cuenta:
  • Rescatarnos desde el amor para hacer una adaptación positiva.
  • No crear expectativas para poder aprovechar todo lo nuevo y crear nuevas realidades.
  • Fortalecer el amor propio, para liberar los apegos y evitar sentirse solos.
  • Reconocer el hogar donde quiera que vamos, porque es una creación personal e interna.
  • Aprender a ver el cambio como una oportunidad.
 
*Dora Inés Grosso García, Psicóloga Holística, doraigrosst@hotmail.com

back to top

COPYRIGHT 2019
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.