add this print this page

Recurso

¿Qué quiere decir “empower”?

Por Ricardo Enrique Murillo
October 2013
Presento el término “empower” como una propuesta a toda persona blanca o de color, hombre o mujer, migrante o no, que haya sido víctima de la desigualdad, de la explotación y de la violencia: “empower” es la antítesis del miedo, pero dejar aquí la explicación de su valor sería simplificar en extremo lo arraigadamente complicado.

El Rissho Ankoku Ron

Un pueblo es como su gente y su gente es como el pueblo. No se puede esperar que un pueblo sea ordenado y exitoso si su gente es desordenada, ni lo contrario. Para prueba están muchos de nuestros pueblos latinoamericanos.

El Rissho Ankoku Ron, ese tratado japonés que en español se titula “Estableciendo la paz sobre la tierra” dice que así como el individuo está sujeto a la fuerza de su karma lo están también un pueblo y un país porque el karma es individual y colectivo.

La tierra, pues, tiene el karma que con nuestros pensamientos y nuestras acciones hemos venido acumulando. Nuestras acciones y sus efectos, querámoslo o no, están interrelacionados.

El Rissho Ankoku Ron dice que la crítica malsana, la murmuración y las acciones irresponsables provocan desde la inestabilidad social hasta las catástrofes e invasiones. Imperios y naciones se han derrumbado por sus propias equivocaciones.

¿Quién de nosotros desea llevar las consecuencias a tales extremos? Por supuesto que nadie. Más bien queremos revertir cualquier indicio de fracaso para tornarlo en estabilidad, felicidad y éxito, pero difícilmente lo logramos.

Empower

En inglés existe el término “empower” que, por no tener traducción literal a nuestro idioma, merece una explicación clara. Algunos lo traducen como “empoderar” porque el vocablo se deriva de la palabra “power” o “poder”. Sin embargo, la traducción es insuficiente, porque “to empower” equivale a liberar, a transformar, a impulsar a la acción con el fin de que la persona afectada por sus propias limitaciones y temores alcance la autonomía definitiva.

Me consta que la gente de nuestros pueblos tiene el poder de decisión para cambiar lo que se proponga. En circunstancias adversas, a lo largo de la historia, ha demostrado su integridad y su su valor. La integridad y el valor son cultivables.

En ese sentido al concepto “empower” le llamaríamos aquí libre determinación reforzada con ese valor que se asemeja a una corriente de agua intermitente, como un río irrefrenable que limpia su cauce con aguas nuevas.

Repercusiones del verbo “empower”

Para el budismo japonés las situaciones problemáticas son, en realidad, benéficas si la persona se forja el propósito de cambiarlas. Cambiar “el veneno en medicina”, dice uno de sus tratados, y hoy en día muchas personas de los países equivocadamente llamados tercermundistas, como Brasil, Venezuela y México, están transformando sus vidas mediante la disciplina que adquieren al entonar a tardes y mañana la oración Nam-Mio-Jo-Renge-Kio.

Para comenzar, ¿debe alegrarse la persona con sus problemas? Las religiones cristianas promueven la resignación ante lo irremediable; jamás la alegría. Qué raro. Pareciera que el budismo comulgara con el masoquismo (“no pain, no gain”), pero no, más bien se trata de que el nuevo adepto a esta filosofía alcance la iluminación y la sabiduría a través del aprendizaje que le dejan las dificultades superadas.

Por supuesto, todo ser humano tiene una noción de lo que es la ley de causa y efecto, pero ese conocimiento natural debe ponerse a prueba, sobre todo cuando, por miedo o por costumbre, la persona insiste en actuar equivocadamente.

Conclusión

El Rissho Ankoku Ron, aunque escrito hace más de 700 años, sigue siendo un tratado novedoso porque dice que las causas negativas tienen, a menudo, su raíz en las tradiciones, en los dogmas y en los mitos y nada de lo que se escribió antes, ni de lo que se ha escrito después, ha dado tanta luz sobre este asunto del empoderamiento. Una vez que se entiende y se asimila, aseguran algunos migrantes que han puesto a prueba esta práctica en Miami, en Chicago, en Denver y en Los Ángeles, no sólo es posible superar problemas domésticos y crisis anímicas: sus vidas mejoran en todas las áreas. Con sólo entonar Nam-Mio-Jo-Renge-Kio unos minutos diarios logran ir de lo ordinario a lo extraordinario.

Fuentes para un mejor entendimiento de este tema:

Sitio oficial de internet:

www.sgi-usa.org

Cómo entonar la frase Nam-Mio-Jo-Renge-Kio:

www.youtube.com/watch?v=hW-liLGL8i0&feature=c4-overview-vl&list=PLY61xqKoCKarJRkV19AGVvziNYNs3mHZ

Algunos ensayos cortos:

www.daisakuikeda.org/es/filosofo-el-buda-viviente.html 



La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson
back to top

COPYRIGHT 2013
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.