add this print this page

Columna legal

El derecho a la ciudadanía por nacimiento bajo la lupa

Por Deborah Suárez
November 2009
Cuando en los Estados Unidos se debaten los temas de inmigración surge la pregunta de quiénes tienen el derecho a ser ciudadanos. La desesperación de algunos políticos por buscar una solución a la inmigración indocumentada concluye que se deberían cambiar las reglas del juego, como negar la ciudadanía a las personas nacidas en Estado Unidos de padres inmigrantes.

A finales de mayo, el congresista Nathan Deal, republicano por Georgia, volvió a presentar la HR 1868, un proyecto de ley que negaría la ciudadanía a los niños nacidos en Estados Unidos de padres indocumentados y de inmigrantes temporales. También ha habido propuestas recientes para abolir este derecho en los estados de Texas y California por legisladores estatales que esperan avanzar un debate nacional hasta la Corte Suprema. Pero un paso semejante implicaría cambiar la decimocuarta enmienda de la constitución y no es seguro que el problema migratorio de los Estados Unidos se resuelva así tampoco.

Lo que dice la constitución

La decimocuarta enmienda de la constitución de los Estados Unidos está consagrada en la historia como el documento propulsor principal de los derechos civiles estadounidenses, pues garantiza la igualdad de protección ante la ley. Además afirma que todas las personas nacidas en los Estados Unidos tienen derecho a la ciudadanía estadounidense.

Esta enmienda de la constitución es esencial para la ciudadanía americana. Fue creada después de la guerra civil en respuesta a la discriminación contra los afro-americanos. Es importante no sólo porque garantiza la ciudadanía a todos los nacidos en los Estados Unidos, sino que es la base esencial de las leyes por los derechos civiles, como el derecho a votar, la igualdad de acceso y la protección contra la discriminación laboral.

El debate

Los ataques de los oponentes a la inmigración a esta enmienda son inconstitucionales y peligrosos por las tradiciones no democráticas de racismo que los americanos han luchado tanto en desmantelar. Algunos afirman que el derecho a la ciudadanía por nacimiento es un gran incentivo para los que están fuera de los Estados Unidos a entrar al país ilegalmente con el fin de dar a luz en el suelo estadounidense, asegurando la ciudadanía automática de sus hijos. Estos indocumentados esperan que Estados Unidos les brinde ciudadanía a ellos también, por el hecho de que sus hijos son ciudadanos.

Según Eric Ward, director nacional del “Center for New Community”, no hay razón para creer que eliminar el derecho a la ciudadanía natal sea efectivo en la disminución de la inmigración sin papeles. Hay escasez de evidencia que demuestre que obtener la ciudadanía americana es el único incentivo migratorio en los Estados Unidos. Muchos trabajadores vienen en busca de oportunidades económicas con la intención de regresar a su país natal.

 Alterar la parte referida a la ciudadanía de la decimocuarta enmienda sumaría a la redefinición de qué significa ser estadounidense. Según Margaret D. Scott, si eliminan el derecho de la ciudadanía por nacimiento, todos los padres estadounidenses tendrán que probar la ciudadanía de sus hijos a través de un intenso proceso burocrático, ya que los Estados Unidos no llevan un registro nacional de sus ciudadanos.

 Un informe del Centro Brennan de la Universidad de New York explica que más de 13 millones de estadounidenses adultos no podrían obtener documentos que prueben sus ciudadanías. La ciudadanía por nacimiento puede ser comprobada con el certificado de nacimiento, que es más fácil de obtener y es menos costoso. Si la ciudadanía por nacimiento es eliminada, los nacidos en el país perderán el acceso a probar sus ciudadanías. Y el gobierno tendrá que crear un registro nacional de ciudadanos, emplear miles de abogados y expertos en el campo de inmigración.

 El gobierno estadounidense debería pensar si los beneficios de este cambio serían mayores que el costo. Si se eliminara el derecho a la ciudadanía por nacimiento, ¿qué pasaría con las personas nacidas en el país cuyos padres no tienen autorización? Ya no tendrían derecho a ser ciudadanos y en vez de reducir el número de indocumentados, aumentaría ya que sería más difícil obtener un estatus legal en el país. 

 Para más información, visite www.immigrationpolicy.org y busque “birthright citizenship”


back to top

COPYRIGHT 2009
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Comentario: Para los que estén interesados en saber cómo funciona la acción ejecutiva del presidente Obama en materia de inmigración que anunció el 20 de noviembre de 2014, favor de leer la información publicada por USCIS, la agencia de inmigración federal, aquí: www.uscis.gov/es/accionmigratoria
Posted: 11/25/2014