add this print this page
Encuentra en este laberinto el camino al belén de arte folclórico de Perú.<br /> 
Encuentra en este laberinto el camino al belén de arte folclórico de Perú.
 

Un burrito, un buey y un milagro

Por María Cristina Brusca
December 2017
Grandes y pequeños, de madera, yeso, terracota, cartón o metal; de colores suaves o brillantes... los belenes nos encantan con su serena alegría. Nos cuentan que en medio del frío, el desamparo y la pobreza puede ocurrir el milagro más grande: el renacimiento de la vida y el amor.
 
En los belenes (nacimientos o pesebres) vemos cómo San José y la Virgen María adoran al niño Jesús que está en un pesebre, y a un burrito y un buey que abrigan con su calor y aliento al recién nacido.

Los pastores, que han recibido de los ángeles la buena nueva, también se acercan con sus ovejas. Después siguiendo una estrella mágica llegan los tres reyes sabios con sus regalos: oro, incienso y mirra.

Muchos hispanos de todo el mundo conservamos la tradición del belén en nuestras casas; los encontramos en las posadas, participamos en belenes vivientes, andamos por los caminos de belenes y ¡hasta los entramos en concursos!

Seguimos una tradición milenaria, ya que el belén, la representación del nacimiento de Jesucristo en el portal de Belén, es uno de los temas más antiguos y habituales del arte y folclore cristianos.

A lo largo de los siglos cada cultura ha representado el milagro de la Nochebuena con sus características propias. En Latinoamérica hay belenes hechos con coloridas y alegres terracotas de arte folclórico; en Perú también se hacen retablos de belenes en madera pintada. En algunos, se han reemplazado el burrito y el buey por llamas y los personajes visten ropas típicas de pueblos americanos.
 back to top

COPYRIGHT 2017
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.