add this print this page

Usos y costumbres

Educación bilingüe, tema candente
 

Por Duane Stilwell
August 2016
La educación bilingüe se ha convertido hoy día en un tema candente. En 1998, por ejemplo, la Propuesta de Ley 227 en California, respaldada por el multimillonario Ron Unz, desmanteló los excelentes programas bilingües en ese estado. Más recientemente, la mitad de los programas bilingües en las escuelas de la ciudad de Nueva York también han desaparecido bajo el peso de los nuevos requisitos educacionales, denominados Common Core, del Departamento de Educación del Estado de Nueva York (NYSED).
 
Aunque escuelas bilingües siempre han existido en Estados Unidos, vale la pena estudiar a fondo lo que la ciencia nos ha enseñado en los últimos años. ¿Por qué es tan importante saber la verdad, especialmente para nosotros, los latinos? Hoy iniciamos una serie de artículos para esclarecer el papel que la educación bilingüe puede jugar en asegurar un futuro mejor para nuestros hijos bilingües.
 
Para comprender la magnitud del problema que enfrentamos, consideremos dos vidas paralelas, la de Violeta y la de Javier. Violeta llega de Latinoamérica a la hermosa ciudad de Burlington, Vermont, a la edad de 5 años, sin haber escuchado otro idioma que el español. En Vermont la población es muy homogénea, y todas las minorías étnicas comprenden sólo el 5% de la población. Javier, en cambio, nace en la ciudad de Nueva York de padres mexicanos y vive en un barrio latino. Aunque Javier sólo escucha el español en casa, en la calle oye a personas hablando en inglés y en otros idiomas. ¿Cuál de los dos va a aprender el inglés más rápido? Veamos….
 
Violeta empieza el jardín de infantes y es la única alumna en su clase que no entiende el inglés. Todos los días escucha a sus compañeritos hablando un inglés homogéneo que es apropiado para su edad y desarrollo social, y recibe atención especial de la maestra. Su madre, que no tiene permiso de trabajo, tiene tiempo para enseñarle a Violeta a leer el español en casa. Al llegar al quinto grado, Violeta habla el inglés perfectamente y, además, en su casa sigue leyendo libros en español y conversando en español con sus padres. Al graduarse de la escuela, Violeta va a ser verdaderamente bilingüe, y sabrá leer y escribir competentemente en ambos idiomas.
 
Javier también empieza el jardín de infantes, pero de 26 alumnos en su clase, 20 hablan español. Su maestra da la clase en inglés, pero Javier puede hablar con sus compañeritos en español todo el día. Como Javier no interactúa en inglés con los otros alumnos y no escucha suficiente inglés a un nivel apropiado para su edad, va a aprender inglés mucho más lentamente. Para el quinto grado, Javier habla español pero no sabe leerlo, y aunque su inglés oral le permite funcionar en la escuela, académicamente hablando ha quedado rezagado permanentemente. Lo más probable es que no reciba nunca la educación que se merece, y es muy probable que deje la escuela sin graduarse. Javier es un ejemplo de lo que en inglés se denomina con la frase Long Term English Language Learner, o LTELLs, estudiantes que año tras año son clasificados como deficientes en inglés académico. Las estadísticas demuestran que debido a la falta de programas bilingües adecuados, millones de alumnos latinos en Estados Unidos van a terminar la escuela sin dominar ni el inglés ni el español, y sin haber podido aprovechar clases avanzadas de ciencias, matemáticas, historia, o literatura.
 
Por esta razón, una gran proporción de estudiantes latinos no logran graduarse, y en lugar de la educación que les está garantizada por la constitución, recibirán una educación mediatizada que los pondrá en desventaja el resto de sus vidas. Esto en Estados Unidos, un país rico y poderoso que además es el segundo país hispanohablante del mundo después de México, y al que nosotros los latinos hemos aportado de mil maneras desde su fundación en 1776.
 
¿Y por qué es tan urgente buscar soluciones a este problema? Consultemos las estadísticas. El censo proyecta que en 15 años, para el 2030, la mitad de la fuerza laboral en Estados Unidos va a ser de origen latino. La enorme fuerza productiva de este país va a depender, en gran parte, de los estudiantes latinos que están hoy en nuestras escuelas. Es obvio por qué debemos abogar por programas bilingües que estén respaldados por los métodos pedagógicos más recientes.
 
 
* Duane Stilwell es maestro bilingüe de ciencia en Nyack, NY, y ha dictado cátedra en SUNY New Paltz y Teachers College.
 back to top

COPYRIGHT 2016
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.