add this print this page

Verso

Anochecer asunceno

Por María Etelvina Giménez de Cerdán
May 2015
La luna parpadea
entreabre sus ojitos
mezclándose entre gasas
en un atardecer amarillento- rojizo,
el sol bosteza cansado
de brillar intensamente
se va ocultando en el poniente.

Los pájaros duermen
todo está en silencio
estrellas tímidamente asoman
al principio titilan
en diáfano cielo
solo la mente, remonta vuelo.

Se encienden
mortecinas luces,
la ciudad se esconde,
los árboles parecen dormirse,
ladra un perro lejano,
el escenario está por abrirse.

Mirando los cielos
las primeras estrellas
hacen su aparición,
se dilata el corazón
brota la emoción
al poder contemplar
noche tan serena, singular.

Anochecer diferente...
otro sabor, otro disfrute,
se anidan sentimientos, sueños,
melancolía, recuerdos,
el ser se estremece, palpita
se tararea, se medita.

Noche en su esplendor
silencio en derredor;
de pronto...luciérnagas, grillos,
se sigue evocando
por tanta regalía
en esa quietud
¡gracias se van dando!



 
back to top

COPYRIGHT 2015
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.