add this print this page

Editorial

La ley del Sueño americano

Por Mariel Fiori
October 2010
Tan escurridizo como el famoso sueño americano de muchos, el proyecto de Ley DREAM (según sus siglas en inglés Development, Relief and Education for Alien Minors, o Desarrollo, Ayuda y Educación para Menores Extranjeros) sigue esperando en un cajón que los legisladores lo aprueben.

Desde el año 2001, cuando fue impulsado por el senador Orrin Hatch (R-Utah) que espera. En 2007 llegó al senado para votación autónoma promovido por el senador Dick Durbin (D-Illinois) pero nada pasó. Este año el líder de la mayoría del senado, Harry Reid (D-Nevada), trató otra vez al introducirlo en el proyecto de ley de autorización de defensa, pero todavía sigue retrasado en el senado, gracias a una maniobra obstruccionista de senadores republicanos, que no tiene que ver con el contenido del proyecto, sino con el procedimiento de votación. Mientras tanto, la ley del sueño sigue durmiendo ¿Hasta cuándo?

Primero, una explicación, para los que no estén al tanto, de qué se trata este DREAM Act. La idea de este proyecto es darles un camino a la ciudadanía a los jóvenes que vinieron a los Estados Unidos como niños, traídos por sus padres. Algunos de estos jóvenes no saben que no son ciudadanos hasta que quieren conseguir una licencia de conducir o solicitar el ingreso a la universidad. Conforme a esta ley, los estudiantes elegibles pueden solicitar estatus legal condicional por un periodo de seis años. Durante ese periodo, deben graduarse con un título universitario de por lo menos dos años de duración, o completar dos años de una carrera universitaria de cuatro años de duración, o servir en el ejército por dos años (antes este requisito era servicio comunitario, pero fue reemplazado). Al final del período de seis años, estos jóvenes (hasta 35 años de edad, si entraron al país antes de los 15 años de edad) pueden hacerse residentes permanentes legales si no tienen antecedentes penales. 

Cada año, alrededor de 65 mil estudiantes elegibles según el proyecto de Ley DREAM se gradúan de la escuela secundaria pero sus logros académicos no pueden ir más allá de la preparatoria. No pueden ir a la universidad, el ejército o escuelas de oficios. Estas oportunidades perdidas no sólo dañan a los jóvenes, también son una pérdida para la sociedad y la fuerza laboral estadounidense.

Según estudios del IPC, (Immigration Policy Center) darles estatus legal a jóvenes indocumentados que quieren ir a la universidad o al ejército trae grandes beneficios económicos. Ya que viven en Estados Unidos 2,1 millones de jóvenes indocumentados, sin la Ley DREAM, no van a ir a la universidad, o no podrán trabajar de manera legal en el país. Con la Ley DREAM, ellos podrían tener la oportunidad de vivir todo su potencial como futuros doctores, maestros, y empresarios que darían mayores contribuciones a la economía y la sociedad. A mayor ingreso, más impuestos se pagan. Por ejemplo, una persona con un título universitario gana durante su vida $750.000 más que alguien que sólo tiene diploma de secundaria.

Y a pesar de estos beneficios obvios, y otros no tan obvios (como por ejemplo que se evitaría deportar así a jóvenes talentosos y brillantes que fueron educados hasta el doceavo grado en los Estados Unidos con dineros públicos, o sea, se evitaría una fuga de cerebros), el proyecto de ley sigue parado en el senado. Si el senado lo vota, probablemente en noviembre o diciembre, entonces quedan los diputados que deben votarlo también. Al final, el presidente deberá ratificar la ley, y Obama ya ha dicho que apoya la propuesta totalmente.

Mientras tanto, activistas en todo el país siguen inundando con cartas, correos electrónicos y llamadas telefónicas las oficinas de los senadores que todavía votan que no o no están seguros. Aquí en el Valle del Hudson, la Coalición de la Comunidad del Valle del Hudson está muy involucrada en promover un voto positivo para que esta ley deje de estar dormida y se haga realidad. Para más información o participar, visite http://nysiaf.org/ o http://hvccoalition.web.officelive.com/

Como dice una famosa canción ¿quién dijo que todo está perdido?

Mariel Fiori, Directora

back to top

COPYRIGHT 2010
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.