Editorial

Miedo a(l mes de) la hispanidad

September 2007

Llegó septiembre y con él el fin del verano y el comienzo de otro año. Otro año escolar y de cosechas también. Septiembre ha sido declarado mes de la hispanidad en este país, probablemente por la fiesta de la independencia mexicana. Y siendo el mes de la hispanidad resulta de lo más llamativo la cantidad de amenazas que se cernirían sobre millones de hispanos en este septiembre. Las cifras no mienten y pareciera que eso a ciertas autoridades las pone nerviosas. Me refiero a las últimas estimaciones del censo que indican que los blancos ya son minoría en un tercio de los principales condados de los Estados Unidos. Más cerca de casa, el crecimiento latino en los últimos seis años ha sido enorme, 45% en el condado de Orange y 37% en Dutchess por citar dos ejemplos. Comparado con el 10 y 5% de crecimiento de la población en general respectivas, francamente es espectacular. Y sin embargo, o por eso mismo tal vez, los latinos aparecemos más débiles que nunca. Por una parte, ya pasaron más de dos meses desde que la propuesta de reforma de inmigración fracasara en el Congreso. Una reforma que si bien no era ni perfecta ni ideal, hubiera puesto en el camino de la legalización a por lo menos 12 millones de personas. Ahora ese subjuntivo no vale casi nada. Las redadas y deportaciones impulsadas por el ICE se han incrementado. Una de las principales activistas del Movimiento Santuario, Elvira Arellano, ha sido detenida y deportada recientemente cuando salía de dar una conferencia en una iglesia en Texas. Las autoridades dicen que simplemente cumplían con su deber, pero la duda queda. Ahora en el congreso intentan aprobar otro proyecto que perjudicaría mucho a los mismos desfavorecidos de siempre. Me refiero a las “no match letters” o cartas que enviaría la administración del seguro social a los empleadores con más de cincuenta empleados cuyos números de la seguridad social no correspondan con los registros. En muchos casos, según dicen, se trata de sólo errores administrativos, y en otros, ya sabemos. Estas cartas tendrían un poder enorme de atemorizar ya que vendrían acompañadas de una amenaza de deportación firmada por el Departamento de Seguridad Interior (Homeland Security). Y así, con noticias nefastas pareciera que se trata de infundir miedo a los inmigrantes. Por eso, desde La Voz intentamos separar la paja del trigo, informando sobre las posibilidades que este país sí tiene para los inmigrantes. ¡Que el miedo no nos detenga y FELIZ MES DE LA HISPANIDAD!

 

Mariel Fiori, Directora




back to top

COPYRIGHT 2007
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.