Verso

Vuelvo al Sur

August 2008

Soy un inmigrante más, como muchos de ustedes,

no hago otra cosa durante el día, que trabajar y trabajar

no sé demasiado ingles, lo suficiente para pelear,

en invierno paso frió, en verano paso calor,

y tengo un montón de amigos

a los que siempre les mando una flor.

Soy argentino y lo digo con clamor

que el día que me muera me iré con el Señor.

Pero hoy quiero contarles otra historia, la historia de cuando llegué a este país

Porque ese día en mi vida todo cambió.

Conocí un colombiano que me albergó, un chileno me avivó, un mexicano

me sorprendió, un peruano me ayudó, un argentino me llamó, un extraño

me traicionó, un salvadoreño me invitó a su casa,

un panameño me invitó a su mesa,

un cubano me cantó, un brasilero me creyó, un guatemalteco me leyó, un

nicaragüense me guió, un ecuatoriano me alivió, un venezolano me asistió,

un hondureño me enseñó, un costarricense me informó,

Cuando me enfermé, un uruguayo me cuidó, un paraguayo me lloró, un

haitiano me rezó, un boliviano me abrigó, un dominicano me alegró, y un

americano me caminó...

El resto son todos mis hermanos y con ellos me voy.

Soy lo que soy con un poco de cada uno, con un mismo Dios, y un mismo

color, y con un mismo sueño que se durmió...



back to top

COPYRIGHT 2008
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.