add this print this page
Warwick en el invierto. Foto de Enrique Murillo.
Warwick en el invierto. Foto de Enrique Murillo.

El sueño obstaculizado de un inmigrante

Por
April 2013

Casa 

Casa. Vivir en el paréntesis. Vivir en el mientras tanto.

En la cuerda extendida y horizontal.

Entre dos puntos. 

-Poema encontrado en el blog de Letras Libres

Es marzo, el cambio de clima se avecina y los trabajadores hispanos se preparan para iniciar otra temporada de trabajo en los campos, en la obra y en los restaurantes de Valle Hudson.

El historiador Richard Hull estima que tan sólo en Warwick hay 1000 hispanos que laboran al menos parte del año y que algunas familias ya han se han establecido en el pueblo de manera permanente.

Warwick es un pueblo pintoresco asentado en un área mayormente agrícola, localizado a 90 millas al norte de la ciudad, colinda con el estado de Nueva Jersey y hay unos 80 ranchos que lo circundan.

Los patrones les pagan poco, les niegan seguro médico, pero los migrantes logran mejorar sus condiciones de vida cuando regresan a sus lugares de origen trabajando jornadas de 10, 12, 14 y hasta 16 horas y moderándose en sus gastos.

Sin embrago, para José Luis, un emigrante de 47 años, procedente de Morelos, el cumplimiento de la meta que se trazó hace seis años, de enviar remesas a su familia, sigue siendo un reto. En noviembre de 2010 le detectaron una infección que le surgió como inflamación en la parte superior de la pierna izquierda. Al principio no le dio importancia al problema. Jamás pensó que le iba a empeorar. Tuvo que solicitar atención médica en una clínica rural y un doctor hispano se ofreció como voluntario para hacerle una colostomía de emergencia con el equipo del hospital de Warwick.

El procedimiento consistió en desviarle el intestino (que le cortaron) mientras le sanaba el recto. Pasó en cama varios meses, sin poder moverse, esperando que su condición física mejorara para comenzar a trabajar nuevamente.

Le urgía ver a su esposa y a sus hijos. El doctor le dijo que volviera en cuanto le sanara el recto para hacerle unos análisis y la reversión del intestino. José Luis estima que el intestino le sanó hace más de un año, pero, a falta de seguro médico, no le han normalizado el intestino y sigue usando parches y bolsas para defecar que ascienden a 130 dólares mensuales.

Además, durante la primera operación le detectaron diabetes, se enteró de que tiene colesterol y presión alta. Con todos estos problemas, la gente se imaginará a un hombre abatido por la tristeza. Sí está preocupado, pero trata de darle al mal tiempo buena cara. A diario toma pastillas para controlar las tres enfermedades. Sigue la dieta que le recomendaron en el hospital y asiste al grupo de diabéticos de la clínica El Alamo. Comienza sus días chequeándose el azúcar. A veces camina. Dice que desde que le pasó esto se ha convertido en lector.

Él, como muchos migrantes, cruzan la frontera y llegan a lugares donde viven sus familiares que los antecedieron en el viaje. José Luis se muestra agradecido hacia sus hermanos porque lo han estado apoyando todo este tiempo. Dice que no sabe qué hubiera sido de él sin ellos.

Ahora que ve a sus coterráneos llegar al Valle de Hudson dice que se siente listo para trabajar en un restaurante donde no se requiera levantar tanto peso, pero teme que los patrones, al verle la bolsa, le digan que no hay trabajo. Esta misma situación lo ha privado de volver a México. 

José Luis es una persona resignada. Dice que le gustaría ir a ver a su familia este año. Supuestamente no trabaja, pero en realidad no ha dejado de trabajar en trabajos temporales que le ofrecen y por los que le pagan el dinero que usa para comprar su medicamento. Su meta sigue siendo la misma: trabajar tiempo completo, enviar remesas a su familia y ahorrar todo lo que pueda para ir a que lo operen allá, porque aquí ya le dijeron que sólo lo atienden en emergencia.

 

*Ricardo Enrique Murillo es licenciado en ciencias políticas, cursó la maestría en relaciones internacionales especializándose en historia, política y tratados de los países asiáticos. Actualmente escribe para varias publicaciones y radica en Warwick, Nueva York.

 


LA VOZ, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudsonback to top

COPYRIGHT 2013
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.