add this print this page

Hambre, solidaridad y votos

Por Mariel Fiori
August 2012
 ¿Sabía que una de cada cuatro personas en la ciudad de Poughkeepsie vive en condiciones llamadas inseguridad alimentaria? Es decir, o bien pasan hambre o los alimentos disponibles no son los más saludables porque no viven lo suficientemente cerca de un supermercado con variedad de frutas, verduras y carnes y no tienen transporte para llegar a ese sitio a comprarlas. Esta estadística es bien preocupante ya que es el doble del nivel de inseguridad alimentaria que se da en todo el país. Una coalición llamada Poughkeepsie Plenty ha estado trabajando en cambiar esos números a través del cultivo de verduras en huertas comunitarias y en escuelas, y otros proyectos. Este es el tema de una de las notas que encontrará en La Voz de agosto.

¿Sabía que en La Patrona, Veracruz, México, un grupo de mujeres se dedica a dar comida a los cientos de inmigrantes que cada día pasan en un tren rumbo al sueño americano? El fotógrafo Joseph Sorrentino viajó a esa región y tomó la foto que ilustra la tapa de La Voz de este mes, y otras que verá en la nota de la página 5. Y es que en estos días de noticias tristes, en los que por ejemplo nos enteramos de que un joven entra en un cine y se pone a disparar a mansalva contra los espectadores, matando a doce e hiriendo a casi sesenta personas, es reconfortante saber que somos muchos más de los buenos que de los malos. Aprender sobre gente que ayuda a otra gente sin siquiera conocerla, pero que siente esa generosa simpatía por todo el género humano.

Y no sólo en La Patrona se encuentra a personas solidarias. Algo similar nos cuenta Juan Carlos Latin Piñeiro Moyet con su nota sobre su viaje por Kerala, en la India, donde descubrió una palabrita que al parecer no tiene traducción, dalma, al visitar un horfanato donde lo material escasea pero la alegría de vivir abunda. Esta interesante nota la podrá descubrir en la página 11 de la revista de este mes.

¿Sabía que las próximas elecciones presidenciales se definirán entre nueve estados como mucho, entre los llamados estados indecisos? Y es que en Estados Unidos, el sistema electoral indirecto tiene una particularidad en casi todos los estados del país: el ganador se lleva todos los votos del colegio electoral de ese estado. O sea, que si uno de los dos candidatos (como ya sabe, sólo hay dos opciones entre dos partidos) saca la mayoría de votos en determinado estado, 51 por ciento, los votos que recibe el perdedor no cuentan para nada. El reparto de votos no es proporcional a las cantidades recibidas; como se dice en inglés “winner takes all”. Eso es lo que pasó con las famosas y controvertidas elecciones de 2000 entre George Bush y Al Gore, cuando los votos del colegio electoral pesaron en favor de Bush, quien no tenía la mayoría del voto popular. Más sobre los estados indecisos podrá encontrar en la nota de la página 3.

En este mes, último del verano, también le ofrecemos la tercera y última parte de las aventuras de nuestra antropóloga de cabecera, Kate Grim-Feinberg, por las punas del Perú, una nota sobre un muralista que embellece las paredes de Newburgh con su arte, juegos para mejorar la mente, un avance del último libro para niños del escritor español y residente de Rhinebeck, Guillermo Fesser, recursos y eventos locales, y tanto más que no alcanza esta página para contarlo todo. Mejor, pase y vea por su cuenta.

Como siempre, si le interesa contribuir notas, sugerencias o ideas para próximos números de la revista, escríbanos a escribalavoz@yahoo.com ¡Y haga oír su voz!

 Mariel Fiori

Directora


 back to top

COPYRIGHT 2012
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.