Viajando pero aprendiendo

El Programa de Educación Migrante del Mid-Huson

March 2007

Esta es la historia de las 2000 millas (3200 Km.) En promedio, hay 2000 millas entre usted y la fuente de comida en su plato. Además hay 2000 millas entre la patria de muchos trabajadores migrantes y sus trabajos en las fincas de Nueva York.

Por supuesto, los trabajadores ganan algo y pierden algo cuando viajan esta distancia. Si tienen suerte, traen a sus familias y ganan un sueldo más alto. Pero pierden la capacidad de comunicarse en la “lengua franca” y el conocimiento de los recursos ofrecidos por el gobierno.

Estos factores conspiran para hacer más difícil la vida de migrantes con hijos. Los padres tienen que trabajar durante el día cuando sus hijos deben estar en la escuela. Si pudieran llevar a sus hijos a la escuela, estos no entenderían a sus maestros. El gobierno de los Estados Unidos reconoció este problema que enfrentan los trabajadores migrantes, y en 1965 fundó una organización para responder.  

El resultado se llamó Programa de Educación Migrante, o según sus siglas en inglés MEOP. Como muchos programas federales, el apoyo monetario es reevaluado cada cuatro años por el congreso. Desde su comienzo, el congreso siempre ha decidido que hay una gran necesidad de MEOP. La directora y el coordinador de la sucursal local de MEOP, ubicado en la Universidad de Nueva York en New Paltz, esperan fervorosamente que el apoyo continúe.

En diciembre hablé Margaret Gutiérrez, Directora del Programa, y Dave Sokolove, Coordinador del Programa, ambos de la sucursal local. Me explicaron cómo funciona el programa, los desafíos que enfrentan y sus esperanzas para el futuro. Hablaban con mucho entusiasmo, a veces enterrándome con una avalancha de información. 

La vida en una finca, me dijeron, está llena de privaciones. Hay otros trabajos más estables, como en un restaurante o en la construcción, y los salarios allí muchas veces son más altos. El cambio de estaciones y las variaciones climáticas crean otras decisiones. Cuando llega el invierno hay que preguntarse ¿debo quedarme, o buscar un nuevo trabajo en el sur?, si hay una sequía, ¿debo esperar la lluvia o trasladarme? 

El trabajo de MEOP está formado por consideraciones como estas. Cuando los trabajadores llegan a las fincas, los representantes de MEOP buscan a los candidatos elegibles, una tarea intensa. El gobierno tiene requisitos estrictos de elegibilidad. Y los representantes oficiales usualmente no son los visitantes más bienvenidos en la puerta de la vivienda de un migrante. Muchas veces fueron confundidos por oficiales del servicio de inmigración, con resultados frustrantes.

La enseñanza de los hijos de los migrantes es el centro del programa. Los profesores y tutores tienen una obligación enorme, y pocos recursos con los que pueden cumplir con su misión. Primero, tienen que mejorar la competencia de los estudiantes en el idioma inglés. Es el obstáculo más formidable, porque la incapacidad de comunicarse en la lengua escolar puede bloquear todos los desarrollos siguientes. El factor que más limita es el tiempo: la duración de una tutoría es típicamente un año académico. 

 Algunos logros

Dentro de este periodo los tutores a menudo realizan mucho. Van a la casa de un estudiante hasta dos veces por semana. Se concentran en clases de ESL (inglés como segunda lengua) y si el estudiante asiste a la escuela, trabajan en la tarea de las clases. Frecuentemente los estudios son muy desalentadores. Se espera que los estudiantes cumplan tarea considerada incluso un desafío para hablantes nativos de inglés.

La adversidad no previene a algunos de alcanzar los niveles más altos de educación. Estudiantes que han hecho tutorías con MEOP han ganado ferias de ciencia, carreras deportivas, becas para la universidad, y ya tienen trabajos más avanzados de los que tuvieron sus padres. De vez en cuando la Sra. Gutiérrez y el Sr. Sokolove reciben llamados con mensajes felices de sus alumnos. 

Sin embargo, a pesar de las ventajas asociado con el programa, la utilización de este servicio en esta región ha bajado de 3.000 en 2001 a 800 en 2006. Esto es sorprendente a menos que se considere el destino de la agricultura, la base del trabajo de MEOP. De hecho, los incentivos para trabajar en una finca han disminuido en los últimos años. Muchas fincas han quebrado, porque super-fincas en otros países han empezado producir por el 80% de lo que cuesta en Nueva York.

Igualmente, el clima ha presentado problemas. Las enfermedades de las cosechas, aumentos en el precio de abono, las sequías y la putrefacción por la humedad han afligido a los granjeros. Combinado con más seguridad en la frontera con México, todo crea una situación donde hay menos trabajadores que en el pasado. 

Los empleados de la sucursal de MEOP en la Universidad de Nueva York en New Paltz esperan que las fincas en el Hudson Valley sobrevivan y prosperen. Animan a los consumidores a comprar productos locales, aunque tengan imperfecciones, y a los mercados a buscar productos locales, aunque no tengan el tamaño o brillo de un producto de China. 

Con un ciclo más autosuficiente, podemos conservar las fincas locales y también asegurar la ayuda de MEOP a los trabajadores migrantes. La agricultura y la educación, la renovación de las pilares considerados la base del sueño americano.      

 
 
 
Para más información:
 
MEOP, SUNY New Paltz

van den Berg Hall Annex
Room 353

New Paltz, NY 12561

Teléfono: (845) 257-2950
Fax: (845) 257-2953

 

Auspiciado por la Escuela de Educación de la Universidad de Nueva York en New Paltz, el programa MEOP apoya las necesidades educativas de los trabajadores agrícolas migrantes elegibles y de sus hijos en los condados de Ulster, Dutchess, Orange, Putnam, Rockland y Westchester.

 
Servicios:

Apoyo académico suplementario en la escuela
Apoyo académico en el hogar para estudiantes preescolares
Programa de alcance para adolescentes
Programa de alcance para padres
Defensa
Referencias comunitarias
Programas de escuelas de verano en los condados d Ulster y Orange




back to top

COPYRIGHT 2007
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.