“Cuando vine pensé que la gente iba a ser más fría”

Entrevista a Javier Crespo, maestro colombiano en el Valle del Hudson

February 2007
Javier Crespo-Ospino llegó de Bogotá a Estados Unidos en septiembre de 2001, a los 26 años y con título de licenciado en idioma inglés. Hoy está soltero, vive en Lake Katrine y es profesor de español en Ulster BOCES. Aquí cuenta sus experiencias pasadas y presentes.

Cuénteme por favor sobre su vida en Colombia

Crecí en Bogotá, la capital de Colombia. Es una ciudad muy grande. Tiene 8 o 9 millones de personas. Es una ciudad moderna en la parte norte, de estilo europeo en el centro, y en el sur hay mucha pobreza. Bogotá es muy cultural y artística. Hay muchas universidades y más oportunidades de trabajo que en otras ciudades.

¿Cómo es su familia?

Tengo tres hermanos. ¡A mi mamá le gustaba estar rodeada de hombres! (risas). Mi papá es una gran persona porque es muy tranquilo y muy feliz. Mi hermano mayor y mi hermano menor son atletas. Mi segundo hermano y yo somos profesores. Mi mamá es una artista de pintura al óleo. Mi papá no tiene profesión, fue comerciante.

¿Por qué decidió hacerse maestro?

Decidí convertirme en maestro porque siempre me ha gustado estar en contacto con la gente y ofrecer algo que pueda ser útil a la sociedad.

¿Por qué vino a los Estados Unidos?

Vine a los Estados Unidos por aventura. Quería mejorar mi inglés, y conocer el país. Conseguir empleo como profesor y poder conocer la cultura.

¿Tuvo dificultades cuando llegó?

Encontré muchas dificultades al principio porque las leyes son muy estrictas en este país pero tuve mucha suerte.

¿Cuál es su profesión actual?

Soy maestro de español y trabajo en una empresa creada con mi hermano con traducciones del inglés al español. Mi hermano es el traductor y yo soy representante de negocios.

¿Cómo proyecta su carrera en diez años?

Continuaré trabajando como maestro con muchos alumnos y viajando con muchos de ellos a países de lengua hispana.

¿Qué experiencias tuvo cuando llegó y qué extraña de Colombia?

Pensaba que la gente era más fría y que iba a tener muchos problemas por ser extranjero como las cuestiones de inmigración pero fui bien recibido en esta cultura. Extraño la comida de Colombia, los amigos y la familia. Los visito cada dos años. Estoy en Bogotá por dos o tres semanas generalmente. Estoy con mi familia, visito a mis amigos y salgo a bailar varias noches. Me gusta bailar salsa y merengue.

¿Cómo es su vida diferente ahora?

En los Estados Unidos tengo menos tiempo para visitar amigos o ir a fiestas, pero la vida aquí es más tranquila. Me gusta porque hay muchas oportunidades y el campo de la enseñanza es más seguro. También tengo la posibilidad de viajar a otros países con facilidad. Me gustó visitar Alemania y Grecia porque estoy aprendiendo alemán y me gusta la arqueología de Grecia.

 
 

*Seko es estudiante de español en Dutchess Community College con la profesora Gloria Ghedini.




back to top

COPYRIGHT 2007
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.