add this print this page

Entender el proceso universitario para tener éxito

Por Jazmin Pichardo
May 2014
 “La verdad nunca creí que iba a ir a la universidad. Era algo que quería hacer, pero no sabía bien por dónde empezar”, dice Moisés, un estudiante carismático que cursa su último año en la Poughkeepsie High School. Moisés nació en los Estados Unidos, pero su familia emigró a Guatemala cuando era bebé. Regresaron hace siete años con la esperanza de proporcionarle un mejor futuro y oportunidades educativas. Sus padres no asistieron a la universidad y no sabían cómo funciona el proceso universitario en los Estados Unidos. Al igual que muchos padres de estudiantes de primera generación, ellos simplemente confiaron en los maestros, y especialmente en el consejero de la escuela para ayudar a Moisés a ir a la universidad. Pero eso no es suficiente.

 Lo que los padres no saben es que los maestros no están obligados a proporcionar orientación exhaustiva sobre el proceso universitario y por lo general están demasiado abrumados por las otras demandas de su trabajo como para asumir el rol de asesoramiento universitario. Y con los consejeros pasa algo similar. Antes, los estudiantes de secundaria acudían a los consejeros para que los ayudaran con la planificación universitaria y profesional. Los consejeros escolares se reunían regularmente con los estudiantes para discutir la selección de cursos que mejor los preparase para la universidad, diferentes opciones educativas, ayuda con el proceso de solicitud, y mucho más.

Hoy, sin embargo, los consejeros deben cumplir más funciones como cuestiones de disciplina o hasta prestar apoyo administrativo. Además de estas nuevas responsabilidades, trabajan con más estudiantes que antes. Los expertos recomiendan 100 estudiantes por cada consejero, pero en las escuelas secundarias de todo el país, los consejeros asesoran a un promedio de 265 estudiantes cada uno. Todo esto da como resultado consejeros con exceso de trabajo y con poco tiempo para sentarse a asesorar a los jóvenes. Así los estudiantes reciben asesoramiento de baja calidad.

Por otra parte, los estudiantes son cada vez más conscientes de la falta o baja calidad de la orientación que reciben. Según un estudio recientemente publicado por Agenda Publica, el sesenta y siete por ciento de los estudiantes encuestados les dio a sus consejeros una calificación pobre o pasable por ayudarles a decidir a qué universidad asistirán. En general, los encuestados dieron calificaciones igualmente bajas para ayuda con el proceso universitario, las opciones después de la escuela secundaria, y la ayuda financiera. Moisés comparte estos sentimientos acerca de su consejero, "Mi consejero en verdad no me conoce y no me ayudó con la búsqueda de escuelas o la aplicación de la universidad".

Gracias a esta falta de orientación, menos estudiantes, especialmente los estudiantes de bajos ingresos y de primera generación, toman decisiones mal informadas acerca de la universidad. Los adultos jóvenes que creen que fueron mal aconsejados tuvieron menos probabilidades de recibir ayuda financiera, fueron menos propensos a elegir una universidad basada en la reputación académica, y tuvieron más probabilidad de decepcionarse con la universidad elegida.

Comprender el sistema educativo

Uno de los mayores obstáculos que enfrentan los estudiantes de primera generación, especialmente los estudiantes latinos y sus familias, es la falta de conocimiento sobre cómo funciona el sistema educativo de los Estados Unidos. Los padres que inmigraron a los EE.UU. sólo conocen el sistema de educación en su país de origen o sólo tienen un nivel de educación primaria. Esto pone a los estudiantes de primera generación en mayor desventaja. Los estudiantes que vienen de familias en las que ir a la universidad es la norma tienen acceso a varias personas para ayudarles, incluyendo maestros, orientadores, padres y otros miembros de la familia. Los estudiantes de primera generación no tienen ese lujo. Entonces, ¿qué pueden hacer los padres para ayudar a su hijo a alcanzar su meta de ir a la universidad?

Una diferencia fundamental que deben saber los padres acerca del proceso universitario es que hay una diferencia entre los requisitos de graduación de la escuela secundaria y los requisitos universitarios recomendados. En el estado de Nueva York, cumplir con los requisitos mínimos para graduarse implica tener aprobados sus cursos y cinco exámenes estatales en diferentes áreas temáticas llamados Regents. Al aprobar un examen de ciencia, matemáticas, inglés, y dos exámenes de estudio sociales los estudiantes son elegibles para recibir un diploma de Regents.

