add this print this page
Doris Díaz-Kelly, foto de Antonio Flores-Lobos
Doris Díaz-Kelly, foto de Antonio Flores-Lobos

Universidades

Vamos al Colegio universitario de Dutchess

Por
June 2016
“No, ‘pos yo no pude ir a la escuela porque no tenía dinero”, lamentan todavía algunos jóvenes y no tan jóvenes latinos a lo largo y ancho del Valle del Hudson ―y de frontera a frontera o de costa a costa en este país.
 
Pero ¿es válido decir eso todavía en nuestras comunidades, en donde prevalece el dicho de “el que busca, encuentra”? A muchos se nos olvida a veces que estamos en los Estados Unidos de América, el supuesto país de las oportunidades, el mismo que se jacta de ser el más rico y poderoso del planeta Tierra.
 
“La verdad”, decía recientemente el estudiante de arquitectura del Colegio universitario comunitario del condado de Dutchess (DCC) de Poughkeepsie, Ricardo Rodríguez de la Rosa, “lo único que se necesita para ir a la universidad es echarle ganas”.
 
Y sí, lo más probable es que tenga razón el futuro arquitecto e inmigrante mexicano, pero no está demás tener el enorme apoyo que le ofrece el personal del DCC a la comunidad hispana para hacer de sus sueños académicos una realidad.
 
Para eso, el Colegio universitario de Dutchess, cuya población estudiantil latina ha crecido del 8 al 18 por ciento en la última década, ha instalado en su presidencia a la Doctora Pamela Edington, una experimentada administradora de educación quien no sólo está comprometida con la comunidad, sino que dice que “todos deberían saber que el DCC está aquí para ayudarles a lograr sus objetivos”.
 
Sin duda, en el DCC, como en otros colegios universitarios comunitarios de la región, la ayuda está ahí para todos, incluyendo aquellos que no hablan inglés, para los de bajos recursos, para los que no manejan (porque no tienen carro, o licencia), y hasta (en algunos planteles) para aquellos padres que requieren de cuidado infantil mientras estudian. 
 
Debido a que la población hispana crece a pasos agigantados en el Valle del Hudson, el DCC espera que su población latina sobrepase el 21 por ciento de su estudiantado en un futuro cercano. Ese hecho posicionaría al colegio como una institución de servicio a los hispanos, por lo que recibiría más fondos federales, y por consiguiente, habría más fondos para beneficiar a la comunidad hispana.
 
Con los fondos actuales que recibe del Estado de Nueva York y otras fuentes, el DCC ofrece, en cinco localidades, cursos en español para obtener el diploma equivalente de secundaria, o high school, el HSE. Según Jessica Zangerle, encargada del programa, este es de gran importancia para aquellos hispanos que no terminaron su secundaria en Estados Unidos, o para aquellos que llegaron aquí con, o sin, su diploma de su país. El curso, que es intensivo y que dura 15 semanas, cuesta sólo $20.
 
Además, solamente en el último semestre, según la coordinadora de los cursos de inglés como segundo idioma, Kimberly Bacon, el DCC se ha dado la tarea de beneficiar a más de 400 estudiantes en 15 localidades de los condados de Dutchess y Putnam. Las clases para aprender inglés que conforman un total de 90 horas, cuestan la módica cantidad de $25.
 
Cabe mencionar que la matrícula universitaria en el DCC, ubicado en la ciudad de Poughkeepsie, es según la Presidenta Edington, la más baja dentro de todas las instituciones del Sistema Universitario del Estado de Nueva York (SUNY). La matrícula anual, a tiempo completo en el colegio universitario comunitario es de $3,360.
 
 
Navegando la universidad   
Muchas veces, por una u otra razón, algunos estudiantes ni siquiera se atreven a pedir información sobre las carreras que se ofrecen. Este temor resulta en que el aspirante termine por no ir al centro de estudios, y que sus sueños de ser profesionista queden truncados. Pero, eso no tiene que ser así, puesto que cada institución tiene a una persona clave que pone a los estudiantes en un camino a la graduación, tal como un chofer usa el GPS para ir de punto A, a punto B.
 
En el Dutchess Community College la persona clave en esa posición es la puertorriqueña Doris Díaz-Kelly, Asistente Decana de Estudiantes y Directora del Programa Oportunidad Educacional (EOP). 
 
