add this print this page

Editorial

Retoña la resistencia
 

Por Mariel Fiori
September 2019
Conversaba en mi programa de radio La Voz con Mariel Fiori en Radio Kingston, con la joven escritora y activista puertorriqueña, Ana Portnoy Brimmer, una de las más de medio millón de personas que se echaron a las calles de Puerto Rico a mediados y fines de julio para pedir la destitución del gobernador Ricardo, Ricky, Rosselló.

En su página de Facebook Ana escribió: “Retoña la resistencia, cae el colonialismo, unidxs por la rabia”. Y no era para menos. La isla de Puerto Rico, según el censo, tiene un poco más de 3 millones de habitantes y, sin embargo, 500 mil personas, cada día, fueron a protestar y a marchar. Eso es el 20%, un quinto, de la población por día. ¡Una cifra impresionante! Una movilización popular masiva que duró 12 días y que dio como resultado la renuncia del gobernador, algo que no se había dado desde 1947, cuando los puertorriqueños comenzaron a votar por las autoridades locales.

Ana comentó que “algo que ha sido muy bonito de estas protestas y de todo este movimiento o como lo están llamando: El verano boricua, como la primavera árabe, es que ha sido un movimiento absolutamente intergeneracional, y que ha sacado a la calle a gente que, usualmente, no se presentaban como subjetividades politizadas en movimientos anteriores en Puerto Rico y, como se está diciendo aquí, todo el mundo está unido, no por partidos políticos sino por la rabia, por la furia”.

La gota que colmó el vaso y que hizo que la gente saliera a manifestarse fueron los arrestos federales de seis oficiales de alto rango del gabinete de Rosselló, y los infames chats homofóbicos, sexistas, misóginos, y más, entre el gobernador y los miembros de su gabinete, el #TelegramGate. “La gente ya estaba molesta por una multiplicidad de razones”, comentó Portnoy Brimmer. “Antes de esto vivimos el Huracán María y sus estragos: una gran crisis humanitaria y política de la que surgió corrupción. También influyó la creación de la Ley Promesa, la imposición de una Junta de control fiscal que lleva una campaña de austeridad muy severa que ha llevado a muchas personas a condiciones extremas de precariedad o al exilio. Todo esto se va acumulando, toda esta rabia, desesperación, frustración”.

Julio Rivera Saniel, periodista y presentador de Wapa TV y Radio Isla desde Puerto Rico, me explicó que “la relación política que tenemos con Estados Unidos es una colonial. Aún cuando Estados Unidos ha insistido ante la comunidad internacional en que no tiene colonia, la naturaleza de la relación política entre Puerto Rico y Estados Unidos es evidentemente colonial, tanto que, obviando la Constitución de Puerto Rico, el Congreso de Estados Unidos ha colocado una Junta de Control Fiscal que toma decisiones por encima del gobierno electo de Puerto Rico. Una cosa es lo que diga Estados Unidos, y otra es la práctica: Puerto Rico es una colonia”.

La economista del Instituto Levy de Economía en Bard College, Martha Tepepa, en su columna bimensual en La Voz con Mariel Fiori, en Radio Kingston, desarrolló a lo largo de tres columnas, Hablemos de economía, la historia económica de Puerto Rico, la colonia más antigua del mundo, primero como colonia de España, luego como colonia de Estados Unidos, hasta el problema actual, y cómo los fondos buitre, el Banco Santander y los funcionarios no electos han contribuido a la crisis económica de Puerto Rico que ya lleva 12 años y con una deuda impagable, inconstitucional e ilegal de 72 mil millones de dólares. Les recomiendo buscar los audios en la página de Radio Kingston para entender bien los problemas de fondo. “En el corto plazo, lo que se necesita en Puerto Rico es una representación fuerte y competente no sólo frente al Congreso en Washington, sino también frente al presidente de los Estados Unidos”, dijo la profesora Tepepa.

Para Ana, como para mí, y muchos otros, Puerto Rico ha sido un ejemplo del poder del pueblo, “de cómo pueden surgir estos movimientos y del poder que tenemos para tomar decisiones colectivas, para imaginar un futuro alterno y para resistir a abusos de poder, esquemas de corrupción, la violencia del colonialismo e imperialismo. La fuerza de un pueblo que es lo suficientemente grande como para derrotar a alguien que le está haciendo muchísimo daño”.

Activa esperanza el que los boricuas hayan despertado, “desde el 2001-2 no se veía el poder de las masas exigiendo la renuncia de un gobierno en América Latina. Pero Puerto Rico planeta una situación peculiar por ser un Estado Libre Asociado, básicamente una colonia del país más poderoso del mundo y centro financiero en el 2019”, subrayó Martha.
Con tres gobernadores en cinco días, habiéndose salvado del peligro del huracán Dorian, todavía hay mucho camino que andar, pero la esperanza no se nos acaba.

Mariel Fiori
Directora
 

back to top

COPYRIGHT 2019
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.