add this print this page

Usos y costumbres

México: la Semana Santa en su máxima expresión

Por Erika Kastel
April 2009
En México, país de profundas raíces católico-romanas, la Semana Santa es un periodo festivo a nivel nacional: se suspenden las clases y las labores a nivel gubernamental y privado. En todo México, durante esta semana se organizan muchas manifestaciones populares para conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Aunque las celebraciones varían de acuerdo a las costumbres de cada región, existen ciertos aspectos generales similares en todo el país.

En algunos lugares las tradiciones de Semana Santa son especialmente coloridas y espectaculares, tanto por el fervor con que las realiza la gente como por los elementos folclóricos que las adornan. En Michoacán, por ejemplo, hay celebraciones masivas y solemnes el Jueves y Viernes Santo, y el Sábado de Gloria. En la mayoría se llevan a cabo procesiones con imágenes de Cristo, o bien representaciones teatrales de la pasión. Pátzcuaro, Tzintzuntzán, Huandacareo, Tarímbaro y Uruapan son algunos de los lugares de Michoacán donde se vive más intensa y emotivamente la Semana Santa.

En San Miguel de Allende por ejemplo, cientos de turistas esperan ansiosamente la Semana Santa para participar en las procesiones, el Vía Crucis (la representación del recorrido que hizo Jesús desde su juicio hasta su crucifixión) y los rituales litúrgicos. Además de representar el Vía Crucis con elaborados disfraces de manera muy realista, se realiza por la tarde la "Procesión del Silencio" por las principales calles de la ciudad, en la que los participantes visten de negro y caminan en silencio como muestra del duelo por el sacrificio de Jesús. En Iztapalapa, dentro de la Ciudad de México, la celebración del Vía Crucis el Viernes Santo cobra dimensiones titánicas y espectaculares con fieles de todo el país y de todo el mundo. Es tan viva la representación, que el evento tiene cobertura en los medios de comunicación nacionales e internacionales. Participan todos, donde cada cual asume alguna responsabilidad, como la preparación, la logística, la caracterización de los personajes o bien, directamente la actuación. De esta manera, la recreación de la pasión de Cristo en Iztapalapa se ha convertido en una celebración multitudinaria de trascendencia internacional. Otras celebraciones particularmente coloridas durante la Semana Santa, incluyen la serie de procesiones de Taxco, de las más impresionantes del país, por parte de varios grupos y cofradías de la ciudad. Destaca también la procesión del silencio en San Luis Potosí, que se realiza el Viernes Santo por la noche con la participación de múltiples agrupaciones, todas ellas llevando singulares vestiduras. Otros lugares donde existen vistosas celebraciones son Querétaro, capital del estado del mismo nombre; Creel y San Ignacio Arareco en Chihuahua; Jerez, en Zacatecas, Atlixco, en Puebla; Temascalcingo, cerca de Toluca; San Juan Chamula y Zinacantán en Chiapas y Maní en Yucatán. Lo que sucede en México durante la Semana Santa es mucho más que un conjunto de coloridas representaciones y peregrinajes, es la manifestación de la cultura, la fe y la unidad de un país a través de sus tradiciones. El espíritu familiar, la esperanza y la hospitalidad de un pueblo, alcanzan su máxima expresión en estas tradiciones que involucran a gran parte del territorio mexicano.

Cualquiera que sea el lugar que elija para la vivencia de la Semana Santa, no olvide abordar este espectacular despliegue de fe y tradición popular, con un espíritu de respeto y consideración. Podrá apreciar la riqueza espiritual de estas celebraciones y descubrir una experiencia que abre la mente y engrandece el espíritu de quienes la viven con sinceridad.


back to top

COPYRIGHT 2009
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.