add this print this page

Usos y costumbres

Barreras para las mujeres inmigrantes

Barreras al inglés, segunda parte

Por Sari Bilick
July 2007

Si en el Valle del Hudson los inmigrantes varones se encuentran con obstáculosa la hora de aprender inglés, para muchas mujeres la situación parece aún másdifícil. Con trabajos donde la comunicación es mínima, como limpiar casas ocuidar niños, y con las responsabilidades hogareñas que las esperan al regreso,asistir a clases de inglés es lo último que pueden hacer. Aunque, vistas lasconsecuencias, debería ser lo primero…

Un gran obstáculo para los inmigrantes es el inglés. Con el inglés esmás fácil encontrar trabajo, comunicarse con maestros y doctores, y participaren la comunidad. Pero los inmigrantes latinos, particularmente las mujeres, seenfrentan a muchas barreras al inglés y desafíos para funcionar dentro de unasociedad donde el inglés es dominante.

Por su trabajo y su papel dentro de la familia, a menudo la mujer tienemás dificultades con el inglés, y menos oportunidades para aprenderlo ypracticarlo. La mujer ocupa un puesto único en el que ella ostenta el papel demadre más el papel de trabajadora. En este equilibrio entre trabajo y familiase hace muy difícil encontrar el tiempo y la energía para aprender el inglés. Perotambién en su papel como madre, es muy importante que la mujer hable inglés.

El trabajo más fácil de encontrar para una inmigrante sin papeles y sindominio del inglés es en limpieza de casas u hoteles y cuidado de niños. Unamujer que sólo habla unas palabras de inglés puede limpiar una casa porque eltrabajo no requiere que ella hable mucho. Pero no es siempre tan fácil. Laprimera vez que una mujer va a hablar con el patrón, tiene que entender todaslas instrucciones más el horario de limpieza. Es común que en situaciones así,una amiga o un esposo que habla mejor el idioma la acompaña para traducir.Camila, una mexicana que ha vivido en los Estados Unidos por seis años puedehablar con su patrona sobre temas básicas pero para cosas más complicadas,siempre va con su esposo. “Para trabajar en una casa, la primera vez voy con mimarido y él me dice que es lo que quieren que limpie, que día tengo que venir,todo...  Primero voy con él, ya paralimpiar yo voy sola”. Muchas tienen la misma dificultad cuando un patrón cambialas instrucciones o le deja una nota con otras instrucciones.

El círculo vicioso

El trabajo en un restaurante o una tienda da la oportunidad de practicaringlés y hablar con angloparlantes diariamente, pero en el trabajo en una casano hay mucha interacción y tampoco la oportunidad de practicar diariamente. Lasmujeres que trabajan en casas usualmente están solas allí todo el día o estáncon niños. Las pocas conversaciones que mantienen son con los patrones y usualmentese centran en el trabajo.

Paulina ha vivido aquí por diez años. Ella tiene dos hijos y habla bastanteinglés pero todavía no lo suficiente como para encontrar el tipo de trabajo quequerría. “A mí me gustaría trabajar cuidando viejitos o en un McDonald’s, perono puedo conseguir esos trabajos porque no tengo papeles y mi inglés no esperfecto. Pienso que si alguien trabaja en algo así va a aprender más rápido”. Paulinaexpresa bien un desafío que tienen muchas mujeres latinas: con un mejortrabajo, puede aprender más inglés, pero sin el inglés no puede encontrar unmejor trabajo. Esto resulta en un ciclo en que muchas mujeres se quedan entrabajos en los que no pueden practicar el inglés, y no pueden conversar conotras personas. También, este tipo de trabajo usualmente paga muy poco comopara poder apoyar mejor a la familia.

Los inmigrantes que no hablan inglés frecuentemente usan traductores. Aveces la consulta del doctor o la escuela tiene traductores oficiales, pero noes lo más común y cuando no hay traductores disponibles, un amigo, un esposo, oun hijo sirven como traductor. Las situaciones donde se suele usar traductoresson con los doctores y con los maestros en la escuela. Los inmigrantes conhijos tienen que participar en la escuela y en las conferencias y reuniones conlos maestros.

Por su tiempo en los Estados Unidos o su trabajo, es muy común que elhombre de la familia hable más inglés que la mujer. Sin inglés, las madres nopueden participar en la escuela y los esposos van solos, o van con la mujerpara traducir. Linda, una mujer mexicana puede hablar con sus patrones en sutrabajo, pero para ella es mucho más difícil hablar con los maestros de suhijo. Su hijo tiene nueve años y a él no le gusta cuando su madre trata de hablaren inglés. Linda dice, “mi esposo habla un poco más inglés que yo, pero megustaría también yo poder participar en la escuela. Pero es imposible ahora, nome puedo comunicar con los maestros”. 

Aunque ella quiere participar en la escuela más, usualmente su esposo vaa las reuniones con los maestros porque él habla más inglés y ella se queda encasa con los niños. Es muy importante para los niños que sus padres participenen su educación y les ayudan con su tarea. Pero con padres que hablan pocoinglés, muchas veces esta participación es imposible.

Cuando el niño traduce a sus padres

En algunas situaciones, los niños sirven como traductores para suspadres. Usualmente, los niños son jóvenes y tienen que traducir sobre temas queno entienden. Tienen que traducir papeles de la escuela, formularios deimpuestos o de empleo. La situación más común en la que los niños traducen parasus padres es con los doctores. Esto es particularmente difícil porque haymuchos términos médicos que el niño no entiende.

Linda trata de hablar por ella misma pero a veces es necesario que suhijo la ayude. “Él traduce a veces en el doctor cuando voy con él y a vecescuando los bebes se enferman con asma o algo. Necesito ayuda por ejemplo parapedir un formulario o rellenar papeles”. La necesidad de usar a su hijo como traductor es algo muy difícil paralos padres. Ellos tienen que depender de un hijo muy joven para hacer cosasbásicas.

Isabel tiene una hija de cinco años. A veces le pide a su hija quetraduzca pero para la niña es muy difícil, y también es difícil para Isabel. Ella explica, “me siento más chiquitaque ella porque tengo que decir, oye ¿qué dice? Y ella me lo está diciendo”.  Sentirse más chiquita que una niña de cincoaños es algo muy difícil por una madre, pero al mismo tiempo es necesario parasobrevivir dentro de una sociedad en la que no se habla el idiomaperfectamente.

Las barreras al inglés por su trabajo y su papel dentro de la sociedad yla familia presentan muchos obstáculos dentro de la sociedad estadounidense. Sinel inglés, es difícil participar en la comunidad y en la escuela. También esdifícil navegar los sistemas de salud y los servicios comunitarios.

Las mujeres inmigrantes que no hablan inglés tienen dos opciones paravencer las barreras. Las dos opciones son difíciles. Una opción es encontrarmaneras alternativas para aprender el inglés, a pesar de las barreras. La otraopción es encontrar un modo alternativo de comunicarse, como el uso de otraspersonas como traductores.

 

* Sari Bilick es Licenciada porBard College en Sociología y los Estudios Latinoamericanos e Ibéricos. Elpresente artículo es parte de su trabajo final de graduación titulado “No Puedo: English as a Barrier and Barriers toEnglish Among Latino Immigrants”.


back to top

COPYRIGHT 2007
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Comentario: Para los que estén interesados en saber cómo funciona la acción ejecutiva del presidente Obama en materia de inmigración que anunció el 20 de noviembre de 2014, favor de leer la información publicada por USCIS, la agencia de inmigración federal, aquí: www.uscis.gov/es/accionmigratoria
Posted: 11/25/2014