add this print this page
Dimitri B. Papadimitriou
Dimitri B. Papadimitriou

Su dinero

Perspectivas para el 2009

Cuatro economistas responden

December 2008
La economía estadounidense pasa por un nivel de calamidad que los economistas han comparada a la Gran Depresión, que empezó con un desplome de la bolsa en 1929. En esta recesión, se culpan a la caída de los precios de la vivienda y la falta de crédito, mientras que sus efectos se sienten en todo el mundo. En octubre, después de que el Congreso estadounidense aprobara un salvataje de $700 mil millones de dólares, la Mesa Redonda Económica de las Mujeres organizó un debate entre los profesores y Premio Nobel en Economía Joseph Stiglitz y Robert Mundell y el economista Paul Volcker en las oficinas de Bloomberg News sobre la crisis financiera. El profesor Papadimitriou fue entrevistado telefónicamente más tarde.
 

¿Cuál es su pronóstico para la economía en 2009?

 

MUNDELL: No creo que vayamos a tener una gran crisis de liquidez porque no tenemos un estándar de oro y aprendimos ya de esa experiencia. Si hay peligro, el peligro está en utilizar sólo la política monetaria para salir de la depresión, porque sólo causará inflación y otra burbuja en el mercado de las viviendas y otra nueva crisis. La política monetaria por sí sola no puede resolver los problemas del presente. Tenemos que mantener los precios estables, pero también tenemos que mantener la economía fuerte y en crecimiento.

 

VOLCKER: Tenemos un panorama muy complicado en los mercados financieros. He sido un poco sospechoso de estos mercados a través del tiempo. En lugar de dispersar el riesgo y crear la transparencia, creo que se ha concentrado el riesgo y las cosas están más opacas. El problema de la educación norteamericana en los últimos años ha sido que hemos producido muy pocos ingenieros civiles; hemos producido un gran número de ingenieros financieros, ¿y cuál ha sido el resultado? Mala infraestructura y un pésimo mercado financiero.

 

STIGLITZ: Habrá una larga y profunda recesión—la peor en un cuarto de siglo, pero no tan mala como la Gran Depresión. Sabemos cómo evitarla, y nuestra economía es fundamentalmente diferente. Pero nuestros políticos han demostrado una enorme capacidad para manejar mal las cosas, así que no dudo en su habilidad de hacer las cosas peor. El rescate masivo es probablemente sólo un anticipo de lo que vamos a tener que gastar.

 

PAPADIMITRIOU: Tengo toda la expectativa de que la situación mejorará en 2009. ¿Saldremos de la crisis fiscal para el fin del año? No creo que el problema esté en las tarjetas de crédito. Tomara más que un año.

 

¿Como puede mejorar el gobierno la condición económica?

 

MUNDELL: En mi opinión, sin duda no va a ser el aumento de los impuestos como hizo el gobierno el 6 de junio de 1932 para los individuos de mayores ingresos y la introducción de impuestos sobre la renta de las corporaciones. Es necesario otro recorte de impuestos. Y la reducción de impuestos que me permito sugerir ahora no sería en la parte del impuesto sobre los ingresos, pero tenemos que deshacernos de ese gran error de junio de 1932 de imponer un impuesto a las corporaciones. Mi propuesta sería la de un recorte de hasta el 20%. Esto resolvería el problema del mercado de valores, la confianza a empezar de nuevo y evitar que ese colosal peligro de que la crisis en Wall Street se extenderá a Main Street, al ciudadano promedio. Ya hemos tenido una desaceleración del crecimiento. Nos pondremos en una muy mala forma a menos que hagamos algo dramático como que, para corregir la metedura de pata bipartidista del 6 de junio de 1932.

 

PAPADAMITRIOU: Hay que dar una sacudida al crecimiento del Producto Bruto Interno, PBI, a través de gastos en infraestructura pública y dándole más dinero a los trabajadores. Hemos propuesto una moratoria de los impuestos sobre la nómina. Si suspende la colección de los impuestos sobre la nómina, aumenta la cantidad de dinero que el trabajador se lleva a la casa, así  que los trabajadores pueden gastar más. Para los empleadores, se reducirán sus gastos de producción (ya que tanto los particulares como las empresas pagan impuestos sobre el sueldo) por lo que pueden ser más competitivos.

