add this print this page

Usos y costumbres

Un viaje a la ciudad de Nueva York

Por Juve Santiago Méndez
November 2009
Después de conocer y recorrer Poughkeepsie y sus alrededores empecé a aprovechar mi tiempo libre para aventurarme en la ciudad de New York.

El traslado es sencillo aunque un poquito largo, pero si te gusta admirar los paisajes, este viaje en tren es el indicado para ti. La estación final es la Grand Central. Mi itinerario ese día era ir a la Estatua de la Libertad. No tenía idea de cómo llegar a ese lugar, pero le pregunté a un taxista y me dijo que por nueve dolarcitos me llevaba.

 Una vez más estaba en New York, "la capital de la moda". Así escucho que se refieren a la ciudad más poblada de los Estados Unidos de América, la tercera aglomeración urbana más grande del mundo por la cantidad de habitantes, después de Tokio y México, y en donde por cada cuadra te encuentras por lo menos dos salones de belleza y uno de manicura.

 Para visitar Liberty Island, donde se encuentra la Estatua, es necesario ir en ferry desde Battery Park, al sur de Manhattan. No obstante, si queremos acceder al interior de la estatua, necesitaremos un pase especial, que se puede obtener sin cargo adicional cuando compramos el boleto para el ferry. Empero, el número de pases al interior de la estatua está limitado y se acaban enseguida. El ferry opera desde las 9 AM hasta las 3.30 PM, cada treinta minutos y tiene un precio de $12, con descuentos para estudiantes y niños.

 Si no tenemos interés o paciencia en entrar en la estatua hay otra opción, que es coger el ferry que toman los neoyorquinos para ir de Manhattan a Staten Island y viceversa, y que es gratuito. Este ferry pasa muy cerca de Liberty Island y nos permite contemplar el monumento desde una perspectiva muy interesante, además de ahorrarnos las largas colas de la opción anterior y estar en circulación durante todo el día.

 Después de conocer a la "señora de la libertad" tenía tiempo de ir a Central Park. Una gringuita que conocí en la estatua de la libertad me dijo que los lugares más atractivos se ubican entre las calles 59 y 79. En verano, el parque es un refugio ya que allí hace varios grados menos de temperatura que en las calles que lo rodean, y así cada fin de semana me escapaba a la ciudad para conocer y hacer ¡todo lo que me había imaginado! Hasta que un buen día decidí realizar mi sueño dorado "irme de antro a la ciudad de Nueva York". Fue un trabajo "duro", pero alguien tenía que hacerlo.

De antros en la ciudad de Nueva York

 Alguna vez han escuchado la frase "la ciudad que nunca duerme"; créanlo: en la ciudad de Nueva York es una realidad. Y especialmente en Manhattan, esta pequeña pero glamorosa isla de actividad nocturna con ruidosos bares de barrio, presumidos salones de cócteles y antros nocturnos a la última moda, en donde los mejores Dj's del mundo entretienen a la "gente guapa" de la ciudad y sus visitantes.

 En Broadway, Times Square está disfrutando de un renacimiento con restaurantes netamente americanos, bares y cines que llaman la atención de grandes multitudes de turistas. Y si te gusta andar de reventón hasta muy tarde, el East Village, que ocupa desde la calle 14 hasta Houston, al este de Broadway, es para ti, ya que es famoso por sus bares que cierran hasta tarde y sus pequeñas salas de conciertos. Si te gusta el rock and roll debes visitar el célebre CBGB, mi lugar favorito. El Lower East Side, un barrio cuya historia ha sufrido muchos altibajos, rodea al East Village en Houston y se extiende hacia el sur hasta Chinatown. La zona ofrece una vida nocturna y un ambiente similar a la del East Village.

 Y si tienes unos dólares de más, y te quieres rosar codo a codo con artistas, modelos y personajes de los medios de comunicación, Soho es el lugar que buscas, ya que sus antros son los más exclusivos de la zona. La escena gay se concentra alrededor de los bares del West Village, que cuenta también con una animada variedad de clubes de jazz. Gramercy, con sus aterciopelados bares de cócteles, es el "nuevo Soho". Los locales, discotecas y lounges del centro (Midtown) y el Upper East y Upper West Side también satisfacen los gustos más selectos.

 Las entradas para algunas de las discotecas más elegantes pueden ser caras y sólo admiten dinero en efectivo. Los locales más de moda del momento tienen estrictos códigos de vestimenta y sólo permiten el acceso a la gente guapa y "cool". La hora de cierre habitual de las discotecas es 04.00 AM, aunque muchos locales permanecen abiertos toda la noche. Una variedad siempre cambiante de locales "after hours" ofrece entretenimiento hasta el amanecer.

 Sin embargo, es ilegal servir alcohol entre las 04.00 y las 08.00 AM, y a partir de las 24.00 horas los domingos. La edad mínima para consumir alcohol es 21 años y la comprobación de la identificación con fotografía es obligatoria. El precio medio de una cerveza es de 5 a 7 dólares, mientras que el precio medio de un cóctel es de 10 ─y que no se te olvide dejar la propina, ya que es costumbre dejar uno o dos dólares por bebida.

 Y si quieres la reseña de algún bar, antro o saloon, envíame un correo electrónico jsrock130@hotmail.com, y si no lo conozco te prometo que me "sacrificaré" para ir a conocerlo y darte una reseña detallada del lugar. Aunque me gustaría dejarles alguna reseña de algunos lugares, creo que no sería buena idea dar publicidad gratis.



back to top

COPYRIGHT 2009
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Comentario: mi Juve , mi Juve tu siempre tan intelectual me gusto tu redaccion y aver cuendo me llevas aconocer esos antros y la estatua tambien besos y suerte...
Posted: 11/5/2009
Comentario: Me encanta tu redaccion tan detallada e interesante, espero pronto leer tu proximo blog...
Posted: 11/4/2009