Usos y costumbres

MUJER AUTOSUFICIENTE II

July 2008

En el número anterior hablamos sobre qué es ser autosuficiente y qué beneficios tiene el serlo. Ahora nos enfocaremos en cómo lograr ser autosuficiente.

¿Cómo ser autosuficiente?

En varias ediciones hemos planteado que los seres humanos estamos conformados por 4 aspectos: físico, emocional, intelectual y espiritual.

 

Por lo tanto, creemos que para llegar a ser realmente autosuficiente es necesario lograr la autosuficiencia en cada uno de estos aspectos.

 
Autosuficiencia Física

Como recordatorio, el aspecto físico se refiere a todo lo material que nos conforma y rodea: nuestro cuerpo, ropa, vivienda, alimento y dinero.

 

Para lograr autosuficiencia física se requiere: salud física y un manejo inteligente de nuestro dinero.

 

Sobre la salud física existe un sinfín de información, como alimentación balanceada, ejercicio frecuente e higiene tanto corporal como del ambiente en el que vivimos, trabajamos y nos divertimos. Aquí sólo tenemos que recordar que no basta con conocer esta información, sino que necesitamos ponerla en práctica si queremos gozar de buena salud.

 

En lo que se refiere al manejo inteligente de nuestro dinero, las mujeres nos sentimos discapacitadas. Y no es falta de inteligencia, todas tenemos la capacidad necesaria. Sin embargo, se nos dificulta anteponer nuestro propio interés al interés de las personas que queremos. 

 

El mensaje que queremos transmitir aquí no es volvernos egoístas y dejar de ser generosas; sino más bien darnos a nosotras mismas en la medida que nos damos a los demás.

 

Ya que cuando logramos la autosuficiencia física, es decir cuando gozamos de buena salud y una situación financiera estable, somos realmente capaces de cuidar y apoyar a nuestros seres queridos. 

 
Autosuficiencia Emocional

El aspecto emocional comprende las emociones, los estados de ánimo, el nivel de energía o la pasión con la que se vive; y además incluye la parte social, nuestra relación con los demás. 

 

Para lograr la autosuficiencia emocional necesitamos repetir la receta anterior: amarnos en la medida que amamos a nuestros seres queridos.

 

Esto puede sonar demasiado sencillo, pero en la realidad no es fácil de practicar. La vida de las mujeres es un trabajo muy demandante: los hijos necesitan cuidados, la pareja necesita amor, los padres necesitan ayuda, el trabajo necesita nuestra energía, las amigas necesitan ser escuchadas. Y si a esto le añadimos  la casa que necesita ser limpiada, la ropa que necesita ser lavada, la comida que necesita ser comprada y preparada, no es difícil imaginar por qué siempre nos dejamos en último lugar.

 

El mensaje aquí es dejar de darnos a los demás y empezar a darnos a nosotras mismas para después compartirnos con los demás. Nuestro amor, nuestro tiempo y energía son algo valiosísimo que no debemos dar, sino más bien compartir con los demás.

 

Es importante que nos demos el tiempo para conocernos a nosotras mismas, para conocer nuestros ciclos naturales: saber cuándo es tiempo de dejar ir, cuándo es tiempo de resguardamos, cuándo es bueno comenzar nuevos proyectos y cuándo es momento de gozar el fruto de nuestros esfuerzos.

 

Necesitamos amarnos a nosotras mismas para dejar de ir en el asiento trasero y pasar a ser el conductor de nuestra propia vida. Cuando nos permitimos conocernos y amarnos, podemos conocer y amar auténticamente a los demás.

 
Autosuficiencia Intelectual

El aspecto intelectual incluye todas tus habilidades mentales: pensar, razonar, decidir, imaginar, soñar, expresar, crear, aprender y memorizar. Así como nuestros conocimientos y su aplicación.

 

La autosuficiencia intelectual implica responsabilizarnos del uso y aplicación que le damos a las habilidades mentales. Con responsabilidad queremos decir la capacidad que tenemos de responder. 

 

Resulta fundamental estar bien informada para poder responder por nuestros propios juicios, decisiones, sueños, acciones y creaciones. 

 
Autosuficiencia Espiritual

El aspecto espiritual no tiene nada que ver con lo que creemos, sino más bien con nuestro estado de conciencia; es decir con qué tan concientes estamos en que somos y formamos parte de una red de existencia interdependiente.

 

Por lo tanto, para lograr autosuficiencia espiritual es importante que nos demos tiempos de quietud, silencio y soledad – ya que en estos “espacios” podemos “reconectarnos” a esta red llamada VIDA. 

 
 

Esta conexión o estado de conciencia nos permite:

 

·        sentir la alegría que da el sabernos vivos, el sabernos uno con el universo, a la vez que tenemos una identidad individual. 

 

·        experimentar nuestra interdependencia con otros seres vivos, lo que nos conduce amarlos en lugar de juzgarlos. 

 

·        recordar que la VIDA nos dio una sola persona de la que necesitamos hacernos cargo, y somos nosotras mismas.

 

Por lo tanto, ser autosuficiente es no sólo un derecho sino una obligación. La autosuficiencia nos permite no sólo vivir, sino honrar la VIDA. 

 
 

Todas tus preguntas y comentarios los puedes enviar a delia.zarate@totallydelia.com



back to top

COPYRIGHT 2008
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Comentario: es excelente la autosuficiencia de las mujeres, me gustaría que se pudieran informar en esta web muy buena. http://belleza- mujer.cl/
Posted: 10/10/2012
Comentario: http://psicotecnopatas.com/index.php/2010/01/03/como-ser-autosuficiente/
Posted: 1/2/2010