 

STIGLITZ: En la economía del medio ambiente, tenemos algo llamado contaminar o pagar. Wall Street ha contaminado a todo el mundo con sus valores tóxicos, y deben pagar por la limpieza. El rescate masivo es probablemente sólo un anticipo de lo que pronto vamos a tener que gastar. He sido muy crítico del “efectivo por basura” propuesto por la Administración del Presidente Bush. Pensé que era lenta, no transparente. El problema básico fue un agujero en el balance, por lo que se necesita una inyección de capital. Por último, después de que el Reino Unido estableciera el ejemplo, se llegó a la política correcta. ¿Cómo podemos saber si $700 mil millones es suficiente? Es casi seguro que los agujeros son cada vez más grandes. Los precios de la vivienda han disminuido un 20% y se espera que haya tres millones más de ejecuciones de hipotecas por falta de pago.

 

¿Cuales son los peligros del rescate del gobierno?

 

PAPADIMITRIOU: Veo que a finales de este año podríamos estar llegando cerca del 8% de desempleo. Tenemos una serie de eventos que conducen a un mayor desempleo. Por una parte, los servicios financieros han visto un dramático número de despidos. Además, porque hay una recesión mundial, nuestro sector comercial también ha venido disminuyendo. Por lo tanto, vemos el desempleo como una reducción de nuestras exportaciones. Hubo un anuncio de China de US $600 mil millones para construir infraestructura de estímulo y algunas empresas de los Estados Unidos podrían ser las beneficiarias. Sin embargo, la caída de los servicios financieros tendrá un efecto en otras áreas, como el gasto de los consumidores. Por lo tanto, la manufactura y otras industrias empezarán a despedir gente.

 

VOLCKER: Hemos observado una reacción sin precedentes con las medidas adoptadas por la Reserva Federal y el Tesoro, que me parecían inimaginables: un sistema bancario nacionalizado en los Estados Unidos y un sistema bancario más plenamente nacionalizado en la mayor parte de Europa; el gasto de cientos de miles de millones de dólares en los principales bancos después de los bancos de inversión, ¡tomaron el dinero y se fueron de la escena! ¿Dónde está pasando todo esto? Un amigo mío me envió un haiku: El granero de la quema. Ahora podemos ver la luna. Creo que vamos a tener que reconstruir el sistema desde cero. Tenemos la desaparición de al menos tres bancos de inversión, tenemos una centralización de la banca, nunca hemos tenido esta concentración de la banca comercial en los Estados Unidos. ¿Son instituciones de tamaño realmente manejables, habida cuenta de las complicaciones de las finanzas modernas? Las instituciones tienen ahora una enorme cantidad de conflictos de interés. No se puede tener una institución que toma depósitos, coloca emisiones de acciones o bonos, invierte en empresas, realiza fusiones y adquisiciones, y que juega un papel preponderante en las operaciones bursátiles sin entrar en un conflicto de intereses.



Robert A. Mundell es profesor de Economía en Columbia University. Ganó el Premio Nobel en 1999 por su análisis de la política monetaria y la política fiscal bajo los regímenes de distintos tipos de cambio.

 

Joseph E. Stiglitz es profesor de Economía en Columbia University. Trabajó como Economista en jefe del Banco Mundial desde 1997 hasta 2000. Compartió el Premio Nobel en 2001 por su análisis de mercados con información asimétrica.

 

Paul A. Volcker fue el presidente de la Reserva Federal durante las presidencias de Jimmy Carter y Ronald Reagan. Actualmente es asesor económico del presidente electo Barack Obama.

 

Dimitri B. Papadimitriou es vice presidente de Bard College, profesor de economía en Bard y presidente del Instituto Levy. Fue vice presidente de la Comisión para la Revisión del Déficit Comercial del Congreso de los Estados Unidos entre 2000 y 2001.

 

COPYRIGHT 2008
back to top

COPYRIGHT 2008
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.