add this print this page
Foto de https://www.maxpixel.net/
Foto de https://www.maxpixel.net/

El poder del amor

Consejos de crianza para adolescentes, 12 a 16 años

La fuerza del amor se refleja en la confianza y la identidad
 

Por Dora Inés Grosso García
July 2018
La adolescencia es un momento trascendental para la familia, porque los cambios del preadolescente al adolescente son definitivos. Ellos se convierten en una persona con ideales y con identidad, eligen su orientación sexual, lo cual puede generar crisis emocional y cambios en sus hábitos y en el comportamiento, se afianza la personalidad, la autonomía, están buscando la independencia y ser aceptados como son.
Vamos a ver algunas características de esta etapa y recomendaciones para su familia. Tienen preferencia por la música, los deportes, la lectura, buscan espacios de intimidad, les agradan las actividades dinámicas que generen adrenalina.  El pensamiento entre los 12 y los 16 años es lógico, resuelven problemas concretos y reales, ya toman decisiones sobre sí mismos y los demás; es decir que todo gira en torno a los argumentos, el diálogo, los acuerdos y la intimidad. 

Se recomienda respetar su opinión, a nivel social, le interesan más las relaciones con sus iguales, prefieren a los amigos y personas que se identifican con sus aficiones, no importa la edad.  Esto favorece las relaciones con los adultos, es la oportunidad de crear lazos filiales en familia.

Si tuvimos una relación muy autoritaria o permisiva o negligente anteriormente, es buen momento para cambiar; ya que están dispuestos a participar de la democracia familiar, a defender los derechos de los mas débiles, incluyendo los propios. Es conveniente escucharlos y comprenderlos, hacer acuerdos, ser afectivos y tolerantes, para evitar conductas de rebeldía y agresividad, recordemos que son muy emocionales. En algunos casos se vuelven apáticos o se deprimen al no encontrar apoyo en sus ideales.  

Es la oportunidad de tomar las riendas del amor incondicional para aceptarlos como son y para disfrutar de tan bella relación. Se identifican con los roles de su identidad sexual y están muy atentos a la relación de pareja de sus padres o familiares, es un momento frágil, que marca los parámetros de su vida de pareja en el futuro, consolidan valores y principios de vida.   

Recordemos que están atravesando por los cambios físicos, hormonales que los disparan en el campo emocional y afectivo.  Necesitan mucho reconocimiento de los adultos, ser aceptados y recibir afecto, contacto físico.  Es importante la Presencia presente de los adultos, crear espacios de motivación, recompensas, no castigos ni premios, así ellos asumen las consecuencias por sus acciones. Pueden darles responsabilidades porque ya participan como miembros activos, responsables y autónomos de la familia.

Dora Inés Grosso García es psicóloga holística y pedagoga: doraigross@hotmail.com    
 back to top

COPYRIGHT 2018
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.