add this print this page

Editorial

Caminos para la paz

June 2008

¿Después de tantas guerras y conflictos políticos cómo se hace la paz? ¿De qué manera se pueden evitar las tensiones entre estados, naciones y religiones? Hay muchos ejemplos de tales conflictos en la historia, pero veamos uno contemporáneo. En 2005 aparecen en un periódico danés doce caricaturas del profeta islámico Mahoma. Un diario iraní no tarda mucho en responder organizando un concurso para dibujantes que quieran burlarse del Holocausto. Estos incidentes obviamente pusieron en movimiento una serie de conflictos entre los palestinos y los israelíes que resultaron en muchas muertes e heridos.

¿Son estos conflictos necesarios y como podrían evitarse? Es muy ambicioso tratar de detenerlos, pero en un esfuerzo para aliviar la tensión, Cristián Ricci e Ignacio López Calvo empezaron un proyecto literario inicialmente intitulado Unidos por un idioma, cuyo título cambió a Caminos para la paz. La idea de este proyecto es de compilar una serie de textos literarios por autores israelíes e árabes, que tienen algo en común – la lengua española. 

Probablemente la mayoría de nosotros, encontrándonos en un país extranjero, hemos experimentado la fuerza con la que nos une el idioma. Enemigos u amigos en nuestros países, aquí en el Valle de Hudson hay un sentido de unidad para los hablantes del castellano. Es el elemento de identidad común que nos acerca. Por eso mismo, me parece que Caminos para la paz ofrece un dialogo que sin ser político puede conmover y avanzar hacia la paz.

En esta revista le presentamos uno de los cuentos publicados en la antología de Ricci y López Calvo, Los nombres de Allah, por el escritor ceutí Mohamed Lahchiri. El cuento sutilmente enluce la perspectiva árabe sobre el estudio de la religión islámica. Vamos a publicar otro cuento de la compilación en el siguiente número de La Voz, así que no se lo pierdan. Y cuando los lea, piense en la monstruosidad del conflicto israelí-palestino, y pregúntese si el conflicto armado es en verdad la manera de negociar. Si llega a una respuesta negativa, por lo menos, trate de evitar conflictos similares, aunque ellos sean a nivel incomparablemente reducido.

 

* La autora es asistente de redacción de la revista, estudiante de Bard College en la carrera de matemáticas y originaria de Rumania.




back to top

COPYRIGHT 2008
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Comentario: Como matematica...Querida Mona tu sabes que UNIO + UNIO = DIOS Y si ese "uno mas uno" es "codo a codo" y en un mismo camino para la paz el resultado sera vivir en un mundo feliz... GRACIAS por tu "granito de arena" en un mundo de cal...
Posted: 7/18/2008
Comentario: dios quiere , que encuentre un punto que los unas todo lo positivos que tienen que descubrir los pueblos para trabajar en paz
Posted: 6/22/2008