add this print this page

Editorial

Cambios

October 2006
Desde que nacemos ya estamos cambiando. De no poder tenernos en pie, ni alimentarnos solitos, ni vestirnos ni nada, a poder hacer todas esas cosas y más. Con el tiempo, llega un punto que no crecemos más ―me refiero a la altura. Pero los cambios siguen apareciendo en la vida. El tiempo no es lo único que va pasando y nos va dejando con más arrugas, más panza y más recuerdos. Todo depende del cristal con que se mire. Tanto cambio suele ser positivo si aprendemos la lección. Pero ¿qué pasa cuando el cambio es más difícil de digerir? ¿cuando cambiamos de país, de una cultura latina a una cultura anglosajona, con lo que conlleva? Sí, el cambio también es positivo, vinimos para trabajar, o para estudiar, en definitiva para progresar y de a poco lo vamos logrando. Pero hay costumbres, maneras que son difíciles de dejar atrás y tampoco nadie nos pide que las dejemos, y sin embargo hay que adaptarse, acomodarse a lo que nos ofrece este país.

Un pequeño ejemplo se podría ver con la celebración del 12 de octubre. El Día de la Raza, como lo proclamaron muchas repúblicas latinoamericanas, o el Día del Genocidio, como también lo proclaman las diferentes naciones indígenas de Sudamérica. En Argentina, por ejemplo, el 12 de octubre es un día feriado donde todos, desde la escuela hasta la televisión, se hartan de hablar de Cristóbal Colón, que se pensaba que estaba en Japón, del marinero Rodrigo de Triana, que fue el que gritó “¡Tierra! ¡Tierra!”, y del famoso encuentro de dos mundos, de dos razas. Últimamente se decidió que el Día de la Raza era un término más bien racista, ya que raza hay una sola y es la humana, así que se optó por uno más políticamente correcto y preciso: Día de la Hispanidad. Claro, tiene sentido, ¡si al final casi todo el continente habla español! gracias a los Reyes Católicos españoles, Fernando e Isabel, que financiaron todos los viajes y las conquistas.

Esto que a muchos nos parece tan claro, en este país también está cambiado. Resulta que el día más importante es el 9 de octubre (o el lunes que coincida con el famoso 12) y se lo llama “Columbus Day”, es decir, el Día de Colón (sí, del que se creía que estaba en Asia). Y como según parece Colón era genovés, el Día de la Hispanidad, se transforma aquí en el día de los italianos que salen a desfilar por las calles de Manhattan muy alegres y campantes. No es que reniegue de esta costumbre, pero este mínimo ejemplo sirve para ver hasta qué punto es necesario comprender, quedarse con lo bueno de acá y de allá, despojarse de lo que no sirve, y seguir adelante, en cambio y crecimiento permanente. ¡Qué disfrute el mes de la Hispanidad!

 Mariel Fiori, Directora
 

 
back to top

COPYRIGHT 2006
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.