Precauciones para prevenir enfermedades por la picadura de la garrapata

June 2007
La mayoría de los residentes del Valle del Hudson probablemente piensan en la enfermedad de Lyme cuando tienen que nombrar una enfermedad relacionada con la garrapata. Pero hay otras enfermedades provocadas por las garrapatas en esta región.

Con la picadura de una garrapata infectada, una persona puede contraer una o más enfermedades a la vez, como la babesiosis y la anaplasmosis, que pueden ser fatales en personas con sistemas inmunes comprometidos.


El parásito babesia microti es el causante de la babesiosis. Las ratas de las praderas, los ratones y los ciervos tienen garrapatas. La transmisión a los humanos ocurre generalmente a través de la picadura de una ninfa infectada. También puede ocurrir por una transfusión de sangre contaminada. Los típicos síntomas de la babesiosis incluyen anemia hemolítica, fiebre, resfríos, debilidad generalizada y pérdida de peso. Los síntomas pueden aparecer entre uno y doce meses más tarde. En personas con el sistema inmune comprometido, el periodo de incubación puede ser menor. No se ha desarrollado aún un tratamiento estándar contra la babesiosis. Sin embargo, algunos medicamentos utilizados en el tratamiento de la malaria son efectivos en algunos pacientes con babesiosis.

 

La anaplasmosis humana granulocítica (o HGA, según sus siglas en inglés) fue identificada en 1990, cuando un paciente de Wisconsin murió de una enfermedad de fiebre severa dos semanas después de la picadura de una garrapata. En 1994 se reconoció al agente causante como varias especies de bacterias de la clase Ehrlichia. El agente, antes llamado HGE, es transmitido principalmente en los Estados Unidos por la garrapata patinegra (Ixodes scapularis) y la patinegra occidental (Ixodes pacificus).

El periodo de incubación va de uno a treinta días. Los síntomas de la anaplasmosis incluyen fiebre, dolor de cabeza intenso, malestar, dolores corporales y náusea. El tratamiento estándar es el antibiótico Doxycycline.

La manera más efectiva de prevenir Lyme, babesiosis o anaplasmosis es evitar la picadura de las garrapatas.

 

Peligro en el jardín

Un lugar común donde ocurren las picaduras de las garrapatas es el propio jardín. Este riesgo puede reducirse si usted crea “zonas libres de garrapatas” en su propiedad. Estas necesitan tres condiciones para prosperar: humedad, áreas de pastos altos y huéspedes de los que alimentarse. Al disminuir estas condiciones, usted puede reducir las posibilidades de entrar en contacto con una garrapata.

 

Las garrapatas se alimentan de una amplia variedad de animales, incluyendo los humanos. Típicamente abundan en los pequeños animales silvestres y los ciervos. De ahí la importancia de controlar los roedores alrededor del hogar. Mantenga la pila de madera lejos de las residencias. Ponga vallas para que los ciervos no entren a su jardín. Quite las barreras de piedra y paredes donde los ratones y otros animales pequeños pueden vivir. Quite las plantas decorativas que atraen a los ciervos y reemplácelas con plantas menos favorables.

 

Otra opción para reducir las garrapatas es usar pesticidas acaricidas. Si planea utilizarlo, contacte a un aplicador con licencia. Tenga en cuenta que muchos químicos son tóxicos para los peces y otros animales acuáticos y no deberían utilizarse cerca del agua.

 

Estas técnicas de jardinería reducen el número de garrapatas pero no las eliminan completamente. Recuerde siempre hacer un examen en busca de garrapatas después de que ha estado fuera, incluso en su propio jardín. Ayuda el vestir ropa de colores claros (así puede ver las garrapatas y cepillarlas antes de que ataquen su piel). Las garrapatas no saltan ni vuelan de los árboles y sólo pueden trepar distancias cortas. Los pastos altos les dan la capacidad de buscar huéspedes eficientemente. Por lo tanto, meta sus pantalones dentro de los calcetines siempre que camine entre pastos altos.

Si encuentra una garrapata pegada a su piel, quítela lo antes posible. Utilice pinzas, agarre la parte de la boca cerca de su piel y tire hacia fuera. No apriete el cuerpo de la garrapata cuando la esté quitando y no la toque con las manos desnudas.


Si encuentra una pegada a su piel y está preocupado por el riesgo de contraer alguna enfermedad, guarde la garrapata en una bolsa plástica con un poco de hierba y envíela por correo o tráigala al Departamento de Salud para su identificación.

 

Para más información, visite la página Web del Departamento de Salud del Condado de Dutchesss: www.co.dutchess.ny.us/CountyGov/Departments/Health/HDindex.htm.


Recursos para el control de las garrapatas
www.cdc.gov/ncidod/dvbid/lyme/Prevention/ld_Prevention_Control.htm

www.caes.state.ct.us/Publications/publications.htm

"Tick Management Handbook"

www.stopticks.org/prevention/index.asp

Sobre plantas resistentes a los ciervos
www.ecostudies.org/lma_deer_resistance_strategies.html

www.ecostudies.org/lma_deer_resistant_perennials.html 

 
 
 

*El Dr. Michael Caldwell es el Delegado de Salud del Condado de Dutchess. Envíe sus preguntas o comentarios a healthinfo@co.dutchess.ny.us. Christen Hertzog, consejero de salud pública del Departamento de Salud de Dutchess colaboró en este artículo. Publicado originalmente el domingo 13 de mayo en el Poughkeepsie Journal.

**Traducción de Mariel Fiori.




back to top

COPYRIGHT 2007
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.