add this print this page

Vida Saludable

¿Por qué buscamos o nos encontramos los problemas?

Por Genaro Marín
April 2010
Los latinos no van a un consejero profesional, eso es para locos. La mayoría prefiere pedir consejos a un amigo que, como tiene y ha visto tantos problemas, seguramente ‘sabe mucho’. Bueno, con todo respeto a los que siempre tienen un consejo para otros, es bueno empezar por casa. Es fácil decir a otros lo que deben hacer, cómo y cuándo. Hablar es fácil. Lo difícil es tomar de la misma medicina que uno receta y practicar lo que predicamos.

Muchos se la pasan aconsejando como lograr la felicidad o éxito personal pero tienen un hogar lleno de grillos, o tienen amistades de las cuales se quejan porque los consideran falsos y hasta bochinchosos. Encontrar el lado chueco de otros y recetar la cura es fácil y muy tentador. Los pastores y consejeros pueden dar testimonio de todo esto. Lo que vemos en la superficie raras veces refleja lo complejo de nuestras relaciones. Caminamos incompletos pero la mayoría no encontramos lo que necesitamos, eso nos lo enseña la vida a su tiempo.  

María, y que me perdonen todas las que se llaman María, vivió una vida entera, un sueño, en tan solo un mes. Se había sentido sola y triste después de una relación problemática que se atrevió admitir haber tenido y una de sus amigas la invito a la discoteca para que se olvidara de las penas. No se sentía con ánimo pero fue.

Al entrar al lugar con tanto ruido y las gentes abrazándose y saboreando el néctar que machuca al cerebro, pronto sintió alegría por dentro y notó que alguien le había echado el ojo. El hombre se veía sexy pero ella trató de disimular su interés. En pocos minutos, el hombre sonriente y apuesto llegó y la invitó a la pista. Era el momento de debutar los talentos, especialmente si el licor suelta el cuerpo y ayuda los avances coquetones. Pero esto no parecía algo simple o cualquier cosa, ella sintió un jalón en el corazón y sintió la experiencia de un amor tan grande como se ve en películas, o como se vive en fantasías cuando uno está estirado en la arena frente al mar. ¡Caramba! Esto era amor a primera vista y con una profundidad que noqueaba los sentidos. ¡La felicidad estaba tocando puertas! 

Después de algún tiempo bailando su amiga le recordó que era hora de regresar a casa y a la realidad del otro día; ella miró al acompañante y este le dijo que él gustosamente le daría ‘un ride’, que se quedara más tiempo con él. Sin pensarlo dos veces, ella sonrió y accedió a quedarse mientras el magnético acompañante le apretaba la mano con calor y fuerza posesiva. Las palabras se endulzaban cada vez y todo lo que parecía lindo se ponía más lindo cada vez. Esto parecía un cuento de hadas… ¡Amor, amor profundo al fin!

En la casa de él

Él tenía un cuarto en una casa en donde vivía más gente, así que entraron sigilosamente para no ser detectados. El amor volcánico abrió nuevos caminos. Los dos decidieron no ir a trabajar al día siguiente pues ella había recibido el cheque semanal y podía llamar al restaurante y decirle al jefe que no podía trabajar porque se encontraba enferma. Él, por su parte, dijo que no tenía que llamar a nadie porque estaba en la lista de espera para un buen trabajo con el gobierno. Todo parecía ‘pichy’ al menos por ese primer día. 

Trajeron las ropas de ella y encontraron como forzarlas en el closet. Besitos y más besitos, eso lo arreglaba todo. Llegó la noche. Al día siguiente ella si tenía que levantarse e ir al restaurante a poner las diez horas que le exigían. Él le pidió que trajera cervezas para seguir celebrando su luna de miel. El día fue larguísimo pero cuando llegó a casa tuvo que llamarlo por el celular como siete veces pues ella aun no tenía llave para entrar.

Él regresó un poco borracho y le trajo una flor. Eso la calmó un poco de la preocupación de que tal vez había metido la pata al envolverse en tan corto tiempo. Se levantó el telón de la realidad y pronto el amante manifestó su carácter dominante y posesivo. No quería que le preguntara sobre gestiones de trabajo o de su pasado, o de dónde sacaba para vivir e ir a bailar todos los fines de semana. Para eso era hombre. 

Un oscuro nubarrón

Cualquier persona mirando desde afuera hubiera visto que se estaba formando un nubarrón y que tarde o temprano la tormenta estallaría. Pero ella vivía en negación. El problemita seguramente sería pasajero, un mal momento, pero él se compondría y la impactante noche en que se conocieron volvería. O, ¿volvería de veras? La asaltó una duda. Habían vivido juntos menos de un mes y él llegó borracho y maldiciendo; en vez de contestarle sus preguntas le dio un empujón que la estrelló contra el closet. Los llantos le brotaron y él le dio una bofetada para que se callara pero ella no podía contenerse; él le pego más y más fuerte. Los vecinos oían y se preguntaban si podía hacer algo pero decidieron esperan a ver si se calmaba la trifulca.

Después la mujer no gritaba sino que aullaba como animal herido y una de las mujeres vecinas decidió llamar la policía aunque su marido le advertía que no se metiere en lo que no le importaba. Pero esta vecina de pronto sintió una furia interna, pues ella había recibido tremendas golpizas y se había aguantado por miedo a que el hombre le hiciera lo que le amenazaba hacer si lo delataba. De pronto sacó valor para salvar a la vecina y llamó a la policía.

Moraleja: otros pueden intervenir y querer servir y ayudar, pero es la persona misma quien tiene que atreverse a mirar por dentro y levantarse del abismo y decir “!No más!”. Cuando se acepta que necesitamos ayuda profesional, empezamos por el camino hacia la rehabilitación. Sufrimos porque aceptamos sufrimiento muchas veces innecesario. La ayuda profesional nos ayuda a rescatarnos.

Si este articulo le provoca, ¡escríbale a La Voz! escribalavoz@yahoo.com Gracias.

*Genaro Marín es Director y Pastor de Ministerio Latino en Greenville, SC

CONTACTOS
Todos atienden las 24 horas

Línea de la Violencia Doméstica y Sexual del Estado de Nueva York
1-800-942-6906, En español 1-800-942-6908

Dutchess
-Battered Women's Services of Family Services Inc.
(845) 485-5550  
Website: 
www.familyservicesny.org

-Grace Smith House
(845) 471-3033
Website: www.gracesmithhouse.org/

-House of Faith Ministry
(845) 765-0294
Website: 
www.hudsonvalleyhouseofhope.org

Ulster
Family of Woodstock - Domestic Violence Services
(845) 338-2370
Website: 
www.familyofwoodstockinc.org

Orange
Safe Homes of Orange County
(888) 503-HOPE
Website: 
www.safehomesorangecounty.org

“Caminamos incompletos pero la mayoría no encontramos lo que necesitamos, eso nos lo enseña la vida a su tiempo”.  

 “Al entrar al lugar con tanto ruido y las gentes abrazándose y saboreando el néctar que machuca al cerebro, pronto sintió alegría por dentro y notó que alguien le había echado el ojo”.

 

back to top

COPYRIGHT 2010
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.