INUNDACIONES. Inundaciones y destrucción fue lo que dejó a su paso el Huracán Sandy que en el año 2012 azotó el Valle del Hudson, dejando pérdidas de aproximadamente $75 mil millones, siendo sobrepasado solamente por el Huracán Katrina. A su paso por el Caribe y el Noreste estadounidense, el fenómeno, que muchos creen es resultado de los cambios climatológicos, dejó más de 200 muertos.<br /> 
INUNDACIONES. Inundaciones y destrucción fue lo que dejó a su paso el Huracán Sandy que en el año 2012 azotó el Valle del Hudson, dejando pérdidas de aproximadamente $75 mil millones, siendo sobrepasado solamente por el Huracán Katrina. A su paso por el Caribe y el Noreste estadounidense, el fenómeno, que muchos creen es resultado de los cambios climatológicos, dejó más de 200 muertos.
 
add this print this page

Medio ambiente

Con todo contra el calentamiento global

Una lucha que no podemos evitar

Por Antonio Flores-Lobos
September 2017

Para muchos en la comunidad hispana, hay muchas cosas tan importantes y preocupantes en el diario vivir, como lo es la inmigración, trabajo, educación y salud, que a veces las noticias sobre calentamiento global, la protección del medio ambiente y la subida del nivel del mar pasan desapercibidas.
 
Pero esas alarmantes noticias de que el planeta está cambiando, y de que todos seremos afectados, independientemente del lugar donde viven, estatus migratorio, raza, religión, cultura, posición económica y nivel de educación, son reales, según los científicos.   
 
De que la comunidad hispana se verá afectada es cierto, pero su participación en actividades para mejorar el medio ambiente ha sido, hasta el momento, mínima. Eso no significa que haya egoísmo ambiental en la comunidad, pero sí, falta de educación ecológica, que le impide tomar cartas en el asunto para minimizar los nocivos efectos que el calentamiento global amenaza con traer a nuestras vidas.
 
Y sí, puede hasta sonar ridículo pedirle a un hispano indocumentado que use transporte publica para no contaminar, cuando ni siquiera el mismo estado que debe garantizarle aire y agua limpia, se niega a otorgarle una licencia de conducir. Pero hay cosas que se pueden hacer.
 
Para empezar, hay que reconocer que así como alrededor del planeta el nivel del agua está aumentando, las ciudades a lo largo del Río Hudson no son inmunes, y estas también verán más y más inundaciones (como las que tuvimos con el Huracán Irene, pero más seguido, y hasta inundaciones permanentes en ciertas áreas). El nivel del agua aumenta debido al calentamiento global, que es el resultado de la quema de combustibles fósiles y otras actividades humanas.
 
Independientemente de que los fósiles se estén quemando en el motor de su carro en Midtown Kingston o en una fabrica en China, esos gases tóxicos emitidos hacen que el calentamiento global agilice el cambio del clima aquí.
 
Y mientras el calentamiento derrite los glaciares de Antártica y Groenlandia, los Andes y los Himalayas, las altas temperaturas fuerzan a las aguas del planeta a expandirse, elevando así los niveles del mar, y amenazando a millones de personas y viviendas en las costas del mundo, incluyendo las del mismo Valle del Hudson.
 
Los tornados son fenómenos que anteriormente solo ocurrían en el Medio Oeste, y los huracanes regularmente no pasaban de las regiones costeras. Ahora se reportan tornados por el norte de Nueva York y huracanes, como Irene y Sandy que azotaron el Valle del Hudson y las Montañas Catskill, devastando cientos de propiedades y dejando millonarias pérdidas por el área.
 
De hecho, según Libby Zemaitis, del Programa de Cambio Climático para el Estuario del Río Hudson del Departamento de Medio Ambiente y Conservación del Estado de Nueva York, el Valle del Hudson ya “vive el cambio climático, más rápido que el promedio nacional o mundial. Nuestros principales riesgos son inundaciones, altas temperaturas, sequías y lluvias intensas”.
 
Se predice que, conforme sube el nivel del mar, el sur de la Florida, como tantas otras áreas bajas del planeta, quedarán sumergidas. No por nada, en días de lluvias torrenciales, se han visto ya nadar a peces por las calles de Miami.
 
Pero, no todo está perdido. A pesar de que el Presidente Trump ordenó el retiro del país del Acuerdo de Paris para confrontar el calentamiento global, hay muchas organizaciones, gubernamentales y no gubernamentales que están trabajando para evitar una catástrofe.
 
En el Valle de Hudson, por ejemplo, el Programa de Estuario y la Universidad Cornell están llevando Estudios de Diseño Adaptable al Clima a todas esas comunidades propensas a inundaciones por el Río Hudson.  Con esta colaboración, se ayuda a las comunidades a adaptarse al cambio climático y a ser más resistentes a los riesgos que enfrentan.
 
En el Estado hay ya mas de 200 Comunidades Inteligentes sobre el Clima que han juramentado seguir ciertas políticas para minimizar los efectos del calentamiento global.
 
A nivel individual, hispano o no, todos pueden poner su granito de arena para combatir el calentamiento global, ya sea bajándole al termostato en el invierno a 68 grados F, usando energía solar, apagando la luz cuando no la necesite, reciclando, reusando y reduciendo, entre tantas cosas ¡click!
 
Para mas información: Vea el video: https://www.youtube.com/watch?v=alkffkAwPwY
 

back to top

COPYRIGHT 2017
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.