add this print this page

Opresión y resistencia

Por Mariel Fiori
July 2018

A mediados de junio tuve la suerte de asistir a una conferencia en la ciudad de Detroit, Michigan, que me ha dejado pensando, y me gustaría compartir algo de lo que aprendí por acá. Se trataba de la 20ava conferencia anual de Medios Aliados (Allied Media Conference, AMC, por sus siglas en inglés) y viajé con un pequeño contingente de Radio Kingston.
Una de las charlas era sobre las estrategias para hacer un periodismo transformador. Tenía que ver con entender primero que el periodismo de masas en los Estados Unidos no representa bien a las minorías, un tema al que le dediqué este espacio en noviembre del año pasado. Algo que no sabía, y que aprendí en la AMC, es que hace 50 años exactamente, el presidente de su momento, Lyndon B. Johnson, mandó a hacer una investigación sobre los orígenes de los disturbios raciales de 1967 en todo el país con la llamada Comisión Kerner. La investigación descubrió que gran parte del racismo imperante entonces se debía a la labor de los medios de comunicación, que presentaban las noticias con la única “objetiva” perspectiva de un hombre blanco heterosexual. ¿Qué me cuentan?

50 años después la cosa no ha cambiado mucho, la perspectiva “normal” sigue siendo la de un hombre blanco heterosexual, y a pesar de grandes avances de mujeres, minorías y la comunidad LGBTQ, todavía la marginalización es latente y los latinos seguimos viéndonos en roles negativos y estereotípicos. 
Entonces para hablar de un periodismo transformador, que muestre todas las perspectivas de la realidad, se necesita entender los sistemas de opresión y los métodos de resistencia. De esto se trató el increíble taller que dio Mia Henry, la Directora Ejecutiva del Centro Arcus para el Liderazgo de la Justicia Social en Kalamazoo College. 

La opresión tiene cinco caras, explicó Mia, como la explotación (capitalizar en el trabajo de otros al pagar menos de lo que el trabajo vale, que también se puede ver en la brecha de riqueza); la marginalización (las identidades excluidas pueden estar basadas en raza, etnicidad, edad, nacionalidad, antecedentes penales, género, estatus migratorio, clase, tamaño o peso, discapacidad, o religión; y es clara en la nula o poca representación positiva en los medios de comunicación); sentimiento de impotencia (que se ve en la cultura del silencio, en el adoctrinamiento que hace entregar su poder voluntariamente); la dominación cultural (imperialismo que resulta en borrar todas las otras culturas ); y la violencia (abuso y daño espiritual, mental y físico). Las cinco caras de la opresión se pueden ver desde diferentes niveles, como personal, interpersonal, cultural e institucional. ¿Cómo se imaginan ustedes dentro de algunos niveles? 

Después llegó la hora de hablar de la resistencia a la opresión y para eso Mia dio el ejemplo de la esclavitud en los Estados Unidos y cómo los esclavos resistieron por siglos. Según un gráfico que vio en un museo en Memphis, Tennessee, sobre la guerra civil y el movimiento de los derechos civiles, hubo seis formas de resistencia a la esclavitud que se emplearon a lo largo de la historia. Estas son: escape (huir de la situación, cual refugiados para salvar la vida); revuelta (agitación); acción colectiva (peticiones y protestas en las calles o en las cortes); logro y éxito personal (usado para la libertad y la liberación); desafío (negarse a someterse); y hacer comunidad (unirse para apoyarse mutuamente). Lo más interesante es que se necesitaron todas esas maneras para acabar con la esclavitud, una sola de ellas no lo hubiera logrado.

El conocimiento es poder y desde las páginas de La Voz intentamos cada mes empoderar a nuestros lectores con información utilizable. Escribimos en español, nuestra lengua materna, o aprendida con los años, escribimos sobre nuestras bellas culturas y sobre todo lo que nos hace a los latinx avanzar y tener éxito en este país, ahora sé que también son maneras de resistir la opresión.   
 

back to top

COPYRIGHT 2018
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.