add this print this page

Usos y costumbres

Afroamericanos en la guerra civil española

La Brigada Abraham Lincoln más allá del racismo

September 2008

En un poco recordado preludio a la Segunda Guerra Mundial, un pequeño grupo de afroamericanos, junto con 40 mil hombres y mujeres de 53 países, viajaron miles de kilómetros para defender al gobierno republicano legalmente electo en España contra un golpe militar apoyado por los dictadores fascistas y nazis. De Estados Unidos salieron 2800 voluntarios idealistas que pasaron a denominarse “La Brigada Abraham Lincoln”, cien de los cuales eran afroamericanos.

Soledad Fox, profesora de Williams College, visitó recientemente Bard para hablar sobre los afroamericanos en la Guerra Civil de España, un tema que suele pasarse por alto en los libros de historia.

 

Aunque sólo participaron alrededor de cien hombres negros en el conflicto, el papel que desempeñaron en esta guerra fue imprescindible. Por ejemplo, figuras famosas de la época, como Langston Hughes y Paul Robeson, tuvieron una fuerte influencia en la campaña pro-republicana a pesar de que no participaron directamente en el combate. Hughes era periodista para el famoso periódico llamado Baltimore Afro-American, y ayudaba a mejorar la moral de las tropas a través de lecturas de su poesía. Robeson utilizó su fama como actor, cantante, intelectual, atleta y negro para aumentar el conocimiento de la causa republicana en España.

 

En primer lugar, sólo el proceso de llegar a España era toda una batalla: como estadounidense era ilegal viajar a ese país y cada pasaporte tenía un sello que prohibía expresamente viajar a España. Además era ilegal unirse a una organización de apoyo a la causa republicana española—un hecho bastante irónico si se considera el estilo de gobierno democrático que existe en los Estados Unidos. De este modo, los que apoyaban a los republicanos y querían luchar con ellos en la guerra tenían que hacerlo de una manera clandestinísima. Primero, hacía falta localizar una organización y unirse a ella. Luego, si alguien quería hacer el viaje a la península ibérica para luchar, debía de comprar sus propias provisiones militares, encontrar una plaza en un barco de carga y hacer el largo viaje largo cruzando el océano hasta la costa de Francia. Después de desembarcar en tierra europea, el futuro soldado tenía que caminar por los Pirineos, muchas veces durante los meses de fuerte nieve, para llegar por fin a España y a la línea del frente. Pero al llegar al escenario del combate, los soldados americanos no necesariamente encontraban mejores condiciones. 

 

El general Francisco Franco recibía auxilio de Hitler y de Mussolini, mientras que los EE.UU. y varios países europeos adoptaron una posición de neutralidad. Así, la causa republicana tenía que confiar en el apoyo voluntario de los ciudadanos extranjeros con una devoción feroz por la democracia. Pero la carga era ardua, porque los recursos eran escasos y el desequilibrio numérico (los republicanos eran menos) muy destacado.

La profesora Fox enseñó al público varias fotos de los héroes negros: dos de los más notables fueron Salaria Kea y Oliver Law. Kea fue una enfermera sobresaliente que cuidaba a los heridos de la línea de frente y Law fue un capitán e ingenioso líder que ascendió de grados gracias a su prodigioso mérito. 

 

Por primera vez en EE UU, oficiales negros comandaron a tropas blancas", explica el historiador californiano Peter Carroll. "La Lincoln fue la primera unidad del Ejército norteamericano integrada por soldados de todas las razas. Jamás había ocurrido antes ni ocurriría poco después, en la II Guerra Mundial, donde el Ejército norteamericano seguía siendo segregacionista".

 

No hay duda que la Guerra Civil Española proporcionó una oportunidad para los afroamericanos que todavía no existía—y que no existiría por décadas—en su propio país. Podían actuar por pura virtud, sin tener que pasar por las fronteras de la raza. Es una lástima que estas condiciones fueran consideradas un fenómeno. Al regresar a los EE.UU. estos soldados fueran perseguidos por el macartismo y no pudieron llevar una vida normal, a pesar de su hazañas valientes en España para perpetuar la democracia. Como ciudadanos conscientes, deberíamos reconocer a estos soldados negros, sus compañeros y su valor admirable y así revindicar su memoria en las páginas de nuestra historia. 

 

En la Web: Para más información sobre la Brigada Abraham Lincoln y su papel en la Guerra Civil Española (1936-1939), visite su página http://www.alba-valb.org/



back to top

COPYRIGHT 2008
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.