add this print this page
La patrulla fronteriza
La patrulla fronteriza

La Comisión de Dillingham: una historia de la inmigraciónn restrictiva

Por Anna Sones
December 2017
A mediados de noviembre un tribunal de apelación en California permitió que parte de la prohibición de inmigración de Trump tuviera efecto: el gobierno sí puede prohibir la entrada de personas que vienen de seis países de mayoría musulmana. Es otro titular más en la serie de legislación perjudicial a la inmigración del gobierno actual. Pero esto no es nuevo; las leyes de inmigración en los Estados Unidos tienen una historia larga y compleja de exclusión de inmigrantes. Gran parte de las leyes actuales se pueden relacionar con un proyecto realizado hace un siglo: la Comisión de Dillingham.
 
Al principio del siglo XX, la población de los Estados Unidos crecía vertiginosamente. La mayoría de la gente vivía en ciudades abarrotadas, donde proliferaban los disturbios callejeros y el miedo al comunismo. El asesinato del Presidente McKinley en 1901 sobresaltó al país. La gente buscaba un chivo expiatorio para el caos y así se propagaban el nativismo (o tribalismo) una ideología que pone primero los deseos de los que ya están establecidos. Entre 1901 y 1910, casi 9 millones de inmigrantes llegaron en los Estados Unidos, y se los culpó a ellos de todas estas crisis.

En 1907, el Presidente Theodore Roosevelt aprobó la Ley de Inmigración de 1907. Un componente clave de esta ley fue la Comisión de Dillingham, también llamada la Comisión de Inmigración de los Estados Unidos. Con el propósito de evaluar los efectos del aumento de la inmigración, tenía miembros de ambas cámaras del Congreso, varios representantes no elegidos y cientos de analistas y expertos en inmigración e industria. Algunos miembros tenían motivaciones políticas y otros no. En su artículo sobre la inmigración de esa época, el profesor del Instituto Levy en Bard College, Joel Perlmann, dice que había “una diversidad de opiniones sobre qué significaban las estadísticas raciales”.

Esta Comisión creó un informe monumental de 41 tomos. El tomo más famoso, el número cinco, El Diccionario de Razas y Gentes, utilizó categorías simplistas para recopilar una lista detallada de cada raza del mundo y sus características, e influyó la manera en que las razas han sido vistas por décadas. Según Perlman, el Diccionario “permaneció en uso por medio siglo completo” y “casi fue adaptado para el censo decenal de los Estados Unidos” ya que había una propuesta para utilizar las mismas categorías para definir razas; al fin se rechazó la propuesta.

La Comisión también se enfocó en la diferencia entre los “primeros inmigrantes” de Europa del norte y del oeste, y los “inmigrantes recientes” del este y sur de Europa y de cualquier otro lugar. Se asociaba a las personas del primer grupo con la religión y la cultura de los estadounidenses establecidos; normalmente de alta estatura y tez clara, protestantes y con familia o dinero al llegar al país. Por otro lado, los del segundo grupo solían no tener educación ni calificaciones, de costumbres y religiones ajenas, con poco dinero y de tez oscura. El informe se terminó en 1911 y concluyó que los “inmigrantes recientes” eran una gran amenaza para el bienestar del país, y por eso había que restringir su entrada. Esta medida es sorprendentemente parecida a las de hoy día, pero no fue la única.

En los años siguientes, se aprobaron varias leyes más de inmigración. En 1913 se creó la Oficina de Inmigración y Naturalización. La Ley de Inmigración de 1917 prohibió la entrada de personas provenientes de Asia del este y de las Islas del Pacífico. La Ley de Inmigración de Johnson-Reed de 1924 redujo aún más los cupos de inmigración y la Patrulla Fronteriza fue establecida el mismo año.

Mientras presenciamos la creación de una nueva época de leyes restrictivas y protegemos a la nueva generación de inmigrantes, debemos recordar que la Comisión de Dillingham no fue la primera instancia de una ley restrictiva y prejuiciosa hacia ciertas razas, y no sería la última. No fue el comienzo ni el fin de la discusión de inmigración en este país. Según Perlmann, “sigue en disputa la crucial importancia de las cuestiones raciales en la restricción de inmigración”. Pero lo importante de la Comisión de Dillingham es que reflejó claramente la posición del país hacia los inmigrantes durante esa época y que influyó en la dirección que tomaría en el futuro.

Lecturas complementarias:
-“Dillingham Commission.” Immigration to the United States, 2015, immigrationtounitedstates.org/462-dillingham-commission.html.

-Perlmann, Joel. “Views of European Races among the Research Staff of the US Immigration Commission and the Census Bureau, Ca. 1910.” Levy Economics Institute of Bard College, Jan. 2011 levyinstitute.org/publications/views-of-european-races-among-the-research-staff-of-the-us-immigration-commission-and-the-census-bureau-ca-1910

-Benton-Cohen, Katherine. Inventing the Immigration Problem: The Dillingham Commission and  Its Legacy. Harvard University Press, en preparación 2018.back to top

COPYRIGHT 2017
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.