add this print this page

BARD COLLEGE, un lugar para pensar

Por Mona Merling
April 2006
Una gran ventaja de vivir en Estados Unidos es la posibilidad de realizar los estudios universitarios en un “liberal arts college” (universidad de humanidades). Este tipo de institución tiene una tradición intelectual muy antigua y ofrece programas de estudios post secundaria que requieren el enfoque en una especialización. Los estudiantes tienen requisitos de cursos en cada división pero se los anima a expandir su educación más allá de su área de estudio.
Este tipo de universidad es en general muy abierto hacía otras culturas y aprecia mucho la diversidad. Yo misma soy estudiante internacional en Bard College y me siento perfectamente integrada en la comunidad. Estoy simplemente fascinada con la manera en que se enseña aquí, con el hecho de que los profesores siempre tienen en cuenta las opiniones de los estudiantes y lo tratan a cada uno individualmente. A diferencia de las grandes universidades, en los pequeños “liberal arts colleges” los estudiantes son más que un número; son una persona a la que se le da la oportunidad de poner en práctica sus propias ideas.

Las actividades extracurriculares en Bard son variadas: desde deportes, programas sociales, conferencias, recaudaciones de fondos para diferentes causas, programas de radio, realizaciones cinematográficas hasta edición y publicación de revistas.

La revista hispana LA VOZ, por ejemplo, es un productor de Bard College: Mariel Fiori de Argentina, que es también tutora de español en Bard, fundó la revista y está trabajando con estudiantes de Bard.

El departamento de español es bastante grande, y lo que es sumamente interesante es que los que estudian español en Bard son estudiantes de todos los rincones del mundo: Estados Unidos, India y Europa. La organización de los estudiantes latinos en Bard (LASO- Latin American Student Organization) es la segunda más grande del campus, después de ISO (International Student Organization). Por lo tanto, Bard es un lugar muy cosmopolita donde las diferencias de cultura no son despreciadas; al contrario, la diversidad étnica es deseada y valorada.

Fernando Salas, de México, está en su cuarto año en Bard. Su impresión es de un lugar que puede ser caracterizado como “surrealista”. Lo que le conmovió cuando llegó aquí fue el altruismo de las personas y las ganas de ayudar a los demás. Mariana Morales, de Venezuela, está en su primer año en Bard. Estar aquí la ayudó mucho a mejorar su inglés. Ella dice que al llegar no estaba muy segura de su uso del inglés, pero la ayudaron a vencer todos los obstáculos del idioma. 

Como mi lengua materna es el rumano, también tuve que pasar por lo que todos los estudiantes internacionales pasan: la confrontación con un idioma nuevo. Es verdad que para llegar a ser admitido a un colegio estadounidense es necesario tomar exámenes de ingles (SAT), pero el esfuerzo vale la pena. Hay muchos estudiantes de todo el mundo que se preparan para estos exámenes y logran sacar notas excelentes. También, las posibilidades de prepararse para estos exámenes específicos son muchas: desde ejercicios online a libros especializados. Con un poco de voluntad y esfuerzo, el camino hacia la ingreso a una universidad de humanidades o “liberal arts college” es muy fácil.

Mi impresión de Bard, la impresión de una estudiante de Rumania, es que estar en un lugar como este, no sólo ofrece oportunidades académicas extraordinarias, pero también te da la ocasión de conocer la cultura estadounidense con profundidad.  

Algunos datos sobre Bard:

Motto: Dabo tibi coronam vitae (Te daré la corona de la vida)

Ubicación: Annandale-on-Hudson, New York; el campus está dominado por el río Hudson y las montañas Catskill. Las ciudades más próximas son Rhinebeck, Kingston, Poughkeepsie, Red Hook y Tivoli. Hay transporte a estos dos últimos lugares con los buses del campus, conocido como “la shuttle”.

Estudiantes: 1458 universitarios, 223 de postgrado. El 69% de los estudiantes recibe algún tipo de ayuda financiera, de los cuales 57% recibe ayuda directamente de Bard para costear sus estudios.

Profesores: 224

Programas afiliados a Bard: Milton Avery Escuela de Arte, Levy Instituto de Economía, Centro para estudios de arte en la cultura contemporánea, Instituto para directores de orquestra, Centro Bard para graduados en Nueva York, Manhattan.


back to top

COPYRIGHT 2006
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.