Verso

Dos Poemas

February 2007
No un escribir que ante la luz aplana

su más combado fuego, sino hambrienta

cópula vertical en la violenta

raja del sol contra la noche vana.

 

Furia de semillero nos desgrana.

Esta débil palabra macilenta

hacia la luz alzada aún nos alienta

el decir infinito del que mana.

 
Escalas o palabras en la sombra

rondan una dudosa arquitectura

que eleva en el silencio su morada.

 

Erguido se ha el poema hasta la altura,

a luchar por su carne pronunciada

frente al dios cenital que nos desnombra.

----
 
 
Qué nos muere en el pulso de los días,
en el alba invasiva o en su nombre hecho filo,
 
qué riada de luz así erosiona
el vientre, la garganta, la palabra,
el cuerpo carcomido de los cantos,
las ciegas madres de la voz,
 
qué muérenos,
 
al borde de la sangre,
en su fuga fluvial,
 
de óxido latir
qué aire nos roe,
 
mientras intento
escuchar el vacío de tu pecho,
golpear el vacío de tu pecho,
aferrarme a la luz que te regresa
a su caudal sin fondo.
 
Muérenos qué, qué oscuro sacrificio,
 
ahora que es fuente el sol
y mana la mañana y nos arrastra,
 
ahora que mis palabras laten rotas,
como si fueran aún la vida tuya
sobre esta negra tierra desollada.
 
 

*José Luis Castillo trabaja en su libro de poemas “Asedio” y es co-editor de la revista anual de creación “Nigredo”, publicada en Paris.

 


back to top

COPYRIGHT 2007
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.