Aprobar los requisitos mínimos de los cursos en la escuela secundaria permite a un estudiante conseguir su diploma, pero no lo prepara adecuadamente para sobresalirse académicamente en la universidad. Para estar lo más preparado posible, las universidades esperan que los estudiantes hayan tomado cuatro años de inglés, estudios sociales, matemáticas, ciencias, y al menos dos años de un idioma extranjero. Estos cursos también permitirán que el estudiante tome exámenes Regents adicionales, lo que les otorgará un diploma Regents Avanzado. 

Exámenes para recibir un diploma Regents

Exámenes para recibir un diploma Regents Avanzado

1 Ciencia

2 Ciencia

       Ambiente vivo (Living Environment)

       Ambiente vivo (Living Environment)

2 Estudios sociales

       Ciencias de la Tierra, Química, o Física

       Historia universal

2 Estudios sociales

       Historia estadounidense

       Historia universal

1 Inglés

       Historia estadounidense

1 Matemáticas

1 Inglés

        Álgebra

3 Matemáticas

 

        Álgebra

 

        Geometría

 

        Trigonometría


Además de mostrar que los estudiantes están preparados para la carga académica de la universidad, recibir un diploma Regents Avanzado podría ahorrarles dinero a los estudiantes y sus familias. Muchas universidades requieren que los estudiantes tomen exámenes de colocación para determinar cuáles son sus capacidades en diferentes materias. Los estudiantes que no califiquen para un curso de nivel universitario corren el riesgo de perder sus becas y pueden ser obligados a tomar cursos de recuperación que no les dan crédito universitario. Esto significa que van a tener que pagar por cursos que no les ayuden completar su licenciatura.

 

Encontrar apoyo en otra parte: los programas preparativos

Asegurar que los estudiantes estén preparados e informados acerca de la universidad no es tarea fácil. Con apoyo menos fiable disponible en las escuelas, ¿adónde pueden padres y alumnos buscar recursos para aprender sobre el proceso universitario? 

Moisés participa en un programa de preparación para la universidad llamado Exploring College de la Iniciativa para la Educación Urbana de Vassar College, para estudiantes de la secundaria de bajo ingresos en el Distrito Escolar de la Ciudad de Poughkeepsie y los pueblos vecinos. Cuando habla de los beneficios del programa, afirma Moisés, "Exploring College es una gran ayuda. Mi familia y yo no conocíamos el proceso de ayuda financiera. A veces pensé que ir a la universidad no iba ser posible o que mi familia tendría problemas por llenar los formularios equivocados. Pero los asesores me ayudaron con cada paso". El programa cumplió un papel importante en asegurar que Moisés aplicara a las universidades públicas y privadas que eran una buena opción para él. Antes de participar en el programa, Moisés sólo conocía las universidades públicas y no creía que ir a una universidad privada fuera algo que su familia podía permitirse. Ahora espera noticias de varias universidades privadas que le darán la ayuda financiera que necesita para poder financiar su educación.

Aunque Exploring College está limitado a servir 80 estudiantes cada año (veinte en cada grado), no es el único programa de su tipo en la zona. Upward Bound y Liberty Partnership Program son dos programas de preparación universitario fundados por el gobierno federal y estatal que ayudan a jóvenes de escasos recursos. Upward Bound sirve a los estudiantes de Poughkeepsie y Newburgh a nivel local, y también tiene capítulos en todo el país. Liberty Partnership Program también sirve a jóvenes en Poughkeepsie y en Kingston. Los tres programas han tenido éxito en ayudar a los estudiantes de primera generación a ingresar a la universidad.

 

¿Cómo pueden los padres ayudar a sus hijos? 

Preparar a los estudiantes para la universidad requiere mucho apoyo que no se limita sólo a la escuela. Inscribir a los estudiantes en un programa preparativo es una manera de complementar el apoyo que su hijo necesita para tener éxito. Pero si estos programas no están disponibles en su comunidad, los padres y estudiantes deberían educarse sobre cómo funciona el proceso universitario. Hay muchas fuentes confiables en la red como:

College Board En Español:   http://www.collegeboard.com/padres/

Educación a Tu Alcance: http://uofiparentprograms.illinois.edu/Feature%20Stories/Educacion_a_Tu_Alcance.pdf

 

*Entender el proceso universitario para tener éxito forma parte de una serie de artículos sobre el proceso universitario estadounidense en la revista La Voz. Para más información escriba a Jazmin Pichardo a japichardo@vassar.edu.


Copyright La Voz 2014 

back to top

COPYRIGHT 2014
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Comentario: Mi hija Daniela ba a comensar su higschool le he pagado clases de musica y baile desde los 3 anos a participado en las esculas publicas en obras yenla escuela intermedia en banda ahora quisiera saber como ayudarla para que sea una buna univercitaria quisiera encontrar la forma de ayudarla
Posted: 5/15/2014