add this print this page

buen gusto

Arte independiente de Lima se pone en marcha

Por Emily Schmall
December 2010
La estrella cultural de Lima, Perú, se levanta. Después de una década de crecimiento y el fin de una guerra interna, los artistas de Lima están creando un espacio para el arte contemporáneo.
Algo ilumina Lima, la ciudad gris que el autor peruano Daniel Alarcón describe como “pesado, pleno y oscuro, un techo de algodón sucio.” Un movimiento en Lima que se manifiesta mitad teatro uno, con fines comerciales otro, sacude las calles de la quinta ciudad más grande de América Latina, como forma de expresión durante un momento de transición para el país de 30 millones de habitantes.   

María Elena Alvarado Boggio, fundadora del grupo Desenfranquiciados Colectivo, es una de las protagonistas más importantes. Ella empezó a exhibir obras de jóvenes y nuevos artistas desde 2004 hasta 2006, cuando se mudó al Valle del Hudson en Nueva York. Vivió en Nueva York desde 2006 hasta 2008, expuso obras en el Hessel Museum de Bard College y diseñó la revista La Voz, ganando un premio de la Alianza de Medios Independientes de Nueva York, el Ippie Award, por el diseño general de la revista.

En 2008 regresó a Lima, sin esposo y con ganas de cambiar la escena cultura de su ciudad. Alvarado, 40, decidió desafiar el círculo pequeño de galerías y de privarlo de las comisiones de los intermediarios típicos, al lanzar el arte gratuitamente con Desenfranquiciados, que tiene el lema de “independencia estética y precios bajos sin intermediarios”, ya que 100 por ciento de las ganancias son para el artista (http://www.desenfranquiciados.com/). “Soy un poca subversiva,” admite Alvarado durante una entrevista en su departamento (lleno de fotos, cuadros, esculturas, y obras que compró de Desenfranquiciados) de Miraflores donde vive con su hijo.

La profesora de arte del Centro de la Imagen de Lima escogió como compañero a su ex alumno Nicolás Figari, 25, fotógrafo. Alvarado puso en su equipo a otro fotógrafo, Virginia Fernández, para abrir una galería nueva en el primer piso de la casa baranquina de Fernández. Se llama Gallery 58 para hacer notar el número de pedidos para este tipo de licencia en Lima. Acaba de lanzar su primera exposición en noviembre. “Todo está pasando en este momento y estamos en el centro de todo,” dice Figari.

En la ausencia de un programa del gobierno para promover el arte, los Desenfranquiciados se han apuntado a ocuparse con el rol de curar exposiciones públicas en Lima. Sus eventos, la mayoría en salas donadas de las escuelas del arte, son gratuitos y atraen una población heterogénea de jóvenes, ancianos, los que ya son propietarios de obras del arte, y otros que nunca compraron más que un cartel.

Alvarado y Figari escogen los artistas nuevos de los ejemplos enviados por correo a su dirección virtual. A veces escogen artistas muy conocidos, otras veces es la primera oportunidad profesional de un artista joven, como el caso de Figari.

El precio máximo de cualquier obra en las presentaciones de DF es $100 dólares. Por eso, los cuadros realmente vuelen de las paredes. En la exposición de la primavera, DF vendió $33000 dólares en obras.

Entre los artistas más conocidos que exhiben con DF se encuentra Cherman Kino Ganoza, un artista gráfico que exhibe en salas gubernamentales y opera una galería en su apartamento de Miraflores. Entre los 600 carteles de Cherman, la mayoría representa figuras de la política o la lucha social en el Perú y otros países latinoamericanos, incluye una serie llamada Superhéroes de la Patria, las caras dibujadas de Tupac Amaru y Lucha Reyes, en formas inspiradas de los cómicos clásicos de los años 1970s, en cuadros enormes de algodón en tinturas vegetales. “El olvido es algo que me asusta. Que vale la pena usar mi trabajo para eso,” dice él.

Made in Perú

DF es la centrifugadora de un amplio movimiento al que el premio Nobel de Literatura al peruano Mario Vargas Llosa últimamente añadió brillo. Incluye escritores, revistas, cineastas y sellos de música, de la gastronomía hasta la moda, un movimiento independiente forjando un camino nuevo para expresarse en un país tan diverso, tan complejo, tan antiguo como es el Perú, en momentos de un cambio profundo económico y social.

Además autores y cineastas están ganando un reconocimiento mundial. El joven escritor Daniel Alarcón, cuyos cuentos aparecen en la revista The New Yorker y mencionado en la misma como uno de los mejores autores menores de 40 años. “Contracorriente”, una película que cuenta un romance en el norte de la costa peruana, ganó el premio de audiencia en la festival de cine de Miami en 2010, y el Premio del Festival de San Sebastián en 2009, mientras que la película “Octubre” consiguió el premio del jurado en el Festival de Cannes de 2010.

El escritor Pedro Casusol, 24, expresa un sentimiento común en Lima, una conciencia de la contradicción de vivir en una ciudad con tanta disparidad, con crecimiento económico por un lado y guerra interna por el otro, en su novela de 2009 Once Quince: “Nos crearon una burbuja para estar de 8 de la mañana a 4 de la tarde lejos de la realidad, durante el capítulo más violento de nuestra historia, nos enseñaron a hablar en inglés...”

El proyecto de Alvarado y Figari puede verse alterado con la elección reciente de Susana Villarán del partido centro-izquierdista Fuerza Social para la alcaldía de Lima. La hija de Villarán ha sido vista en los eventos del DF y la ciudad frente al océano Pacífico ha sido golpeada por una ola de cambio.


back to top

COPYRIGHT 2010
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.