add this print this page
Foto de Dahlia Bloomstone 
Foto de Dahlia Bloomstone 

Buen gusto

Entrevista a la poeta Lena Retamoso

De Lima al Valle de Hudson

Por Olive Kuhn
November 2017
Lena Retamoso es profesora visitante de literatura hispanoamericana en Bard College. Nació en Lima, Perú y emigró a los Estados Unidos en 2004 para estudiar en City College en la Ciudad de Nueva York. Recibió su maestría en español en 2006 y recibió su doctorado en literatura hispanoamericana de CUNY, también en la ciudad de Nueva York en 2017. Ahora en Bard, enseña dos clases: Las Percepciones de la Realidad en la Literatura Latinoamericana del Siglo XX, y Español Intermedio II. Además de enseñar, escribe; ha publicado dos libros de poemas, Blanco es el sueño de la noche (2008) y Milagros de ausencia, y sus poemas han aparecido en varias revistas, incluyendo Vox Horrísona (2013) y Memorias Festival de Nueva Poesía Poetas en Nueva York” (2011).
 
Olive Kuhn: ¿Cómo comenzó su interés en la literatura y la poesía?
Lena Retamoso: ¿Mi interés? ¿Consciente? [se ríe]. Mi familia no es, digamos, letrada. Es decir, claro, leen, pero tienen otros intereses. Yo nunca tuve acceso a una biblioteca, por ejemplo. El único libro que había era, creo que, el Fedón, de Platón. Era el único libro que mi papá no pudo vender. Vendió los demás libros para agenciarse dinero. Vendía libros de cocina y bíblicos, pero ese no. Tuve contacto con ese libro de pequeña, sin saber quién era Platón, sin saber qué era esa tradición, y me gustaban las imágenes que encontré, y me hizo reflexionar sobre el concepto de las abejas, por ejemplo. ¿Qué es una abeja? Si le quitas un ala, así no es una abeja, y si le quitas medio cuerpo, entonces queda el concepto de abeja. No entendía eso, pero me cautivó que se pudiera crear un mundo solo con el lenguaje, y desde ahí, pues, creo que despertó en mí un interés.

OK: ¿Cómo es su proceso de escritura? ¿De dónde salen las ideas, las imágenes?
LR: En mi caso, nunca es por un tema que yo quiera desarrollar de una manera estética. Es al revés. Llega una sensación o una palabra, o estoy leyendo algo que puede ser académico, o estoy viendo una película, y repetidamente algo conecta en mi ser y llega, y aparece una imagen… sobre todo en momentos cuando estoy sola, siento como ya, convoco a una atmósfera y suceden cosas. Y el azar. El azar para mí, como dice Borges, es como un dios. Porque cuando hace, suceden milagros. Vas por allí, más. Es una cuestión muy del instante. Pero tiene su orden, ¿no? Tiene su propia lógica.


OK: Qué papel tuvo su padre en sus poemas y su trayectoria artística?
LR: Bueno, no tengo este recuerdo vivo, pero hay un “cassette”. Yo tendría cuatro años, y mi papá, a pesar de trabajar mucho, se daba el tiempo de sentir. Después del trabajo, él llegaba muy cansando y me decía, “Cuéntame cosas. Cuéntame”. Entonces yo empezaba hablar de historias ilógicas, y él ya estaba durmiendo porque estaba muy cansado. Luego yo trataba de despertarlo y le decía, “Papá, ya para este cassette”. Y él decía, “No, no, tu sigue hasta que tú te canses”. Me gusta leer eso como un momento en el que yo, en esa materia todavía transita e inconsciente, y haciéndose consiente del tiempo y espacio, del ser infante y tratar de entender el mundo, sentí que él me daba ese espacio. Él me dijo: si quieres crear, el tiempo no existe.


Sin Título
Por Lena Retamoso

el sueño duerme
esta noche
en otra parte
                            
    el fuego arde
                            transparente
                            en el silencio compacto del hielo

la sangre fluye
sorprendida
de su propio desplazamiento
                           
    ayúdame,
                            reposando bajo la sombra de un árbol
                            he despertado con un fruto jugoso entre las manos
                            y mis dedos no pueden sentirlo
 
back to top

COPYRIGHT 2017
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.