add this print this page

Los cuatro acuerdos aplicado a los hijos

Por Dora Inés Grosso García
August 2019

Este artículo está inspirado en el libro Los cuatro acuerdos aplicado a la etapa de crianza de los hijos.
Los acuerdos planteados por el Dr. Miguel Ruiz son unos principios básicos sencillos y prácticos que reflejan el desarrollo humano, el descubrimiento a través de nuestra consciencia, comprensión de los procesos evolutivos, en forma sencilla y práctica que permite a los padres crear ambientes favorables para la formación de sus hijas e hijos y proporcionarles el amor que necesitan para su armonía y felicidad. Los padres son un espejo para sus hijos.

Primer acuerdo: Sé impecable con tus palabras.
En las primeras etapas los niños necesitan palabras claras y positivas para aprender el lenguaje y esta es una maravillosa oportunidad para la familia de aplicar este acuerdo, si los niños reciben un lenguaje apropiado, constructivo, consciente de lo que dices y cómo lo dices y coherente con el comportamiento, aprenderán a ser impecables con sus palabras también. 
Ser impecable con tus palabras es expresar lo que sentimos hacia ellos: Verbal con palabras. Te amo, eres especial para mí, me gustaría verte feliz, gracias, por favor, buenos días, hay que lavarse las manos para comer, cuando estamos comiendo no usamos celular, entre otras.

No verbal con tu cuerpo, abrazos, mirarles a los ojos, sonreír, besar, tomarles de la mano, entre otras.

Todo esto unido al ingrediente más importante de la comunicación: saber escuchar, poner atención a lo que dicen a sus palabras y actitudes y observar lo que los hijos expresan con su cuerpo, la postura que asumen, o cuando están en silencio, o no responden. Todo es comunicación.

Otro elemento es dejarlos expresar sus sentimientos y su molestia, recordemos que ellos están madurando y a través del llanto o el (berrinche o pataleta) expresan su molestia. Es necesario poner atención sus expresiones y no castigarlos por expresar sus sentimientos, respetarlos. Cuando se han calmado reflexionar sobre lo que pasa y así van eliminando esta estrategia. Evitar los chantajes, ya que si los chantajeamos ellos seguirán haciéndolo como forma de control.
  
Segundo acuerdo: No te tomes nada personalmente.
Este acuerdo es de gran ayuda a las familias, ya que si las madres y los padres, logran ser sinceros y enseñarles a sus hijos a ser auténticos y seguros de sí mismos, si los aceptan con sus aciertos y desaciertos, y les permiten expresar sus opiniones sin miedo a ser juzgados o criticados, ellos podrán sentirse fuertes frente a las opiniones de otras personas de la familia o de los amigos y no se tomarán personalmente lo que digan.

Este acuerdo se fortalece con conductas afectivas de aprobación permanente; desde él bebé, hasta la niña, el niño y el adolescente. La familia necesita ser muy clara con el afecto, con el amor, con las caricias, con palabras positivas, con las reglas, los límites, todo ha de ser claro, evitando las imposiciones y los castigos.  

Así podrán verse diferentes, auténticos y únicos; lo cual favorece aceptarse y aceptar a los demás, también aceptar las responsabilidades y consecuencias de sus actos.
 
Tercer acuerdo: No hagas suposiciones.
Para este acuerdo, los padres necesitan estar dispuestos a preguntar a sus hijos qué es lo que están sintiendo y también enseñarles a preguntar a otros a cerca de lo que pasa, para evitar hacer suposiciones de las cosas. Si ellos están seguros de lo que acontece, sus relaciones serán más armoniosas.

Si los pequeños se sienten tranquilos de expresar lo que sienten sin ser juzgados, aprenden a ser sinceros y evitan hacer juicios, crecen con una actitud de seguridad y de autoestima favorable, que les facilita las relaciones, serán personas compasivas que pueden comprender lo que les pasa a ellos y comprender a los demás incluyéndolos a ustedes.

Hacer juicios sobre los hijos es hacer juicios de nosotros mismos, ya que ellos son nuestro reflejo.

Cuarto acuerdo: Haz siempre lo mejor que puedas.
 
¿Qué es hacer lo mejor posible?
Es hacer lo posible por estar bien y en armonía con los demás y el ambiente. Se habla en presente, no se vale recordar lo bueno o lo incorrecto, que fuiste en el pasado, ¡es ahora! Esto facilita la labor de ser padres, si cometiste errores en la crianza con tus hijos, hoy es la oportunidad de repararlo, porque puedes empezar cuando haces consciencia y te das cuenta de tus acciones.

Hacer lo mejor posible es la posibilidad de dar lo mejor de ti, sin necesidad de esperar los resultados, lo hacemos porque es lo adecuado. Este acuerdo incluye todos los anteriores así que si empezamos vamos a lograrlo.

La familia es lo más importante para las personas, y es allí donde se construyen los valores, la forma de amar, la visión del mundo, los niños imitan a sus parientes y la idea es que los mejoren.

Hacer lo mejor posible es individual y transferible, cada persona lo vive y no puede aplicarlo a nadie. Con los hijos es importante darles fuerza y libertad para que hagan lo mejor que son capaces de hacer, dependerá de su edad y etapa evolutiva, sus habilidades, ellos necesitan ser libres para hacerlo.

La postura de los familiares podría ser de acompañantes, siempre motivándolos a hacer lo mejor posible, a aprender de los errores y hacerlo mejor cada día, y cada día es diferente.
  
Finalmente evitemos decirles a nuestras hijas e hijos qué es lo mejor, ellos necesitan construirlo a partir de los valores que les hemos dado. Cada instante es la oportunidad de crear lo mejor.
 
En conclusión, los cuatro acuerdos nos invitan a estar atentos a lo que pensamos, decimos y sentimos, como padres y familiares. Nos encamina a ser un artista de nuestra realidad, creando un mundo bello lleno, alegría, felicidad. 

Seamos como niños, ellos tienen la magia, la alegría natural y la capacidad de crear.

Gracias por seguir esos artículos y los invitamos a leer el libro de Los cuatro acuerdos.
 
*Se puede leer el libro completo aquí: formarse.com.ar/sitio/2018/07/27/los-cuatro-acuerdos-sabiduria-tolteca/
 
*Dora Inés Grosso García es psicóloga holística y pedagoga: doraigross@hotmail.com

back to top

COPYRIGHT 2019
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.