add this print this page

Usos y Costumbres

Las Patronas

Solidaridad en el tren de los inmigrantes

Por Joseph Sorrentino
August 2012
Por diecisiete años, un grupo de mujeres en La Patrona, Veracruz, viene repartiendo agua y comida a inmigrantes centroamericanos, pasajeros del tren de carga rumbo al norte.
 Su historia empezó en febrero de 1995 cuando dos hermanas, Bernarda y Rosa Romero Vázquez esperaban, con sus compras en mano, que el tren pasara por el cruce de su pueblito. Los inmigrantes que se encontraban en el primer vagón empezaron a gritar: “¡Madre, tengo hambre!” Su grito recibió respuesta del segundo vagón y al llegar el tercer vagón las hermanas no pudieron ser indiferentes al grito de los inmigrantes y les dieron su comida.

“Está mal,” dice Bernarda, “…aquí tenemos frijoles, tortillas y una tacita de café, y ellos no tienen nada”, Al rato del episodio, Bernarda y Rosa reunieron a sus padres, hermanos y familia y decidieron repartir comida y agua a los inmigrantes. Las mujeres, que se han hecho conocer como Las Patronas, no han faltado un solo día desde hace diecisiete años.

“Antes nosotras no sabíamos que la inmigración existía. Pensábamos que eran mexicanos aventurándose a explorar nuestro país”, cuenta Norma, hermana de Bernarda y la portavoz del grupo.

Los inmigrantes vienen principalmente de Guatemala, Honduras y El Salvador, también alguno que otro de Nicaragua. La mayoría tienen la esperanza de llegar a los Estados Unidos para encontrar trabajo, pero primero tienen que atravesar México, donde corren el riesgo de ser golpeados, secuestrados, asaltados e incluso asesinados. El paso a través de La Patrona es uno de los pocos puntos brillantes en su viaje.

 Actualmente hay quince mujeres en el grupo de Las Patronas, todas ellas voluntarias. Ellas empiezan a cocinar alrededor de las 9:30 de la mañana y terminan su trabajo a eso de las 9:00 de la noche. Al principio, las mujeres donaban toda la comida y cocinaban individualmente en sus casas. Ahora, ellas reciben mucha más comida donada y trabajan juntar en una cocina construida y donada por Crisóforo Romero Arragán, el padre de Bernarda y Rosa.

“Mi madre hacía su comida y luego la aumentaba”, dice Norma. “Mi otra hermana también empezó a aumentar su comida. Poco a poco empezamos a tener más almuerzos y con ese punto de partida nos organizamos para tener más comidas”.

La madre de Norma, Bernarda y Rosa, Leonila Vázquez Alvizar, y dos de sus hermanas también son parte de Las Patronas. “La pobre gente…todos ellos siempre nos dicen ‘Madre, madre, gracias,’” expresa Leonila, “esa es la satisfacción que guardamos en nuestros corazones. Ellos nos dan su gratitud”.

Los trenes no tienen horarios establecidos de operación. Algunos días sólo pasa un tren por La Patrona. Otros días puede que pasen incluso tres. Las mujeres están presentes para todos los trenes. Ellas no reciben ningún pago en dinero, pero Norma subraya, “yo creo que el mejor pago que tenemos es la bendición de toda esta gente que pasa por aquí”.

 

CONTACTO: La página web de Las Patronas es www.lapatrona.org.mx pero sigue en construcción. Su email es: lapatrona.laesperanza@gmail.com

*Joseph Sorrentino es escritor y fotógrafo redicado en Rochester, NY, y ha venido documentando la crisis en México desde 2003. Para más imágenes de Las Patronas, visite www.sorrentinophotography.com

*Traducción de Katherine Del Salto..





back to top

COPYRIGHT 2012
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Comentario: Para los que estén interesados en saber cómo funciona la acción ejecutiva del presidente Obama en materia de inmigración que anunció el 20 de noviembre de 2014, favor de leer la información publicada por USCIS, la agencia de inmigración federal, aquí: www.uscis.gov/es/accionmigratoria
Posted: 11/25/2014