Medio ambiente

Papel y pasteras: consumismo del Norte, impactos en el Sur

November 2007
Los grandes consumidores ya no producen su propia celulosa. En los últimos 15 años comenzaron a definirse zonas productoras de papel y pulpa. En su búsqueda de áreas con mejores condiciones climáticas y económicas, la industria se expandió hacia Asia y América Latina. Y Sudamérica se convirtió en un espacio "prioritario".
De acuerdo con el Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales, ese consumo excesivo "genera graves impactos sobre la vida de millones de personas en el sur": para el papel se necesita madera, proveniente de enormes monocultivos de árboles instalados donde la tierra es fértil y barata, la mano de obra menos costosa, se otorgan subsidios y apoyos estatales y el control ambiental es escaso.

El resultado es el mismo para cada país. "Latifundización y extranjerización de la tierra, concentración del poder, expulsión de la población rural, pérdida neta de empleos locales, agotamiento de suelos y recursos hídricos, pérdida de biodiversidad". Y el problema "se agrava aún más cuando se instalan fábricas de celulosa para exportación en la cercanía de las áreas plantadas, con los consiguientes impactos socioambientales".

Pese a las promesas de 'desarrollo' que acompañan a las plantaciones, los impactos no hacen más que agravarse a medida que se incrementa el área plantada, como se puede ver en los millones de hectáreas de plantaciones como Sudáfrica, Brasil, Chile e Indonesia. ¿Y todo para qué? "Para que la industria del papel pueda disponer de celulosa abundante y barata para seguir ampliando sus mercados y aumentando sus ganancias mediante la permanente invención de nuevas 'necesidades'", responde el World Rainforest Movement.

Las sociedades del Norte deben llegar a comprender que su estilo de vida -donde consumo ocupa un lugar exagerado- está afectando las posibilidades de supervivencia de personas con sus mismos derechos en otras partes del mundo. También deben entender que ese consumo desmedido está llevando al planeta al desastre ambiental, que ya se evidencia en el cambio climático, el agotamiento y contaminación del agua y la pérdida de biodiversidad, entre otros.

back to top

COPYRIGHT 2007
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.