Díaz-Kelly, quien toma su trabajo con mucha seriedad, y sobre todo, con una enorme pasión, comenta que la mayoría de los estudiantes hispanos que llegan al DCC, son los primeros en sus familias en ir a la universidad, y por eso trabaja tanto con los estudiantes, como con sus familias.  
 
Y es que, agrega la puertorriqueña, hay muchas cosas que los estudiantes no conocen. Por ejemplo, dice Díaz-Kelly, quien años atrás navegó por esas mismas oficinas del DCC como estudiante, pocos saben que hay ayudas financieras, que hay becas, que pueden recibir pase para transportarse gratuitamente en el autobús público del condado y que hasta pueden ir a la universidad sin poseer un número de seguro social.
 
No podrán recibir ayudas federales aquellos sin el mencionado número, pero sí pueden asistir al colegio, mientras pueden calificar para recibir otras becas y/o beneficios, agrega la Decana.
 
Otro de los sabios consejos que comparte Díaz-Kelly con los estudiantes de bajos ingresos es que es más conveniente ir al DCC, no sólo porque es el más económico, sino porque los estudiantes ahorrarían dinero en vez de asistir a una universidad de cuatro años. La colegiatura anual en el DCC cuesta $3,360 por año, mientras que, por ejemplo, en la universidad pública SUNY-New Paltz cuesta $6,470 por año. Entonces, lo que pueden hacer los estudiantes, recomienda la Decana, es tomar sus dos primeros años de carrera en el DCC y luego transferir todas sus materias a una universidad de cuatro años.
 
No se deje asustar por esos números, recuerde que lo aprendido, y el diploma que le van a otorgar, le va a dar muchos beneficios, y sobre todo, nadie nunca se lo podrá quitar.
 
Pero bueno, no pare de leer aquí, que la Decana tiene más cartas en la manga para sacar.  ¿Usted habla y escribe español bien, verdad?  El  terminar una Carrera de 2 años en el DCC, equivale a cursar alrededor de 64 créditos. Pero, según Diaz-Kelly, usted podria librarse de tomar 12 de esos 64 créditos, pasando un examen de español que le llaman el CLEP, y que cuesta sólo $80. Con eso, usted se estaría ahorrando algunos $800 de colegiatura.
 
¿Quiere saber más? Pues para eso tendrá que llamar a la Decana puertorriqueña, quien confiesa estar alegre y contenta de servir a su comunidad latina y de verla avanzar. Para contactar a la Decana, los único que debe hacer es tomar el teléfono, y llamar al DCC y preguntar por “Doris”, quien dice ser la única en toda la institución en llevar ese nombre que un día recibió de sus padres en su “Isla del Encanto”.  
 
Y así es que ya sabe, como le decía su mamá al estudiante dominicano de Justicia Criminal del DCC, Ezequiel Antonio Rosario García, “si te propones en hacer algo, lo haces … No hay excusas!”
 
 
El Dutchess Community College, que es uno de los 30 colegios comunitarios del sistema universitario de Nueva York (SUNY) cuenta con más de 10,000 estudiantes y está ubicado en el 53 del Pendell Road, en Poughkeepsie.
 
https://www.sunydutchess.edu/   (845) 431-8000
 
*Puede escuchar las entrevistas completes a la Dra. Edington, la decana Díaz-Kelly, Zangerle, Bacon y los estudiantes hispanos,  en los siguientes links del programa ¿Qué cocinaré hoy? https://wavefarm.org/archive/76z5at y https://wavefarm.org/wgxc/schedule/tjdzaz
back to top

COPYRIGHT 2016
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Comentario: ComentarioGracias por tan excelente reportaje Antonio Flores Lobos. Oportuna difusion e informacion para los hispanos sobre la gran oportunidad que pueden encontrar en Dutchess Community College, una universidad comunitaria, que les permite estudiar por dos años a un bajo costo. De igual manera los cursos para obtener su diploma equivalente de Secundaria ( High School Equivalency Diploma), clases que se imparten en Espanol o en Ingles en mas de 10 lugares en Dutchess County. Julia Saquicela Instructora de HSE en Español 845-554-2239
Posted: 6/12/2016