add this print this page

Mil millones de pie

Por
March 2013


Una mujer es forzada a estarse acostada en el piso, forcejea, grita, llora de dolor, mientras otras cinco mujeres la mantienen acostada, sosteniendo sus piernas en el aire. A esta mujer, como a otras 135 millones en todo el mundo, pero principalmente en el norte de África, le están practicando una ablación de su clítoris, o mutilación genital femenina por motivos no médicos, y de una manera muy poco aséptica (con un cuchillo o un pedazo de vidrio roto).  

En una fábrica clandestina donde la mayoría de las trabajadoras son mujeres, el jefe es hombre y les grita y maltrata, e incluso a alguna de ellas, a la más joven y más bonita también la acosa sexualmente. Se calcula que a nivel mundial, una de cada cinco mujeres se convertirá en víctima de violación o intento de violación en el transcurso de su vida.

En otro lugar, por un camino de tierra viene una mujer cargando en su espalda un fajo de palos de madera y carbón tan grande que la hace andar doblada. Un hombre, sin ninguna carga en sus hombros, viene caminando desde la dirección contraria y, a pesar de tener suficiente espacio en el camino para no chocarse, empuja a la mujer de tal manera que su carga de carbones cae rodando al suelo. En una oficina, un hombre de traje de pie se acerca a una de las trabajadoras que está sentada en su escritorio y le acaricia la mejilla alevosamente mientras ella contiene la respiración y las ganas de enfrentarlo. Dos caras de una misma moneda: acoso, discriminación, falta de respeto.

En una casa de clase media, un hombre golpea a su mujer, quien protege con sus brazos a la hija pequeña de ambos. Confusión, gritos y lágrimas. En Australia, Canadá, Israel, Sudáfrica y los Estados Unidos, entre el 40 y 70 por ciento de las mujeres asesinadas fueron asesinadas por sus parejas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En Colombia, cada seis días se reporta una mujer asesinada por su pareja o pareja anterior.

 

En un departamento, dos jóvenes están acostados en un sillón, pero se nota que la chica no quiere estar ahí, él le tapa la boca y prende la radio. Según estadísticas del Banco Mundial, las mujeres entre 15 y 44 años de edad corren mayor riesgo de ser violadas o maltratadas en casa que de sufrir cáncer, accidentes automotores, guerra o malaria. Las mujeres jóvenes son particularmente vulnerables al sexo forzado y tienen mayor riesgo de ser infectadas con el VIH/SIDA. Más de la mitad de las nuevas infecciones del VIH a nivel mundial ocurren entre personas jóvenes de 15 a 24 años de edad y más del 60 por ciento de la juventud infectada con VIH son mujeres, según la ONU.

En septiembre de 2012, una jueza de Arizona, Jacqueline Hatch, le dijo a una mujer que sufrió agresión sexual a manos de un policía en un bar, “Si no hubieras estado allí esa noche, nada de esto te hubiera pasado”. La violencia contra las mujeres ocurre de muchas maneras distintas, en diferentes escenarios, muchas veces a manos de hombres, pero también de otras mujeres, que silencian las quejas y buscan conformarse a las inhumanas normas establecidas.

Según V-Day, http://www.vday.org/home, una de cada tres mujeres en el mundo será violada o golpeada durante su vida. Esta atrocidad afecta a mil millones de mujeres, muchísimas, demasiadas, para quedarse sentados de brazos cruzados. ¿Cómo es posible que todavía en 2013 la mitad de la humanidad siga estando sometida a la otra mitad? No es cuestión de buscar culpables, sino soluciones, cambios a la mentalidad patriarcal que nos intenta subyugar desde aquí a la China, pasando por Latinoamérica, Europa y África. V-Day lanzó este año su campaña mil millones de pie, en la que mil millones de hombres y mujeres en 200 países del mundo se levantaron y se pusieron a bailar como una manera de movilizarse contra la violencia de género.

Desde La Voz, en el mes de la mujer, apoyamos los esfuerzos de V-Day para parar la violencia.

Mil millones bailando es una revolución.

Mariel Fiori, Directora


LA VOZ, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudsonback to top

COPYRIGHT 2013
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.