add this print this page

Los hispanos de Poughkeepsie

Por Eva Woods Peiró
December 2018
Poughkeepsie cuenta una historia que arroja luz sobre la resiliencia de los inmigrantes
y las contribuciones invaluables de los residentes hispanoparlantes que llaman a esta ciudad su
hogar desde hace varias décadas.
En primer lugar, como miles de otras personas este pasado agosto, nuestras familias
asistieron a la Décima Guelaguetza Anual en el Parque Waryas con vista al río de Poughkeepsie.
En Zapoteca, guelaguetza significa “ofrenda”. Durante la temporada de recolección de maíz en
Oaxaca, México, comunidades locales y regionales se reúnen anualmente para compartir y
presentar sus actividades culinarias y artesanales. Hace diez años los inmigrantes comenzaron a
organizar un festival similar aquí en Poughkeepsie, ya que tenemos la población más grande de
personas de Oaxaca en el mundo fuera de Oaxaca, México. Este pasado 5 de agosto, el Festival
Guelaguetza fue una alegre y viva mezcla de música, comida, danzas, manualidades y todo tipo
de organizaciones que apoyan. El alcalde Rob Rolison anunció los comienzos de un proceso para
hacer de Poughkeepsie y Oaxaca ciudades hermanas.

Si escuchas las declaraciones de la Casa Blanca sobre los inmigrantes, quizás pienses que miles
de personas hablando español en un mismo espacio pueda ser una pesadilla de seguridad. Pero
cuando se les preguntó, los organizadores de la Guelaguetza dijeron que la policía no solo no
reportó ningún incidente, sino que la policía estaba extremadamente complacida por cómo
transcurrió el evento. A pesar de las altas temperaturas ese día y la cantidad de personas, fue
relajado, seguro y disfrutable. Llegaron familias de diversos orígenes, de la calle vecina y de la
ciudad de Nueva York y hasta México, convirtieron al parque Waryas en un modelo de espacio
cosmopolita y multicultural. Todo gracias a los muchos hispanoparlantes dedicados y sus
aliados.

En segundo lugar, hay actividades todo el año patrocinadas por nuestros latinos de Poughkeepsie
que mantienen pujante a la ciudad. Fundado en el 2002, el club de fútbol Latinos de
Poughkeepsie es una organización sin fines de lucro de voluntarios dedicada a proveerles a
alrededor de 75 niños de Poughkeepsie un fútbol asequible y competitivo. Tener a los niños
ocupados después de la escuela y los fines de semana, significa tenerlos seguros y enfocados en
la escuela. Para lograrlo, el club de fútbol ha estado manteniendo canchas en nuestros parques
públicos, a su propio costo, cortando grama, pintando las canchas y alquilando baños portátiles.
Otra iniciativa para el crecimiento de la comunidad manejada por latinos es la organización sin
fines de lucro Mid Hudson Aquatics que aspira a hacer que la destreza de nadar, que salva vidas,
sea un deporte accesible e inclusivo para estudiantes de familias de bajos ingresos. Habiendo
enseñado en la ciudad de Poughkeepsie por más de treinta años, la fundadora de Mid Hudson
Aquatics explica cómo el acceso a piscinas públicas mantenidas adecuadamente se ha convertido
en un lujo. Al igual que el club de fútbol latino, el club acuático ayuda a que nuestras piscinas
públicas estén mantenidas, a la vez que les ensenan a los niños una actividad que les permitirá
disfrutar de uno de los ríos más magníficos de este país, y que fluye a través de su propia
comunidad.

El alcalde Rob Rolison recientemente se reunió con estas dos organizaciones para analizar cómo
fortalecer las relaciones entre ellas y la ciudad. Pero estos servicios vitales a nuestra comunidad
deben ser reconocidos por todos los residentes de Poughkeepsie. De hecho, inmigrantes y sus
descendientes de todo el mundo contribuyen a la belleza de Poughkeepsie. Nuestros vecinos
chinos, caribeños, de medio oriente e italianos han agraciado esta ciudad al imprimir sus culturas
en los edificios que pasamos, la comida que disfrutamos y las comunidades que nutren.
Reiteradamente, nos olvidamos las extraordinarias contribuciones de los inmigrantes. En
nuestras vidas diarias, valoremos nuestras vibrantes comunidades y resistamos la criminalización
de inmigrantes, la separación de familias y la explotación de personas indocumentadas.


*Eva Woods Peiró es profesora de Estudios Hispanos en Vassar College.
*Eugenio López-Huerta, originario de Las Vegas, es estudiante de tercer año en Vassar,
especializándose en Estudios Mediáticos con concentraciones en Estudios Hispanos y Estudios
urbanos.
*Traducción y adaptación al español por María Hernández. Publicado originalmente en el
Poughekeepsie Journal.
back to top

COPYRIGHT 2018
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.