add this print this page
Mariel Fiori, foto de Richard Renaldi
Mariel Fiori, foto de Richard Renaldi

Lo barato sale caro ¿y?

Por
May 2014

Seguramente alguien le dijo alguna vez que “lo barato sale caro”. O tal vez se dio cuenta sin ayuda de nadie, después de haber comprado cualquier producto de mala calidad, pero a un precio baratísimo, que tuvo que salir a comprarle un reemplazo en cuanto se le descompuso ¡y eso que lo usó solamente dos veces y con bastante cuidado! Un amigo siempre me dice “somos tan pobres que no podemos permitirnos comprar barato”. Justamente se refiere a esto de que si el artículo en cuestión hay que comprarlo varias veces, al final de cuentas, es mejor pagar un poquito más por algo que tendrá más vida útil y que sólo compraremos una vez. Y eso lo recomiendo por experiencia propia, como me pasó con un electrodoméstico que tuve que comprar tres veces. La tercera vez aprendí la lección y compré el de mejor calidad, y mayor precio ―algo que debí haber hecho la primera vez y me hubiera ahorrado bastante dinero.

Está bien, lo barato sale caro ¿y? se preguntará. Pues yo creo que si tomamos conciencia de esto en un aspecto más amplio, tenemos que pensar también ¿dónde es que hacemos la mayor parte de nuestras compras? ¿Le compramos a una compañía que tiene miles de tiendas en todo el país, o a un negocio local? ¿Comemos en una cadena de restaurantes cuyos dueños no viven ni conocen a nadie de por acá, o vamos al lugar hispano que acaba de abrir después de un gran esfuerzo? Comprar y consumir a nivel local, es decir, a comerciantes que viven entre nosotros, no es un acto de caridad, sino que es otra vez el concepto de “lo barato sale caro” con un nuevo enfoque.

Y es que los números hablan por sí solos. En un estudio regional reciente (Indie Impact Study Series 2013-14, de Civic Economics, http://goo.gl/eyYGww) se encontró que los comerciantes independientes locales circulan cuatro veces más dinero en la economía regional del Valle de Hudson, que las grandes cadenas. Según este estudio, si todos nosotros, los habitantes del Valle del Hudson, cambiáramos un poquito nuestros hábitos de consumo, específicamente si movemos un diez por ciento de nuestras compras a nivel local, la economía regional se quedaría con $475 millones más cada año.

La recientemente creada organización Re> Think Local entrevistó a comerciantes de los condados de Dutchess, Orange y Ulster. Se les preguntó por sus prácticas comerciales, y en particular sobre la distribución de los ingresos a través de ciertas categorías de gastos, como ganancias, salarios, adquisiciones y donaciones a caridad. Estudios similares se vienen haciendo en todo el país y siempre se ha encontrado que los negocios independientes son más beneficiosos para la comunidad que las grandes cadenas.

Y es que cada dólar extra que se recircula en la economía local produce más trabajo para los residentes, más ingresos de impuestos a los gobiernos locales, más inversión en distritos comerciales y residenciales, y más ayuda a las organizaciones sin fines de lucro. Imagínense nada más qué pasaría si fuera un cuarto de nuestras compras, o más, las que hiciéramos en comercios locales independientes, ¡todo el dinero que quedaría en nuestra comunidad! para generar más trabajos y prosperidad para todos. Cerrarían menos negocios, menos personas se irían del área, habría más oportunidades para todos. En algunos casos también, consumir productos frescos locales le ahorra el distante y contaminante transporte a nuestro planeta, además de ayudar a la economía local, comerciantes y residentes por igual. Esto es lo que algunos llaman triple rentabilidad (o triple bottom line en inglés), en la que se buscan ganancias para el negocio, la comunidad y el planeta Tierra (el único que tenemos, por si no lo sabía).

Por todo esto digo que comprar local no es un acto de caridad, sino que es una manera de repensar el viejo adagio “lo barato sale caro”. Es hora de tomar conciencia de todo lo productivo que nuestras acciones, con nuestro bolsillo incluido, pueden hacer por nuestra propia comunidad.

 

Mariel Fiori

Directora

COPYRIGHT LA VOZ 2014

back to top

COPYRIGHT 2014
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.