add this print this page

El debate por el sistema de salud

Por Jenna Galka
October 2009
Una de las discusiones más grandes, constantes e interminables en el gobierno de los Estados Unidos es la asistencia médica universal. Los argumentos vuelan de izquierda a derecha con respecto a quienes proveerán cobertura médica y de dónde vendrá esta ayuda; si la asistencia médica es un derecho humano o un privilegio para los que pueden pagarla; y quién pagaría por un seguro médico para cada habitante del país.

Últimamente, muchas personas están de acuerdo con que un sistema de asistencia médica universal será lo más beneficioso, pero la pregunta es si el sistema actual, con sectores privados y públicos, no debería modificarse, o si debería cambiarse al sistema del pagador único (single-payer, en el que una sola organización del gobierno se encarga de recolectar y pagar los gastos médicos). El 8 de septiembre, miembros de la Unión de Debate de Bard College fueron a sus respectivos podios y discutieron a favor y en contra del sistema del pagador único.

¿Por qué este tema debería importarle? Le debería importar porque como miembro de la comunidad hispanohablante, usted puede sentirse excluido del sistema establecido por los que están en el escalón más alto del gobierno. Porque usted es un ser humano; y porque si puede pagar seguro médico privado o no, o se encuentra en el nivel de ingresos al que el gobierno le brinda asistencia pública, o si usted está entre los dos, usted debe ser tratado por cualquier enfermedad cuando lo necesite.

¿Cómo funcionará el sistema de pagador único?

En el sistema de pagador único, una pequeña parte del dinero que uno pagó en impuestos va a un fondo para asistencia médica, y por lo tanto cada persona que paga impuestos está cubierta por el plan global del seguro de salud. El plan sería financiado con un impuesto a las ganancias progresivo, y si bien no se ha establecido el porcentaje exacto que se aplicará, el impuesto australiano de asistencia médica no supera el 1,5% de los ingresos de una persona (mejor que el 30% conforme al sistema actual de los Estados Unidos). 

El seguro será portátil, lo que significa que será aceptado a nivel nacional. Por lo tanto, una persona no tiene por qué preocuparse si viaja o está fuera del área de su cobertura médica, porque todos los médicos tienen que aceptarlo. Hay competencia en este sistema porque los doctores compiten por los clientes, ya que, sus salarios dependen de la calidad del cuidado que brindan a sus pacientes.

El plan nacional es bueno para la economía del país porque existe una demanda por servicios de salud que es constante. Mientras que el plan privado es de las empresas que buscan maximizar sus ganancias (y todos sabemos como las compañías adoran su dinero). Además, con la opción del plan nacional, el seguro medico estaría presente en el 28% de los pequeños negocios de emprendedores que no pueden pagar por su propio seguro de salud privado.

Pero la parte contraria alegó que el sistema de pagador único crea un déficit enorme en la calidad del servicio de salud brindado, porque como todo es financiado por el gobierno, se sacará dinero de programas financiados por el gobierno, como Medicare y Medicaid. Además, el país está en una deuda tan severa que el dinero que se necesita para cambiar el sistema actual simplemente no existe. Otro argumento que se lanzó es que el sistema del pagador único creará un monopolio del sistema de salud. Porque no habrá necesidad de competir, los precios aumentaran y la calidad disminuirá. Esto ya está ocurriendo con las empresas privadas. La preocupación es si el gobierno mejorará esto, o simplemente empeorará la situación.

 ¿Y usted qué opina? Envíe sus sugerencias y comentarios a escribalavoz@yahoo.com

 


back to top

COPYRIGHT 2009
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.